Ante el terrorismo burgués, ni pacto ni negociación: ¡Revolución Popular!

Al Pueblo de Venezuela,

Al Gobierno Bolivariano de Venezuela,

A los Pueblos y Gobiernos del Mundo,

A los Medios de Comunicación Nacionales e Internacionales,

A la Opinión Publica Nacional e Internacional,

Al Mundo entero,

Hermanos y Hermanas:

Nuestra organización, la Coordinadora Simón Bolívar, reafirma contundentemente nuestro apoyo irrestricto a la resistencia antiimperialista que libra América desde hace más de 522 años, y en especial al proceso revolucionario que el pueblo venezolano, digno heredero de la sangre libertaria,  viene construyendo desde aquel rebelde 27 de febrero de 1989, cuando el pueblo pobre, nuestra clase social, salió a enfrentar a unas de las más perversas políticas del capitalismo, como lo es el neoliberalismo, ordenado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que perseguían apoderarse de todas nuestras empresas estratégicas así como de nuestros recursos naturales, en detrimento de nuestra población.

Por este mismo compromiso con nuestra clase social, por nuestro carácter revolucionario, por nuestra moral y por nuestra praxis, ratificamos a su vez nuestro apoyo al gobierno de Nicolás Maduro, cumpliendo lealmente la última voluntad política de nuestro Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías. Es por ello que, venimos una vez más, ante el ataque fascista de la derecha burguesa, a ofrecer nuestras vidas en defensa de la Revolución Bolivariana, esa que es a favor del pueblo pobre, de la construcción de un modelo socialista, antiimperialista, solidario y con justicia social.

Y ante el terrorismo y el saboteo económico con el cual es castigado el pueblo, ante el ataque y chantaje violento por el cual pretenden derrocar al gobierno democráticamente electo de Venezuela, acciones que ejecutan actualmente, una vez más, la burguesia nacional siguiendo las instrucciones del gobierno de los Estados Unidos de Norte América, nosotros, los hijos de Bolívar y de Chávez, reinvindicamos el “golpe de timón” hacia la izquierda y a favor del pueblo, radicalizando nuestras posiciones revolucionarias, y exhortando al gobierno a no caer en la trampa de la burguesia parasitaria de pactar con ellos en detrimento de nuestras conquistas hasta ahora alcanzadas, pues nosotros, el pueblo, no estamos dispuestos a ceder en ninguna de nuestros derechos conquistados.

Es con los casi 7.600.000 venezolanos que cumplimos electoralmente con el mandato del Comandante Chávez, es con los obreros, los campesinos, con los verdaderos estudiantes, con los hombres y las mujeres del barrio, con los colectivos revolucionarios, con los movimientos populares, con los pueblos indígenas, con los que han demostrado su determinación en las gestas populares de los ’60, ’70, ’80 y ’90; con los invisibilizados en la IV República, con los que el 27 y 28 febrero 1989 enfrentaron a la derecha política, con los que en 1998 le dimos el voto de confianza a Chávez, así como en las demás contiendas electorales y lo convertimos en líder del proceso bolivariano; con los que garantizamos 20 gobernaciones, con los que en el 2013 votamos por Maduro y le endosamos 292 alcaldía para que trabajen por el pueblo; es con este pueblo que debe haber un dialogo sincero, vinculante, real, político.

El dialogo no puede ser jamás con quienes asesinan a los hijos del pueblo, con los que en abril de 2002 dieron un golpe de Estado, mataron docenas de personas y abolieron todas las leyes; ni con los que en el 2003 sabotearon la industria petrolera y pretendieron paralizar el aparato productivo nacional; ni con los que abril 2012 ultimaron a 12 personas por su derrota electoral; ni con los que en 2014 han causado decenas de muertos con sus guarimbas terroristas y claman la injerencia estadounidense.

Son ellos, esa burguesía parasitaria, criminal, fascista, genocida, terrorista, apátrida, los enemigos del pueblo, y por lo tanto deben ser castigados.

La pieza clave en la construcción del socialismo es en sí la disposición de cambio del pueblo bolivariano, y es este pueblo bolivariano quien se dirige al presidente de la República y demás funcionarios del alto gobierno, esperando que no haya pacto ni negociación con la burguesía, y mucho menos después de sus acciones criminales.

Dedíquense a gobernar a favor del pueblo y no darles beligerancia a los terroristas, y verán que no les faltaran ejércitos, pues tendrán pueblo.

Llegó el momento de profundizar nuevamente en la revolución, de continuar ejecutando los ideales de Bolívar, de cumplir y honrar el legado de Chávez, de que el gobierno extirpe los males que padece como lo son el burocratismo, la ineficiencia, la corrupción y sobre todas las cosas que se deslastre de la nueva boliburguesía que saquea a la Nación, como por ejemplo los que se robaron los casi 30 millones de dólares en divisas. Es la hora de finiquitar esa política de los enroques en los altos cargos del gobierno, donde ministros rotan sus funciones con otros colegas y ejercen más de un cargo estratégico a la vez, negándole participación en los puestos de toma de decisiones a muchos otros revolucionarios comprometidos que reúnen capacidades y condiciones, inclusive superiores a los que actualmente se desempeñan en algunos de esos puestos, y son relegados por el gobierno.

Confiamos en Nicolás Maduro, en que hará esfuerzos para sancionar a quienes se prestan en estos perversos planes, a que no será condescendiente con el imperialismo, ni con la ultraderecha, ni con la burguesía ni con la boliburguesía, para no permitir que el capitalismo siga haciendo estragos en nuestro país.

Alertamos a que esté atento a los ministerios encargados de la producción y distribución de alimentos, quienes han permitido el contrabando, acaparamiento y usura con los productos subsidiados por el Estado; con los encargados de la recuperación de las tierras de la República, quienes han dado un giro a las políticas dictadas por Chávez y están entregándolas a la burguesía, una vez más; a los que manejan el sistema penitenciario, que han permitido que sigan operando mafias de contrabando de armas y drogas, secuestros y prostitución; a las mafias del cemento y de los materiales de construcción, quienes sabotean la Gran Misión Vivienda.

La renta petrolera pertenece al pueblo. No permita, señor presidente, que se la repartan la burguesía tradicional y la boliburguesía, una vez más.

El movimiento social, popular y revolucionario, apostamos a la revolución y exigimos que se nos escuchen con mayor atención, no se trata de hombres, se trata de ideas que hay que difundir para que prevalezcan en la cultura popular, y solamente hombres y mujeres probos moralmente podrán sembrar conciencia desde las estructuras de poder, para generar las políticas necesarias a favor de construir el socialismo comunal.

Proponemos a personas como lo son Freddy Gutiérrez Trejo, Rafael Uzcátegui, para ocupar cargos estratégicos dentro del Gobierno; respaldamos la posición respecto a los colectivos asumida por el presidente de la República, esperando no ser sacrificados en cualquier pacto con la burguesía.

Dispuestos a seguir venciendo,

Herederos de los libertadores y defensores del pueblo pobre,

Socialismo o nada. ¡Juramos Vencer!

Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!

Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 522 años del inicio de la Resistencia antiimperialista en América, y a 204 años del inicio de Nuestra Independencia,

Coordinadora Simón Bolívar

Revolucionaria, Solidaria, Internacionalista, Indigenista, Popular y Socialista.

http://www.coordinadorasimonbolivar.org/

https://www.facebook.com/CSBCARACAS?fref=ts



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3236 veces.



Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Coordinadora Simón Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Coordinadora Simón Bolívar

Coordinadora Simón Bolívar

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /actualidad/a186064.htmlCd0NV CAC = Y co = US