Mientras más viejo más pendejo

Esta expresión surge entre dientes en las relaciones familiares venezolanas, cuando el nono, abuelo de la familia, quiere seguir imponiendo sus reglas a los adultos y  jóvenes  de la casa, sin tomar en cuenta que hay un nuevo liderazgo dentro del hogar. Es cuando el  viejo se pone necio  y brabucón porque  el mundo ya no gira alrededor de él.  Generalmente  lo que  se hace y para que no sienta que se le está faltando el respeto es rodearlo de nietos para  que lo entretengan.

El caso del ex ministro Giordani tiene algún parecido con la descripción del caso anterior; no se dio  cuenta  que sus  mejores años ya pasaron y que era necesario una retirada honorable antes  que ponerse babieco y gruñón haciendo de pendejo en una casa donde su hijo mayor Chávez ya no estaba para  apoyarlo. No  darse cuenta de este hecho lo lleva, como a Luis Miquilena, a perder la posibilidad que la revolución bolivariana lo haga acreedor de un pedestal en una plaza pública por sus acciones heroicas  en favor del proceso.

La historia está llena de hechos que muestran que detrás de un gran líder siempre lo sucede en el poder un funcionario sin mucho brillo y éste es el caso, reconocido por él mismo, de Nicolás Maduro Moro.  La modestia de éste hombre, que cuando se siente asediado por  sus  enemigos, amenaza con llegar hasta las últimas consecuencias  y luego se frena, es el caso típico del hombre  que siempre se sintió bien y seguro actuando en un segundo plano y ahora,  cuando le  toca  asumir esa inmensa responsabilidad no buscada, de sustituir a Chávez, entonces los seguidores del líder  fallecido se sienten defraudados y se creen con derecho a dirigirlo. 

Lo que no contaban y parece  que algunos, entre los que se cuentan  Nelson Merentes, es que Chávez vino para hacer historia y cambiar las cosas para que no fueran igual que antes y dejó preparado un outsider que con una cara de pendejo bien administrada  se está metiendo en el bolsillo a la  burguesía venezolana y está metiendo en cintura a los sindicaleros que se han ocupado  de arruinar a éste país con sus prácticas gansteriles.  

Gente como Giordani, que durante 15 años se constituyeron en el poder tras del trono y frenaban al huracán Chávez, deben darse cuenta  que hay que dar paso a los nuevos  liderazgos  entrenados por  El Comandante.  Es tal, que hasta  una cartilla les dejó elaborado para  que no  se desviaran en sus acciones de  gobierno, cual es el caso  del Plan de la Patria.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3117 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190091.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO