Al Comandante Eterno…..en días de Navidad

Comandante  Eterno, Comandante  del pueblo,  de  los Pobres,  gran Comandante, la Navidad  de esta  fecha, por momentos,  se siente  un gran vacío por  la  falta de tu presencia física, hacen falta  tus  cantos llaneros,  hacen  falta  tus  consejos, hacen falta  tus orientaciones, hacen falta  tus  travesuras, hace falta ese gran hombre, ese gigante; pero  inmediatamente   despertamos  y sentimos en esta Navidad  que  estas  allí, en todas  partes:  en el niño  que recibe  su juguete, en la familia, en  los hombres  que siguen trabajando por una Venezuela  bonita  como la soñaste, estas allí,  en la  cama del enfermo, que recibe  su  tratamiento, su atención,  estas  allí en muchas partes; esa llamarada, ese  fuego revolucionario  y  ese sentimiento  que  se llama  Chávez  anda  enquistado hasta en lo más  profundo,  hasta en las vísceras,  en todos los patriotas de buena voluntad que creemos en este proyecto revolucionario. Andas  por toda  Venezuela  y más allá. ¡Que  viva  la Patria!.

Sí,  Comandante,  frente  a la nostalgia  y tristeza,  levantamos el ánimo, nos paramos en la vanguardia y con la frente  muy en alto   cumplimos con tu orden, desde lo más profundo de  tu corazón,  y respaldamos a tu  hijo Maduro; han pasado  algunos meses   de  su gestión  y cada vez que  avanza  el tiempo, nos  convence  cada  día más  que tenías  razón, que tu hijo Maduro  sigue  tu legado,  y que su equipo  de trabajo lo acompaña  para que el Plan de la Patria, que ahora es  Ley, se cumpla  en este nuevo período  revolucionario.

Comandante, la  lucha  sigue, las batallas continúan,  tenías  razón en tu ultima  proclama  cuando decías:  “… no faltarán quienes   quieran aprovecharse de coyunturas difíciles…..”; esa proclama  del 8 de Diciembre del 2012, es  un mensaje  para la historia,  donde  pareciera  que estabas viendo todo lo que iba acontecer;  por eso  y mucho más eres  el hombre invicto, eres  el hombre.

Tenías  mucha  razón  cuando te inspirabas  en tus cantos llaneros, en tu historia,  nunca  olvidaste  tus  raíces  y eso es lo que te  hace un gigante. 

Pasarán  los años,  las décadas, los siglos  y  el nombre de Hugo  Rafael Chávez Frías, cada vez  será más  grande, para muchos será motivo de inspiración y de orgullo  para seguir su legado: para otros seguirá siendo la piedrita  en el zapato, muchos opositores  morirán, sí morirán cuando lo decida el creador  y en su conciencia quedará que no  pudieron nunca con el  gigante invicto, esa  será su pena  para la eternidad y sus generaciones  futuras. Otros, que somos la mayoría, nos iremos  de este mundo terrenal, muy contentos de  haber  vivido esta parte de la historia  junto a nuestro gigante y de seguir luchando y batallando por mantener  vivo su legado  para  las generaciones  por  venir.

La llama  revolucionaria hoy en Navidad  brilla más que nunca, a lo lejos, en la inmensidad  del cielo, como la estrella de Belén, que ya iluminaba el camino  por la llegada del niño Jesús; hoy esa luz   ilumina a Venezuela  desde  el infinito  con ese  sentimiento  y amor  que se llama  Chávez. Sigue allí mi Comandante, en todas  partes, en todos los lugares, sigue  pues iluminando a tu hijo Maduro  y a todo su equipo  para seguir avanzando a paso de vencedores  en esta tu revolución: sí,  la revolución de Chávez, la revolución de Bolívar, la revolución de todos nuestros libertadores, de todos esos grandes  guerreros  que  lucharon por  la Patria, sí, nuestra  patria que se llama Venezuela. ¡Viva  no joda, ese sentimiento de amor que se llama Chávez!, nos diste Patria, nos  diste amor, nos distes todo lo mejor que un buen padre le  da a su hijo; por ti, lo juro, lo juramos, seguiremos  teniendo  patria. Muchos Chavistas, los duros, los muy duros, los que no nos doblegamos, los que no nos interesan cargos, los que no se venden;  los que luchamos por  el pueblo, por  un país bonito, por  un mundo mejor, eso es lo importante, lo demás  es material; estamos  pues, dispuesto a estar al frente, a la vanguardia  y a darlo todo por esta revolución.

Tú mi Comandante despertaste el sentido de conciencia  para muchos y nuestra tarea, los que hoy andamos en los caminos revolucionarios, estamos obligados a seguir  profundizándolo  todos los  días.

Hoy esa  Rosa Inés, como la llamaste en ese  gran poema  de tu alma para esa madre vieja, para esa abuela  el día que se fue hacia el infinito,  debe  tenerte abrazado en su regazo, debe  estar muy contenta  porque  tus sueños de tener Patria  se hicieron realidad, le has  cumplido a tu mama Rosa,  has cumplido  tu sueño, ella debe estar junto a ti ahora, en su  casa vieja,  viendo como  su nieto, siguiendo  los pasos de  los grandes guerreros, del Maisanta y junto a un pueblo noble  grito  con fuerza  hoy tenemos patria, que nadie se equivoque hoy tenemos patria…..  y con los brazos  en alto le grito a su abuela, a su mama Rosa, esta es tu victoria, esta es mi victoria, la de tu pueblo, la de mi pueblo y la de nuestra historia……  ¡Viva  Venezuela!.

¡Viva  el gigante, viva  el Comandante Supremo…. Chávez  Vive…la  lucha  sigue……!

¡Alerta, alerta, alerta que  camina, la espada de Bolívar, del Comandante Supremo, Hugo Chávez,  y de todo su Pueblo, caminan por todos los rincones de la Patria,   por toda América Latina y más  allá…..!; 

¡Viva Chávez, la lucha  sigue…!, que ese huracán de sentimientos de amor, llamado Chávez, recorre la Patria, nuestro continente  y el mundo entero; soplando  bien fuerte  los vientos de Libertad, de Justicia y  de amor entre los pueblos verdaderos.

Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos, estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1611 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a179130.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO