Maduro y Pueblo sobre las arenas movedizas de la lucha de clases

Cuando no hay critica materialista de las instituciones públicas y no se comprende el caracter de clase del Estado moderno, del radicalismo político al oportunismo político no hay más que un paso

V.I Lenin

Las revoluciones del mundo han contado con un instrumento excepcional: La Teoría Marxista, que ha guiado la práctica revolucionaria de los movimientos revolucionarios del mundo, a través del método que define a las Clases sociales en un término estrictamente económico: Propietarios y no propietarios de los medios de producción, como ha sido durante siglos, primero como esclavista/esclavos, luego como señores feudales/siervos ahora como capitalistas/trabajadores; capitalista quien acumula capital infinitamente, el trabajador expoliado en el valor de su trabajo sin capacidad de ahorro suficiente que lo saque de su condición de asalariado.

Lo sucedido con Giordani, enmarcado dentro de la presente situación, la lucha de clases, asunto que cuando lo estudiamos lo ubicamos solo dentro del plano externo, pero al protagonizarla nos damos cuenta que cubre todo nuestro interior como ciudadanos, nuestro grupo familiar, nuestro círculo de amigos, nuestro accionar como militantes, nuestra confrontación contra el sistema capitalista no hay división, la lucha surge del interior y proyecta al conjunto de la sociedad en que nos desenvolvemos. En la actualidad vivimos entre el pasado y el presente, pisamos con la pierna derecha la realidad en la que nos hemos desarrollado desde que nacimos, el sistema capitalista con sus vicios, sus antivalores, su consumismo, su explotación, es la realidad que nos es familiar, la que reconocemos aun si estamos dormidos, no podía ser de otra forma, estamos formados con ese sucio material. La pierna izquierda, pisa un sistema teórico de cambios hacia el socialismo, que en catorce años ha cambiado costumbres, vocabulario, escenarios, por esto el actor Miguel Ángel Landa escribe esa realidad de desconcierto, se perdió en una real transformación social al no poseer base teórica que le alumbre la comprensión de lo que sucede a su alrededor, siente que el mundo en el cual vivió y compartió desapareció y al mirar y analizar su entorno reconoce otro transcurrir otra forma de relacionarse que no es la que el comparte; esta carta es la demostración más elocuente que vivimos una real revolución, nos desnudó el cambio sufrido en solo catorce años. Pero es infantil o romántico pensar que ese desconcierto del actor Landa, no la vive cualquier militante que profesa creer en la sustitución del sistema capitalista por el sistema socialista, también existe este desconcierto, que surge cuando aplicamos el conjunto de conceptos y valores que llevamos inoculados en situaciones personales, familiares, sociales y políticas, eso lo observamos a diario en nuestra militancia, no es para nada fácil ubicarse en estas arenas movedizas si pelamos la interpretación correcta pifiamos como lo acaba de hacer Giordani, pero, es acaso Giordani capitalista? posee medios de producción? es un burgués parasitario a quien le quitaron su chorro de dólares? no nada de eso, solo afloro la soberbia, el falso orgullo, el egoísmo, la prepotencia de creerse el sabelotodo a quien no comprenden, el niño malcriado pues, que forma una rabieta porque lo obligan a compartir su juguete favorito, y empieza de a acusar a sus hermanos. Esto sucede a diario en nuestros consejos comunales, pero que al ser simples ciudadanos, no se publicita como lo de Giordani, además que la sencillez y humildad del pueblo imposibilita el acto de convertir un asunto personal en algo colectivo, en los consejos comunales se critica y autocritica se confrontan a diario las dos visiones del mundo y esta militancia a golpes de discusión se ha venido amalgamando y ha venido edificando las bases de este socialismo que desconcierta cuando nos damos cuenta de las transformaciones realizadas.

En el pueblo cada día se aleja más y más de la división y el caos de otros tiempos, quien no comprendió, confundido quedo, y el colectivo avanza, la actual unidad del pueblo constituye la garantía fundamental que asegura la continuidad de las victorias, había, hay y seguirán existiendo contradicciones, entre el pueblo que no son para nada antagónicas, y que no colocan en peligro el avance de la revolución, Giordani pifio, pero de parte de las filas del pueblo jamás tomaran situaciones intrascendentales como esta, para romper su compromiso revolucionario, eso que dijo Giordani y que opositores han tomado como bandera ya lo dijo el comandante Chávez en su Golpe De Timón, la autocrítica es para rectificar y errores hay por montón, quien lo ha negado, lo cierto es que con estos errores hemos avanzado y muchísimo, le hemos dado palo del bueno al tiburón, que nos hace falta esto aquello y más, ¡CIERTO! en eso estamos y bajo la presidencia de Nicolás y bajo sus orientaciones como comandante de la revolución avanzaremos la contradicción, la confrontación en el pueblo está entre quien explota a los trabajadores en busca de ganancia y entre quienes apoyamos al gobierno bolivariano y a la constitución de la Republica para lograr la transición al socialismo, Giordani no entra esta confrontación, no es un enemigo por lo tanto no es un problema para los revolucionarios. La ansiada anarquía que el imperialismo pretende implantar en las filas revolucionarias no lo podrán lograr ya que como pueblo no reconocemos y rechazamos las acciones anárquicas, como pueblo tenemos conciencia que seguirán pifiando muchos otros Giordani, lo que no significa que serán enemigos del pueblo, deberán seguir siendo consecuentes con su condición de clase trabajadora.

Es lógico que un Liberal hable de democracia en términos generales.

Un marxista no se olvidara nunca de preguntar ¿para que clase?

V.I. Lenin



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1031 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190242.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO