Sobre el asunto Giordani: taima y sindéresis

Muy preocupante lo que observo. Sucede que ahora por obra y gracia de no sé qué, hemos convertido el portal Aporrea en el ring de boxeo, donde se trata de dirimir las diferencias y los problemas internos que sin duda tenemos en nuestro gobierno. Hasta salen a relucir nuevas tendencias entre los camaradas que ahora se califican como chavistas de línea dura, queriendo poner en otro bando a otros supuestos chavistas de línea blanda, ¡qué cosas! El divisionismo  asoma sus garras y eso debe ser objeto del más rotundo rechazo. Creo que el  pueblo que mayoritariamente nos apoya es chavista a secas, sin calificativos separatistas y tiene la suficiente conciencia revolucionaria para no dejarse confundir.

La  génesis del asunto, la carta pública del señor Giordani y el respaldo que ha recibido por parte de algunas individualidades que también tuvieron responsabilidades en el alto gobierno. Con estricto apego a lo que establecen nuestros estatutos, no hay duda que los señores Giordani como  Navarro, incumplieron la normativa; pero por supuesto los calificativos sobre su actuación, con la información a la que tengo acceso,  no me cuadran. No manejo los argumentos necesarios para pensar que  se puede despachar con el calificativo de traidores a personas de trayectoria revolucionaria demostrada por lo menos en 15 años de revolución.

Pareciera que el agua se derramó y no podremos recogerla; no lo creo así. Desde mi simple postura de militante del partido, de chavista que tiene como única línea la defensa de  la revolución, propongo que nos comprometamos a discutir el asunto en el seno del III Congreso, junto a los otros temas que sabemos estarán presentes para mejorar el funcionamiento de nuestra organización. Es que para asomarme solo a una cosa, debemos fortalecer esas instancias internas donde se deben discutir los asuntos de la militancia. Mi experiencia provincial así me lo indica, hemos sido observadores del trato superficial para decir lo menos, que se le ha dado a fallas censurables de militantes. Pero de  una cosa  estoy seguro, del seno de las asambleas  de las Unidades de Batalla estas inquietudes estarán en el tapete y habrá propuestas como la que surgió del seno de la asamblea del Frente de Profesionales y Técnicos de Guanare  donde participé y que ojalá  llegue por alguna ruta a la plenaria, que aportarán al  mejoramiento de  nuestro funcionamiento orgánico.   

Por eso pido taima y llamo a la sindéresis. Saldremos de esto fortalecidos. El destino de nuestra patria nos lo exige. A las puertas  de la plenaria de  nuestro III Congreso, demos a nuestros delegados las armas y los argumentos para que estos y otros problemas de nuestro gobierno y de nuestro partido se superen para siempre. Escojamos a los más indicados para cumplir la tarea. No olvidemos ante el asunto que nos ocupa, que nuestro comandante supremo ejerció muchas veces de manera pública la autocrítica y reclamó con autoridad a sus funcionarios, para enderezar lo que  hubo o hay que enderezar. Eso forma parte de su legado y estamos llamados a defenderlo. Tampoco olvidemos que nuestro presidente Maduro el hijo de Chávez, es el encargado por voluntad de nuestro comandante eterno y del pueblo que obedeció su mandato, de llevar a feliz cumplimiento  de ese legado y nosotros los soldados para acompañarlo en su inmensa tarea, cerrando filas y rodilla en tierra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1342 veces.



Porfirio Hernandez

Ing. Agronomo. Prof. universitario (jubilado). Militante PSUV

 porfiriojhernandezp@gmail.com

Visite el perfil de Porfirio de Jesús Hernandez Parra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Porfirio de Jesús Hernandez Parra

Porfirio de Jesús Hernandez Parra

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190514.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO