¡Basta de socialismo! (Primera parte) Evaluación

¡Qué tal,camarada! Con el permiso de todas y todos voy a exponer, a mi manera, una propuesta que llevará muchas críticas, y me atrevo a hacerla porque estamos entre camaradas respetuosos. Como el tema es extenso y delicado lo desarrollaré en tres partes. Esta primera se basa en extractos de artículos, los más de Aporrea.

Un poco de Historia, antes y ahora

Tras el prolongado proceso histórico de la revolución burguesa, esta clase reemplazó como clase dominante a los señores feudales, fusionándose de hecho en una nueva élite social, de la que formarán parte tanto la alta nobleza como la alta burguesía. Las revoluciones burguesas incluyeron y se simultanearon con el proceso de industrialización y la transformación de la sociedad preindustrial en sociedad industrial, un cambio verdaderamente revolucionario que ha merecido el nombre de Revolución industrial. Ambas revoluciones, política y económica, son inseparables de la revolución social que es el proceso de dominación burguesa.

El delicado papel social de la burguesía en la transición del feudalismo al capitalismo y su relación con la ascendente monarquía autoritaria ha sido particularmente objeto de debate historiográfico dentro de la escuela materialista.

De hecho, la burguesía distó mucho de ser una clase revolucionaria, más allá de la función que sus actividades económicas tuvieron como disolventes del modo de producción feudal. Más bien supuso una pieza clave en el ascenso de las monarquías, de las que era el principal apoyo económico a través de los impuestos y una de las extracciones principales (junto con la baja nobleza) del reclutamiento de la burocracia.

 

Parte de un comunicado de los obreros petroleros. “Sin Socialismo nada tendrá sentido” Por: Los abajo firmantes  03/04/2014

2.- Una brisa fuerte de Socialismo debe refrescar a la Sociedad y a la Revolución. Todos a explicar el Socialismo, círculos para estudiarlos, escuelas para analizarlos. Que la sociedad, el gobierno, los sindicatos, todos vibren al son del Socialismo, que el Socialismo se haga nuestro destino. Emocionarnos, entender que vale la pena luchar por el Socialismo, defenderlo, hacerlo sagrado. Sentir que es un crimen de lesa humanidad traicionar al Socialismo, que es traicionar a Chávez.

“Las campanas doblan por el Socialismo”. Toby Valderrama y Antonio Aponte 07/04/2014

Lamentablemente las campanas tocan a difunto, ya el cadáver del Socialismo recorre al mundo. Aquí en Venezuela, se fue junto al Comandante Chávez. Es así, por encima de la iracundia de los gobernantes, por más charlas que oficien, por más rabietas que se produzcan contra los que adversan la tesis del camino chino, afirmamos que ¡no es posible construir Socialismo en maridaje con el capitalismo!

-Aquí un fragmento de un interesantísimo artículo de un excelente analista.

“Las presiones del fascismo: negociarlo todo o guerra civil; el golpe de Estado suave a la revolución y su contraparte”. Roland Denis 07/04/2014

Aflora con toda claridad el desastre económico e improductivo que ha significado el modelo corporativo-burocrático de desarrollo. 
Queda perfectamente claro hasta qué punto estamos en el medio de un gran conflicto histórico y de clases donde es imposible la salida revolucionaria deseada masivamente desde hace más de dos décadas, en la medida en que ese mismo conflicto este protagonizado por los intereses de una vieja y parásita oligarquía y el nuevo panorama creado al interior del gobierno ante la consolidación y dominio a su interno de la burguesía sembrada en su seno por vía del desfalco de divisas y la corrupción. 
 
Se ponen en claro las consecuencias políticas y sociales que ha significado la armazón de castillos autocráticos no solo dentro de la derecha opositora, consustanciales a su naturaleza, sino dentro del movimiento popular estructurado políticamente al interno del chavismo y su atadura con ese cono autocrático que se ha ido montando y afianzando al interno del PSUV, como mecanismo de contención en última instancia de esa voluntad revolucionaria aún viva.

Aflora con contundencia una subjetividad de odio pequeñoburgués a la transformación igualitaria que finalmente es canalizada por las agrupaciones protofascistas asentadas principalmente en la juventud de clase media alta.

 

-Continúo con otro de estos colaboradores preocupados por el socialismo, muy prolíficos en la escritura.

De Toby Valderrama y Antonio Aponte  “Una idea es hacer un gran evento de los Socialistas, invitar a delegados de todos los sectores socialistas, algo similar a lo que pasó en Miraflores pero de signo contrario, reivindicando la Paz verdadera, la fe en el Socialismo. Al acto final se invita al Presidente Maduro, allí se le explicará que ese camino de maridaje con la burguesía es el de su propia destrucción… tal vez aún no sea tarde, quién sabe, quizá alguien pueda convocar a este evento, a lo mejor los difamados Colectivos se empinan sobre la situación y lo convocan.

¿O hay otras razones para luchar, hay otras necesidades urgentes de la humanidad que exigen al Socialismo, es ésta una opción entre muchas, o es una exigencia de vida o muerte?

Es necesario replantearnos todo. Por este camino de regreso al capitalismo se muere el chavismo, se convierte en una "plasta de socialdemocracia". Es hora de definir el objetivo grande de esta Revolución.

-También leemos opiniones duras como ésta:

“Coño Toby, ¿qué quieres tu que hagamos, si a este pueblo lo llenó de consumismo el propio Comandante Chávez?” Juan Veroes  29/03/2014

La tramoya está montada para adecuar el capitalismo rentista petrolero con la forma política de la concertación, así pretenden decapitar la esperanza de cambio profundo que iluminó a la sociedad con la Revolución Chavista. Usted   perdone hermano, pero aquí no ha habido  ninguna  revolución chavista, a menos que  el hecho  de abrir  un poco el chorro petrolero  hacia los más pobres, pueda considerarse  una revolución.  Me vuelve  a perdonar por contradecirlo, pero aquí en los 15 años  que estuvo en el poder el Comandante, hubo mucha  concertación con la oligarquía criolla  capitalista,  los cuales   engrandecieron a niveles  nunca imaginado sus fortunas  y  bienes; si  hay duda revise sus contabilidades  y vea  como se enriquecieron los banqueros  y para muestra  como lo hicieron Lorenzo Mendoza y Diego Cisneros.

Esto no le quita, ni le  resta grandeza al Comandante.  El sólo hecho de que creara  mecanismos para desviar  el chorro  petrolero  y con gran parte de él beneficiara al pueblo, a ese  que encontró  postrado, humillado, famélico y sin esperanzas de una patria y les  sembró  el ideal de la soberanía   identificándolo  y sacándolo de las sombras, eso es ya una proeza lograda  que merece  la gloria que  hoy  con el Libertador de América disfruta.

-Me disculpan que no coloqué el título del anterior.

De un excelente y constante columnista que casi interdiariamente también nos informa concienzudamente, como muchos otros, este análisis que sigue:

Revolución traicionada o la NEP de Trosky y Lenin.  Por Raúl Bracho

El socialismo no se impone, es el resultado de una transformación tanto cultural como económica y es gradual, Esto lo dijo Lenin: -El socialismo no se puede “implantar”- (sic). 1.917. El desarrollo de la revolución se mueve sobre dos ruedas: las relaciones de producción es una y la conciencia revolucionaria de la clase obrera es la otra, solo ese carro, moviéndose en paralelo es capaz de transportar un país hacia su definitiva independencia, gústenos o no.

Entonces entendamos la nuestra como una revolución en proceso, que debe asumir que la formación y cambio cultural de la población aun precisa de más camino. Yo no puedo ver como traición las medidas temporales y de emergencia que resultan del llamado a la Conferencia de Paz que  convocó Nicolás, veo eso si, como necesaria, la revisión crítica de las fallas que arrastramos, la ineficiencia, la burocracia, la boliburguesía, la falta de empoderamiento de la clase obrera y la formación de medios de producción eficaces y eficientes manejados por el pueblo formado ideológicamente. Esa es la salida, necesaria salida a mediano plazo.

-Y leemos opiniones, tristes opiniones, juzgando a mansalva a Maduro y su gobierno, como ésta de Rafael Guillén Beltre, artículo: “Traición a Chávez” 09/04/2014Chávez el invicto, el hombre humano, el hombre patrio, el hombre hecho canción de amor para su pueblo, no lo vencieron jamás sus enemigos, ni mucho menos la enfermedad que le tendió una trampa en su camino de luces, la verdadera encrucijada y el golpe final se lo dieron algunos de sus cercanos, de sus íntimos colaboradores, a Chávez lo derroto un enemigo que nunca advirtió, a Chávez lo venció la traición de quienes nunca imaginaria que surgiría” Injusta ¿NO?

-Otro interesante artículo de los que, como muchos, queremos aportar al debate de opiniones.

“Contradicciones de la revolución en tiempos de capitalismo”  Por: Marcial Barrios, 17/03/2014

Las contradicciones en el sistema revolucionario crecen y se manifiestan cada día más al confrontar su modo de vida como nación que produce y vende sus hidrocarburos en el mercado capitalista, que contradice la practica interna de querer implantar un sistema con márgenes de ganancias y subsidios a productos básicos que son insostenibles en el tiempo.

La revolución ha llegado a su contradicción natural, partiendo desde las personas que la quieren aplicar, quienes mantienen un modelo de vida capitalista enfocada en la obtención de los mejores productos que se fabrican en los países de economías libres de mercado.

La contradicción del Ser en sus deseos más la contradicción de la revolución que quiere vivir a costas de la venta de sus productos en el mercado libre, despierta la necesidad de tomar las decisiones finales para verdaderamente ser Socialista Marxista o dejar a tras la confusión y participar del mercado libre.

Cuando los funcionarios y principales seguidores de la revolución dejen atrás las modas y los objetos producidos en países capitalistas y cuando Venezuela implemente una teoría socialista en sus negocios internacionales es que se enrumbará el país en la dirección que los revolucionarios utópicos sueñan. De lo contrario, las contradicciones entre querer ser revolucionario y querer al mismo tiempo vivir del capitalismo y sus productos mantendrán un estado de inconsistencia entre la práctica y la teoría.

-Continúo, camaradas, haciendo un paseo por las críticas al gobierno de Maduro

“El Socialismo: que es y que no es”  Por: José J. Lares. 22/03/2014

Para poder establecer al socialismo es impostergable la desinstalación del sistema capitalista con todo su aparataje pues su funcionamiento choca con la mecánica socialista. Desde una perspectiva en paralelo se puede notar que dichos sistemas, capitalismo y socialismo, van en sentidos opuestos y su funcionamiento genera un efecto totalmente diferente al otro. Mientras el capitalismo genera riqueza para pocos utilizando el trabajo de todos, el socialismo genera bienes para todos con el trabajo de todos (ojo, nótese que prescindí de la palabra "riqueza").

Mientras el capitalismo tiene una estructura jerárquica en forma de pirámide, la estructura del socialismo es una plataforma lineal, donde es un grupo de alto espíritu revolucionario, designado por la sociedad en conjunto, quienes se encargan de coordinar y planificar la manera más eficiente de solventar las necesidades y expectativas de todos. Mientras que el capitalismo permite a unos pocos apoderarse del tiempo y del trabajo de muchos, el socialismo tiene como valor fundamental el trabajo y su producto es propiedad de toda la sociedad.

Es imposible mezclar ambos sistemas porque buscan objetivos opuestos, por lo que la llamada "transición" dificultosamente será pacífica; no porque así lo determinen los que desean el cambio, sino que jamás la burguesía abandonará su privilegiada posición de manera voluntaria. El sistema a sustituir le ofrece toda cantidad de prebendas y poderes, es estúpido soñar con que van a animarse a abandonarlo.

Camarada, para que entiendas la propuesta agradecería leyeras la Segunda Parte. Gracias

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1452 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor