La banca atragantada

En el marco de esta confrontación política e ideológica se presenta una dura batalla económica donde sin lugar a dudas el gobierno deberá presentar perentoriamente un conjunto de medidas extraordinarias que permitan detener la feroz especulación que se mantiene bajo la premisa de un dólar que ya está cerca de costar 9 veces más que el oficial. A pesar de que muchos sectores económicos reciben el dólar oficial sus precios de venta al público se corresponden con el paralelo desatando así una brutal especulación que coloca los precios en niveles impagables y generan una grotesca usura.

El Gabinete Económico no ha podido detener la inflación, uno de los impuestos que más afecta a los sectores populares, y recientemente este mismo gabinete reconoció que empresarios inescrupulosos habían estafado al país con más de 20 mil millones de dólares a través de CADIVI, a 1245 empresas se les asignó dólares preferenciales que terminaron en el mercado paralelo. El PPT está exigiendo que se publique la lista de estas empresas y sus juntas directivas para que el pueblo conozca a estos ladrones y que el Ministerio Público inicie acciones inmediatas para castigar a los responsables de semejante desfalco.

El alto gobierno anunció que dictará medidas extraordinarias para enfrentar lo que ha denominado la Guerra Económica; una de la primeras medidas fue nombrar al Ministro y Presidente de PDVSA Rafael Ramírez como Vicepresidente del Área Económica; Ramírez dejó en claro que el país tiene suficientes divisas y que no se justifica un dólar paralelo tan especulativo e inflacionario y garantizó el flujo de divisas para los bienes e insumos que hacen falta para las festividades navideñas.

Es precisamente en el contexto de las medidas Extraordinarias que el PPT está proponiendo un sistema de incentivos que permita rebajar la carga impositiva a los sectores que actualmente estén realmente produciendo para que redirijan esos ahorros a incrementar la mano de obra, aumentar la producción y modernizar la maquinaria y tecnología, así como aumentar la carga impositiva a los sectores Bancarios y de Seguros que años tras años presentan ganancias exorbitantes producto de la intermediación financiera y la especulación en las primas y pólizas, para que estos impuestos sean dirigidos a áreas que necesiten mayores asignaciones como salud y educación.

Pese al inmenso esfuerzo que se está realizando por resolver el problema del desabastecimiento de un grupo de productos muy puntuales, la red de revendedores y la práctica de vender por bultos desde la harina hasta la leche siguen conspirando en contra de resolver este delicado problema que genera inmensas colas y malestar en el pueblo. El INDEPABIS debe arreciar su lucha contra la especulación y los revendedores que forman parte de una red que en conchupancia con asiáticos dueños de abastos especulan descaradamente con las necesidades de nuestro pueblo.

El Gobierno tiene problemas muy complejos que resolver, desde el aumento de la producción en el sector público y privado, pasando por Empresas Polar hasta Petróleos de Venezuela, contener el gasto público, mejorar el control fiscal, reducir la deuda externa y construir nuestro propio modelo socialista en el marco de una confrontación profunda con quienes quieren destruir el legado de Hugo Chávez, derrocar al camarada Presidente Maduro y volver al capitalismo y a su manifestación económica más perversa, el Neoliberalismo salvaje.

Hoy más que nunca está planteado la organización y movilización de nuestro pueblo para enfrentar esta guerra económica que arreciará en el marco de las elecciones del 8D. Solo el Pueblo salva al Pueblo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1365 veces.



Willian Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: