Chávez siempre Chávez, el efecto Giordani y el nudo gordiano

Cómo se nota que nos hace falta la presencia del Comandante Eterno Hugo Chávez, es innegable que este momento histórico después de algo más de un año, trascendió lo permisible de las críticas y/o las contradicciones en nuestra revolución que está en el ojo del huracán del verdadero enemigo que es el imperio.

Si existen equivocados que fueron consagrados en el pasado –que los hay-, si hemos llegado a ver salta talanqueras porque no estén de acuerdo –lo sabemos, empezando por Luís Miquilena-, o hay retractiles que también hacen leña del árbol caído –los disfrazados que se han aprovechado-, que carajo importa todo esto si con el Gigante también lo vivimos y lo supimos superar con la grandeza y sabiduría que caracterizaba a Chávez en todos los momentos adversos, recordemos cuando dijo en la reforma constitucional que habíamos perdido pírricamente, ¡habíamos perdido algo muy importante para la Patria! y el Gigante nos levantó con su Corazón el alma hecha pedazos.

Lo que debemos entender es que nuestra revolución ha tenido el honroso privilegio de ir decantando los levitas y fariseos que no le hicieron honor al cristianismo de Jesús y Chávez, es historia pura y verdadera de esta era, no es un pasado que nos han regalado, sino heredado, heredado… o ¿es que lo vamos a olvidar porque Chávez ya no está?.

Este zaperoco del “El efecto Giordani” rebaso el límite de la indisciplina. O superamos este conflicto o nos hundiremos en un fango movedizo, porque los buitres de la ultraderecha están al asecho esperando que sigamos descomponiéndonos para engullirnos como buenas carroñas que seremos si seguimos en estos dimes y diretes que pagaremos con creces.
Estamos como ovejas desbocadas, nos están llevando al matadero capitalista, anteponiendo los ego personales que Chávez nunca tuvo ni puso, estamos obligados todos sin excepción de rectificar lo que tengamos que rectificar, hay que hacerlo, apliquémonos las 3R a los aspectos personales, individuales, demostremos que somos dignos herederos de la gallardía de Chávez en los momentos de coyuntura sin vacilar.

Este es uno de esos tiempos históricos, donde Nuestra Revolución debe seguirse haciendo grande con su pueblo.
Los neoliberales están brindando con champaña de la cara, pero de la cara de estúpidos que tenemos y estamos siendo en esta leyenda de nudo gordiano para que esta oligarquía este tan callada como nunca, como nunca… cruzando los dedos y esté festejando esta canallada del cual estamos siendo participes los revolucionarios por no ponernos de acuerdo, o mejor dicho, por no querer ordenar este desorden mental, sentimental, apasionado del mundo interior de cada uno al revés, porque nos hemos olvidado que el eterno Chávez nos dijo que venían circunstancias difíciles y ese 8 de diciembre en su última aparición física nos recordó a Bolívar cuando dijo “Unámonos o la anarquía nos devorara” porque los enemigos de la Patria no descansaran en tratar de dividirnos y nos ordenó que bajo cualquier circunstancia, pase lo que pase nos dijo: mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario… uds elijan a Nicolás Maduro como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, yo se los pido desde mi corazón.

Cortemos este nudo gordiano por lo sano, perdonémonos y sigamos nuevamente como Cristo lo hizo en la Cruz y Chávez al retornar de su esclavitud en Isla La Orchila, La Patria no debe estar más nunca sometida a este sacrilegio. Unidad, unidad y más unidad debe ser nuestra divisa

Nuestro legado… también es sagrado
Ivanmendez2006@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1312 veces.



Ivan Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190548.htmlCd0NV CAC = Y co = US