¿Qué belga es esta?

     Ella es venezolana, a veces es venezolana, cuando le interesa es venezolana, pero no siempre es venezolana. Cuando lo es, es venezolana de clase, no es cualquier puri – puri, tiene apellido, tiene abolengo, del recio y también del rancio. A fuerza de malos consejos a llevado a la muerte a muchos venezolanos, unos que la andaban buscando y otros que sin buscarla, la muerte se les aparecía vestida de guaya  de acero.  Lamentablemente la muerte estuvo con nosotros  en estos duros tiempos de las hienas imperiales y de sus huestes lacayas que como esta venezolana, que no lo parece y realmente no lo es, parece serlo, solo eso, parece, le está coqueteando a la muerte … la de otros y otras, claro está, en su extraña y muy cómoda gesta.

            Su apellido no es cualquier apellido, como esos apellidos tan comunes en nuestro país, como esos que están más cerca del cielo, pero por vivir en el cerro, o muy cerca de la tierra, especialmente cuando la tierra le pertenecía a unos pocos, hasta que “llegó el comandante y mandó a parar”. Chávez los afectó, fue una de las pocas familias afectadas –de las doce familias que históricamente debían afectarse cuando se dieran los cambios que se están dando y que debían darse por la PATRIA y la MATRIA necesarias.

            Apellidos, alcurnia, lujos, bacanales,  contratos serían los descriptores claves de esos que llamó Pedro Duno los doce apóstoles, por su deseo innato e ingrato de enriquecerse más y cada vez más como los mejores émulos de aquel personaje de la República romana que le resultó difícil a cualquiera calcularle su fortuna, muchas veces mal habidas: Craso.

            Pero como ella, que fue diputada venezolana, le es más fácil ser venezolana por interés, también aprendió a ser panameña, por más interés. Ella, definitivamente, es de INTERES e interesada, ensimismada, quizá por la misma formación dentro de una familia como la suya, que no es familia como la mía, ni como la mayoría de nuestras familias en Venezuela. Ella, hoy panameña, aunque no le suene nada que tenga que ver con CHORRILLOS, ni mucho menos con Torrijos. Tuvo una infancia muy especial, tal especial que alguien la describió en una oportunidad como una '' infancia protegida del contacto con la realidad”.

            Tiene abolengo, tiene renombre, tiene curriculum, aunque si se detallan sus últimas conversaciones o sus demás asesores (Carrera Damas, la tiene pilas sobre una nación llamada Venezuela, creo que esto es una especie de terapia para recordarle siempre del país que ella siempre también se niega a aceptar) parece tener más bien pedigrí (no se tome esto como una campaña contra la misión nevado, que me perdonen los perros y perras, los gatos y gatas).

            Sus raíces, su árbol genealógico (uno de los pocos que sus copartidarios no quemaron en su afán liberador y e cocida) la liga a  empresarios de los tubos en Venezuela, por eso ella siempre me ha parecido, una mujer tubular: (realmente esto se lo leí en una oportunidad a Mariátegui o Arguedas), dura por fuera y vacía, bastante vacía por dentro, su nombre e incluso el de su madre están en los libros de la historia…pues firmaron el libro de Carmona el breve , el cual admiran.

            A ella la vi hoy, por este medio la vi, http://www.aporrea.org/oposicion/n248933.html,      de ninguna  manera lucía cansada, pese a su especie de “campaña admirable” que desarrolla por sus INTERESES,  por el contrario estaba allí rozagante empezando su semana santa, con un bikini azul eléctrico, montada en un yatecito (que no un barquito chiquitico que no podía, que no podía navegar) en su antesala para llevar  más denuncias  al parlamento europeo allá en Bruselas, (realmente son las mismas denuncias de siempre y no nos sorprenderá que esta VENEMEÑA especial se haga belga por allá). Si se rebelaran sus copartidarios, ante tanta diferencia (no deferencia) de ella con ellos,  especialmente los estudiantes,  pudieran gritar hoy ¿que belga es esa?, ¡no pana!... que tiene ella que no tenga yo, y entonces se le caerá el héroe trágico, en este caso la trágica heroína y la empatía, entonces, tendrá su guarimba.

            Yo por lo pronto le recordaría a su tatarabuelo (espacio para que usted pueda pensar a quien verdaderamente hay que recordarle), Eduardo Blanco, en Venezuela Heroica: Todos los sacrificios y prodigios consumados por el ejército patriota para conservar bajo las armas la parte de territorio tan costosamente adquirida, van a quedar burlados…La onda invasora se adelanta rugiendo: nada le resiste, todo lo aniquila. Palabras que tuvieron su tiempo pero que hoy, encuentran a un pueblo dispuesto a todo en la defensa patria y por el socialismo. ¡contra toda horda! contra todo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1700 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor