Elecciones del 8-D: Revolución en la Revolución

El presente año del 2013 se está desarrollando como un proceso político en Venezuela que será de obligada reflexión y estudio por todos los procesos políticos que se están presentando, necesariamente, en el proceso revolucionario que se enmarca, a su vez, como una etapa más de la Revolución Bolivariana post-traslado a la eternidad de nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías y bajo la responsabilidad del Presidente Nicolás Maduro Moros.

Nos hemos escuchado que al Maduro Moros, como político más que como Presidente de la República Bolivariana, ha expresado que no hay madurismo; es decir, la calificación de la actual etapa revolucionaria como la etapa donde se nota, percibe y se conoce la presencia del pensamiento político-estructural-personal de Maduro Moros. Cierto pero debemos aceptar que aunque las bases fundamentales del proceso revolucionario fueron diseñadas, negociadas y aprobadas por el Comandante Chávez Frías, que aunque el Comandante Chávez Frías dejó impreso el desarrollo de la actual etapa en el Plan de la Patria, 2013-2019 que, independientemente de su discusión y aprobación correspondientes, es de toda lógica su inevitable desarrollo en permanente ejecución en el marco del significado de su praxis que los cambios profundos requeridos para la transformación del Estado burgués-capitalista en el Estado socialista como objetivo fundamental con las lógicas etapas que se corresponden con los cambios revolucionarios adscritos al proceso revolucionario que la Revolución Bolivariana va exigiendo como proceso de cambios profundos, es decir, estructurales y super-estructurales.

Aceptemos que la actual etapa revolucionaria no la denominamos como madurismo pero, objetivamente, es de obligada lectura que este momento revolucionario tiene los toques personales que le imprimen Maduro Moros que, obligado expresarlo, no se desvía ni representa reformismo, profundizan, aún en praxis no esperada por tirios y troyanos, los paradigmas temporales en perfectibilidad en el marco del proceso revolucionario nacionalista-chavista hacia sus calidades socialistas-venezolanas. Lo inmediato anterior expresado significa que en los tiempos en los cuales analizamos las decisiones que va tomando e informando en los quehaceres cotidianos del Estado venezolano en revolución por Maduro Moros, conocemos las particularidades objetivo-nacionales de las características venezolanas del proceso político-ideológico de la Revolución Bolivariana. Es decir, aún cuando consideramos el carácter chavista del actual momento deberíamos percibir las particularidades maduristas de estos y actuales procesos revolucionarios. Es decir, es el reconocimiento real del liderazgo de Nicolás Maduro Moros como conductor del proceso revolucionario en el marco de la Revolución Bolivariana.

Es probable que nos sea difícil reconocer, repensar, reflexionar cómo se desarrolla el actual momento en revolución bolivariana cuando aún está profundamente presente no solo la figura de Chávez Frías sino su ideario bolivariano cual nos hemos denominado como el pensamiento Chávez Frías. Al tiempo tenemos que reconocer que ha habido un aparente proceso diferente en el marco latinoamericano cuyo análisis nos llevaría a equivocaciones objetivas porque tenderíamos a desconocer la labor que se viene desarrollando en política exterior de la mano de Elías Jaua Milano. En ese marco de reflexión, tenemos, obligadamente, que aceptar que estamos inmersos en una nueva etapa más del proceso revolucionario de la Revolución Bolivariana como es cierto que el peso específico de la figura, discurso, ideas e intercambio de proyectos propuestos con los países hermanos al sur del río Bravo y al sur del estado de la Florida, estado en territorio estadounidense, que impuso nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías, tiene su realidad objetiva pero que ello no implica que las decisiones políticas alcanzadas sean motivo de importancia sino, todo lo contrario, son de obligada perfectibilidad continua que significa la actual reflexión para la profundización de aquellas políticas humanitarias que la Revolución Bolivariana desarrolla en cooperación permanente con los pueblos hermanos.

Lo anterior expuesto es como introito al razonamiento sobre la profunda importancia de las elecciones para alcaldes y otros responsables estadales del Estado revolucionario venezolano que se celebrarán el día 8 de diciembre del corriente año 2013. Una elección democrática y participativa más en el marco del proceso revolucionario de la Revolución Bolivariana. José Vicente Rangel Vale en su programa dominical: José Vicente hoy (Televen)viene informando sobre las informaciones alcanzadas por las diferentes y serias encuestadoras que vienen realizando una proyección sobre las opiniones y gustos, libremente expresados, por los encuestados entrevistados. Según hemos conocido hemos podido alcanzar nuestras propias ideas de cómo se viene desarrollando la relación realidad sociológica vis a vis resultado de la encuesta lo que a su vez nos permite dónde consideramos que el proceso revolucionario bolivariano-nacionalista-chavista aún no es comprendido en su profundidad y proyección futura en el marco del proceso revolucionario de la Revolución Bolivariana. Esto lo estamos exponiendo porque debemos tener, permanentemente, presente que nuestra Revolución Bolivariana es una revolución en democracia participativa en plena libertad, opinión y respeto a los Derechos Humanos de toda la sociedad venezolana y de cada ser social como elector.

Pero vayamos a un ejemplo en concreto que tiene involucración con varios candidatos a ser elegidos como futuros alcaldes, concretamente nos referimos, a la Gran Caracas. Nos referimos a la elección de Ernesto Villegas como figura macro y los alcaldes de los diferentes municipios que se corresponden con esa inmensa extensión geográfica que Villegas bien definió cuando presentó su proyecto de gobierno para la Gran Caracas. Como político debemos siempre tener presente la incómoda objetividad. Es decir, cabría la pregunta: ¿ganarán en todos los municipios de la Gran Caracas referidos por Villegas los candidatos revolucionarios adscritos al proceso revolucionario de la Revolución Bolivariana? Evidentemente, seguramente, no se alcanzarán ganancias en todas las alcaldías referidas por Villegas. Ello nos lleva a dos (2) escenarios: el primero sería compensar la no obtención de la alcaldía con la mayoría de los representantes de las sociedades que estarán presente en la Cámara para la discusión y aprobación de proyectos que vayan en perfecta sintonía con el Plan Mayor expuesto por Ernesto Villegas. En segundo término, las probables contradicciones entre el Plan Mayor propuesto por Villegas y los intereses políticos-partidista-ideológicos de alcaldes que se oponen, sistemáticamente, al proceso revolucionario de la Revolución Bolivariana obligarán alcanzar diálogo y negociaciones correspondientes con las finalidades de evitar la lucha de clases que podría desarrollarse en función de los objetivos de clase que bien se pueden expresar por la propia estructura ideológica que ha desarrollado e implantado la ideología capitalista en el inconsciente de ciertos colectivos sociales. Es decir, sería fundamental exponer con toda la claridad correspondiente como lo viene exponiendo Ernesto Villegas: cuál Caracas queremos: la humanista y/o la consumista.

En ese marco referente, las elecciones del 8 de diciembre son fundamentales para el continuado desarrollo de la Revolución Bolivariana y el obligado apoyo a las políticas que viene impulsando el Presidente Nicolás Maduro Moros tanto como Presidente como líder de la Revolución Bolivariana. Las políticas que se vienen desarrollando a nivel nacional impactan necesariamente al municipio por lo que la relación obligada y propuesta por los líderes revolucionarios entre Miraflores, los gobernadores y los alcaldes lleva no solo a la profundización de la Revolución Bolivariana sino al proyecto nacional con impacto internacional-regional. Ello significa que durante está quincena hasta el domingo de fiesta electoral, los gobernadores deberán profundizar aún más y a la par a la labor que viene desarrollando el Presidente Maduro Moros sus presencias junto a los candidatos de la Revolución Bolivariana y el aparato ideológico de la Revolución Bolivariana explicar aún más la profundidad de la importancia de la importancia que tienen los municipios para el proceso revolucionario como bien lo viene desarrollando todo el equipo del PSUV y del Gran Polo Patriótico encabezado por Diosdado Cabello.

Quienes conocemos diferentes modelos de gobierno, podemos dar fe de las profundas ventajas sociales que ésta, la nuestra, Revolución Bolivariana viene expresando en su desarrollo paradigmático venezolano y sus influencias a niveles allende nuestras fronteras. Nuestra Revolución como se puede señalar, como ejemplo humanitario real y objetivo, las políticas de PetroCaribe y el Alba. Como es la importancia de la presencia revolucionaria en Mercosur, Unasur e incluso en la disminuida OEA. Ello significa que así como son importantes las figuras fundamentales de la Revolución Bolivariana en las realidades americanas también los alcaldes conjuntamente con los gobernadores son piezas fundamentales para la continua y permanente demostración que la Revolución Bolivariana es faro que guía políticas de paz, humanistas, solidarias y futurista.

delpozo14@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1267 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a177676.htmlCd0NV CAC = Y co = US