Robert Serra, Mónica Spear y la Lógica de la Muerte en la MUD

Cualquiera muerte natural o producto de la violencia debe lamentarse. Así lo entiendo y así deberíamos entenderlo. Sin embargo, las cosas o situaciones son ligeramente relativas. Hay voces y personajes que la muerte y la violencia parece angustiarlas, pero es únicamente apariencia.

Una vez ocurrido el asesinato de Robert Serra y su compañera, pude leer en las redes sociales algunos twitter, que por el estilo y el sentido del mensaje se supone que provienen de un opositor. Los mensajes en cuestión, más o menos "argumentaban" que si Mónica Spear murió en acto de violencia; cuál era el problema que le pasara lo mismo al camarada Robert Serra.

En otros mensajes leí algo peor y un "Pelo" más irracional. Por el sentido del mensaje, seguramente la idea surgió de una "humanística" mente opositora. El mensaje decía más o menos, que frente a este asesinato; el gobierno actuaría más diligentemente. Trataba de convencernos, que hay ciudadano de primera y ciudadanos de segunda y ese mensaje cala y cala en personas extremadamente fanáticas y ciegas por el odio.

Este mensaje proviene de personas que son parte de la cultura de la muerte aunque se vean muy educaditos. En esta oportunidad y con hechos, pretendo demostrar todo lo contrario. Tratare de sostener, que precisamente estos señores que reclaman o vociferan un trato desigual, son precisamente los que se han beneficiados de toda esta impunidad y trato de primera para ellos. La justicia para ellos es parte de su capricho.

Se lamentó la muerte de Mónica Spear. Fue y ES MUY LAMENTABLE ese hecho. Ya hay decisión sobre el caso y hay personas detenidas. Pero esto no permite describir o poner en claro que para los opositores hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda.

¿Lamentó La MUD y sus seguidores la muerte de 12 personas, después de Capriles ordenó "descargar duro su arrechera"?. Esa descarga de arrechera dejó en situación de luto a 11 o doce familias venezolanas y la oposición no supo y no pudo ni lamentar ese hecho. Con las pasadas guarimbas, 49 familias venezolanas perdieron un ser querido y estas muertes (incluyendo los degollados) fueron perfectamente planificadas para crear caos, miedo y dar pie para tumbar el gobierno. Estas familias para los opositores no eran ni de segunda. Para ellos, esas vidas carecían de importancia.

Antes de todo esto, conocimos de las muertes que se produjeron el 11-A y estas muertes, antes de producirse, fueron previamente grabadas para luego anunciarla como un factor para desencadenar y justificar el golpe de Estado. Estos venezolanos y venezolanas que perdieron la vida por estos hechos no tenían ningún valor. No era ni de primera ni de segunda. Murieron porque sus muertes fueron planificadas como un ingrediente para crear caos.

Así que este discursito de exponer que si a Mónica Spear la mataron, no hay problema con la muerte de Robert Serra, no deja de ser una señal mucho más angustiante y peligrosa que la propia violencia que acabó con estas vidas y con otras, que para esta MUD y sus seguidores poco han importado. Tras este discurso, hay una violencia mucho peor. Aunque aparentemente provenga de gente con corbata y todo, esta señal o esta manera de "razonar" son tremendamente peligrosas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7149 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a195993.htmlCd0NV CAC = Y co = US