El imperio atropella el beisbol

Nada, absolutamente nada de lo que sucede en el mundo, especialmente en América, puede verse libre de la barbarie civilizada del Imperio Norteamericano i del César Demente de su emperador. Los Estados Unidos niega el derecho a Cuba de participar en el mundial de béisbol, porque los que desobedecen las resoluciones tomada en la ONU por votaciones ampliamente por la mayoría de los países del mundo, i ellos con uno o dos miserables votos de lacayos, hace cuanto le venga en ganas a ese mafioso gobierno del presidente Bush; no podían hacer, en consecuencia, otra cosa que poner escíbalos sobre el tapete. El béisbol cubano que fue el principal aporte de grandes peloteros a las Grandes Ligas, que dieron ejemplo de extraordinarios atletas que además enseñaron buen béisbol a todos lo demás países como Puerto Rico, República Dominicana, Nicaragua, Panamá i Venezuela, desde hace casi medio siglo han desaparecido de los eventos organizados, pese a que siempre en el deporte principal del norte, aparece uno que otro formidable jugador cubano, porque ha desertado de su patria. Realmente indignante. Es más, me impresiona como miedo a medirse ahora, un equipo del norte con un equipo cubano, pues podrían dejarlos en ridículo como lo hicieron en Bahía de Cochinos.


Para los venezolanos del béisbol de ayer, tenemos siempre fresco el recuerdo de los formidables peloteros cubanos que traía al Zulia, especialmente el equipo Gavilanes de los hermanos Aparicio, entre ellos aquel gigante del montículo que se llamó Lázaro Salazar, el pitcher del juego de los 20 innigs rivalizando con el dominicano Grillo B.; o Cocaína García, Pedro Pagés, Sandalio Consuegra, Miñoso, Roberto Ortiz, etc. Cuba siempre fue el equipo clave en las Series del Caribe i éstas perdieron valor cuando desapareció precisamente cuando la revolución cubana le cerró el burdel i los negocios sucios a los ricos norteamericanos de vida disoluta. Sin embargo, el dolor no es tanto eso; sino el ver cómo ese pueblo maravilloso, luchador e invencible, se ha mantenido firme i puro frente a un enemigo gigantesco i despiadado. Cuba es el icono maravilloso de la dignidad de América Latina, la cuna de José Martí, el más ferviente admirador del Libertador Simón Bolívar i la de Fidel Castro Ruiz, el más grande líder de la soberanía de los pueblos i de esa dignidad americana i latina, como con el tiempo lo han tenido que reconocer mundialmente. Los países latinoamericanos, ante esta injusta, revanchista i perversa actitud del gobierno petrolero i terrorista de Washington, deberían negarse a concurrir a ese Mundial de Béisbol; si los otros se acobardan como siempre, por lo menos Venezuela debería negarse a participar si a Cuba se le niega el derecho de concurrir en el deporte en el cual más se han destacado, aunque en verdad en los Juegos Olímpicos, siempre han estado solamente detrás de las dos grandes potencias del mundo en otro tiempo i por encima de otros países más antiguos en civilización. Nada escapa a la intromisión i atropello del imperio. Si Cuba no puede asistir, lo más lógico i justo es retirarse de ese mundial. Que solamente jueguen, quizá norteamericanos i japoneses, pero que sangre i voluntad latinoamericana, no pise los diamantes. ¡Viva Cuba, primera Potencia Mundial del deporte latinoamericano!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2582 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a18475.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO