Observaciones a las elecciones del Colegio de ingenieros de Venezuela

¡Qué tal, camarada! Qué vaina con esta eterna lucha contra las fuerzas del mal. El Diablo sigue dominando. Lo último el absurdo, en realidad sin nombre, asesinato del brillante Robert Serra, sacado del camino por su claridad mental, su voz y su compromiso con el pueblo

En verdad, y que me perdone quien tenga que hacerlo, que quisiéramos que los atraparan y que el castigo, no tuviera que ver con la justica legal, sino que muy a lo legendario, a las mafias, permitieran que cada venezolano le diera una punzonada a los monstruos.
La guerra en contra de los procesos revolucionarios, en especial el nuestro, ha arreciado al máximo.

Por suerte Chávez armó de conciencia, con apoyos tangibles e intangibles, a gran parte del pueblo que es quien nos da el respaldo suficiente, y Maduro responde a la seguridad de continuar con el legado de Chávez, si no estaríamos jodidos.

Complementaré un artículo que escribí sobre las elecciones del Colegio de Ingenieros.

ALGUNAS REFERENCIAS HISTÓRICAS CERCANAS
El Colegio de Ingenieros de Venezuela por años no ha cumplido con las funciones gremiales que deberían ser el “sur” de su cometido. O sea, atender, defender, a cada uno de sus agremiados casi como un sindicato. Siempre sus actuaciones estuvieron sujetas a las determinaciones políticas del bipartidismo consensuado de ad-copey que prefería que muchos colegas fuesen vilipendiados, desplazados, maltratados por empresas o jefes en empresas del Estado sin derecho a la defensa.

Caso de la Industria Petrolera donde la mayoría de mano de obra profesional estaba en gente de otras nacionalidades, técnicos inclusive que hasta daban órdenes a los pocos ingenieros venezolanos, irrespetando niveles profesionales y nacionalidad en nuestro propio territorio y el CIV ni se preocupaba.

Recordamos unos pasos nuestros por el Criogénico de JOSE, sus inicios, donde los planos, las conferencias para las licitaciones, las reuniones, etc. todas era en inglés. Caso específico, donde estuve presente, la licitación del Muelle, el primero, y por vez primera convocaron a una de nuestras grandes empresas de obras acuáticas, Precomprimidos, y al finalizar la introducción en inglés, el destacado ingeniero Juancho Otaola, su presidente, pidió la palabra y dijo, más o menos: “es la primera vez que asisto a una licitación en mi país, en Venezuela, y todo es en idioma extranjero, en inglés”. Los ingenieros venezolanos de la Industria, solidariamente con el Proyect Manager y otros, gringos, se vieron las caras. Resultado: eliminado de la licitación.

Y nada que se contaba con el CIV. Además, la licitación estuvo amañada, pero es muy extenso para acá. Regionalmente, en Anzoátegui, en una oportunidad alguien presentó una queja en el CIANZ y, coincidencialmente, al presidente de turno la “Industria” le dio un contrato para la construcción de una cerca.

En muchos otros organismos del gobierno las condiciones ambientales de trabajo de los ingenieros no eran cónsonas con las normas de comodidad mínimas. En algunos casos, no todos, espacios sin adecuadas ventilación e iluminación, muebles deteriorados, equipos desfasados, sanitarios en mal estado, etc. Para trabajos al interior, inclusive fijos, utilizando nuestro propio vehículo para el traslado unas cuantas monedas por kilómetro recorrido y completando el viático con una asignación básica que permitía pagar una sencilla habitación y comida.

Las empresas inspeccionadas, más las extranjeras, les daban (o dan) a sus ingenieros y familias las condiciones adecuadas para una vida cómoda, con todos los servicios y recreación.

Y el CIV nunca dijo nada. Pero su Presidencia servía de escalón para un cargo político relevante o para Ministro o presidente de Instituto.
De los ingenieros, no menciono arquitectos por desinformación, que tenían la suerte de ser seleccionados en su sitios de empleo para realizar post grados, maestrías, etc. pocos al regresar tuvieron la oportunidad de desarrollarse con ellos y adquirir relevancia porque, simplemente, no evaluaban su conocimientos.

Es más, con contadas excepciones, los cargos gerenciales o de direcciones regionales, etc. dependían de la aproximación política del colega, muchos sin la debida capacidad técnica y mucho menos gerencial. Por eso, no se asombre cuando vea o le presenten a alguien de esas fechas, con sus excepciones, cuando le digan: “el ex ministro tal, el expresidente de tal Instituto; el exdirector de” Puros cargos por política. Entre ellos para negociados.
Y había injusticias, vejámenes, en el trato con los ingenieros y el CIV nada.

El CIV ha tenido tan mala reputación gremial que por períodos no quisimos incorporarnos a los procesos eleccionarios, salvo en contadas excepciones cuando algún colega aseveraba: “éste si va a mejorarlo”, y luego, nada de nada.
Eso sí, siempre con algunas excepciones, para sus presidentes y algunos más, pantallería, facilidad en opiniones mediáticas, ventajismos para el arribismo dirigencial político y, aunque compartiendo, para obtención contratos.

PANORAMA DONDE SE DESENVOLVIÓ EL PROCESO
Luego de varios intentos de amañamiento de las elecciones, con toda la experiencia en ese campo, los representantes de la MUD (Plancha 7) se prepararon para la presente elección con suficiente antelación (más de dos años), y entre tantos absurdos está el que siendo un organismo técnico evitaron la automatización del proceso electoral para su transparencia y agilización.

El tiempo político social cuando realizamos estas elecciones está signado por un gran descontento colectivo debido al terrible desabastecimiento de variados insumos para el consumo familiar, que todos conocemos, y por supuesto gravita negativamente en cualquier proceso que se efectúe en estos meses, con mayor fuerza en una elección entre profesionales, con una concepción egoísta, partiendo de que son parte de la clase media que no ha sentido, o no ha querido reconocer, las acciones para mejorar la vida de las clases populares que bien realizando la revolución.

Además son las principales víctimas de envenenamiento y contaminación por la guerra mediática permanente y por años, así como por la guerra económica agresiva a la que nos han sometido, inclusive la adquisición de dólares, los pasajes al exterior, y todo lo demás requerido para sus excesos de consumismo al cual están acostumbrados y dicen merecer.
Pienso que es también cuestión de falta de conciencia, de solidaridad con las clases populares.

Entonces, vieron en las elecciones una oportunidad más para derrotar al chavismo considerándolas como otra batalla en contra del castro-comunismo. Ridículos apátridas.
Así como por todos los medios no han permitido que cambie el país para un bien colectivo, instalando el odio, con ésa su concepción politiquera no permitieron que pudiésemos iniciar un proceso de adecentamiento gremial a favor de todos los agremiados, con mayor énfasis en los jóvenes de cara a la formación y preparación para afrontar exitosamente el Plan de la Patria.

El Movimiento Bolivariano de Ingenieros Arquitectos Revolucionarios, MOBIAR, plancha 4, desarrolló en poco tiempo, par de meses, con diligencia y eficiencia que debemos reconocer y aplaudir, un esquema de información para hacerle entender a nuestras y nuestros colegas el porqué de la necesidad de cambiar un CIV, y en nuestro caso provincial un Centro de Ingenieros del Edo. Anzoátegui, CIANZ, que ha hecho casi nada por sus agremiados.
Durante la campaña no estuvimos vistos como gremialistas agrupados en una tendencia política sino como chavistas que le querían poner la mano al CIV y por ende “no se lo permitiremos a esos comunistas”. Lo cual será una eterna lucha.

Pero, entre tantas cosas, nos topamos con un universo inscrito que primero no cree en el CIV y, por otra parte, de segundo lo más triste, es que más del 60% de los profesionales de la ingeniería y la arquitectura que trabajan en los organismos del estado, directamente y muchísimos favorecidos con contrataciones, o contratos con empresas, o que prestan servicios diversos, en especial en Pdvsa, son de oposición.

Tan es así que no se cree en el CIV, sino que se sabe es un medio adeco por su presidente y la MUD, que en el gobierno no advirtieron al presidente Maduro que el importantísimo Congreso Internacional de Arquitectura e Ingeniería, con convocatoria nacional, coincidió con las elecciones lo que, además, le debe hacer entender a los colegas que no nos respaldaron que nuestra acción estaba alejada de la política rancia y sí hacia la verdadera acción gremialista.

Luego, así como al equipo MOBIAR, presentaremos algunas propuestas.

¡Vivan Chávez y Maduro ¡ ¡Un gran aplauso para Robert!
¡Y el c.d.m. a todos los que callan y se regocijan con su asesinato!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3265 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor