Julián contra Snowden, dos casos un asilo

Las comparaciones a veces no resultan beneficioso para nadie y en estos casos la intención, no es ser tendencioso ni menos darle una igualdad entre meritos o no, la situación, implica solo explicar algunas consideraciones necesarias que se deben tomar el gobierno revolucionario ante el cuadro que se presentan en las posibles similitudes jurídicas y/o humanitarias entre ellos.

El joven americano, ex agente de la CIA posiblemente un james bond de la época ya que ha puesto a temblar a más de uno en sus revelaciones de las informaciones clandestina que obtuvo y hoy pone en vilo al presidente de su nación, ¿Qué sabe o que puede decir? Solo ellos tendrán la proporción de lo que han hecho y temen hoy la humanidad, se entere lo que mucho que ya saben o presumen saber del sueño americano, Snowden, es un caso atípico en el espionaje, en la ficción americana y británica dicen que estos súper agentes 86, son preparados para estas eventualidades, ¿qué paso en la formación de este joven? Será que le ocurrió como la película el 5 elemento donde la joven utiliza el recurso del internet para conocer la cultura del humano y termina conociendo el verdadero rostro de los países poderosos que destruyen naciones sin importarle nada.

Ahora el caso del cantor de las montañas Julián Conrado, el preso que ha solicitado asilo en Venezuela y no le han respondido, Julián sobreviviente de las persecuciones de su país, ha dado bastante por la lucha antiimperialista y emancipadora de su pueblo del yugo capitalista de los gobiernos Santaderistas, sus melodías han hecho vibrar la selva colombiana levantando el ánimo y reforzando el espíritu heroico de los luchadores por las tierras de los campesinos, libres del opresor terratenietes y de las multinacionales que explotan su suelo.

La lucha de Julián no tiene dos días, ha podido tener muchos beneficios por su canto, imagine al cantautor de las montañas tocando una cumbia o vallenato en un Cd financiado por una disquera transnacional, realizando giras por el mundo, como lo han hecho muchos de sus compatriotas, sin embargo; Julián aparto todo ese estrellato por la noble causa de ver reivindicados a los oprimidos, hoy en una celda venezolana, solo pide la libertad por la que tanto ha luchado.

En ambos casos hay que hacer análisis políticos, jurídicos y humanitarios para darle el asilo a quien en verdad deba merecerlo, si la ocasión lo amerita hasta darle el asilo político o territorial ambos inclusive, pero; tomando en cuenta con objetividad la relevancia del asunto, en lo político, ambos casos darían mucho que hablar y conllevaría a tirar fuerte de la cuerda diplomática y conllevaría a una situación que los teóricos denominan tensa y agregaría caliente, con la diferencia de Snowden, es perseguido por el policía mundial y Julián por el incondicional latinoamericano de esa policía, habría que medir en los convenios comerciales en caso de, ¿Cual le conviene en lo comercial a Venezuela y generaría menos riesgo bélico? Habría que pensar una posibilidad que podría tratarse que el joven Esnouden sea un caballo de Troya, para los gobiernos latinoamericanos así poder los invasores intervenir en este lado del mundo bélicamente hablando.

También es necesario evaluar ¿por qué Rusia no le da el asilo si está en su territorio? Según lo planteado, son dos potencias y que no conllevaría a nada, habría simetría de poderes bélicos, en comparación a cualquier nación suramericana, ¿será que esta potencia, también utiliza mecanismos similares o huele algo esta situación? El presidente Santos dijo; recientemente que su independencia y autonomía él puede recibir en su territorio a las personas que él cree conveniente con el zarpazo dado por la visita del candidato perdedor ante el presidente constitucional de Venezuela Nicolás Maduro, entonces bien nuestro país puede otorgar el asilo a Julián Conrado, ya que es un país que goza de independencia absoluta, en acto de reciprocidad diplomática.

Jurídicamente ambos casos tienen asidero legal para el otorgamiento del asilo diplomático o territorial con la salvedad que Julián Conrado, se encuentra en nuestro territorio y es un perseguido político del Presidente Santos, Snowden se encuentra fuera del país y sin salvo conducto diplomático, al menos que lograse llegar a la embajada Venezolana en Rusia, el joven americano ya la representante ante la ONU de los derechos humanos Navi Pillay, indico que debe ser protegido por la información revelada que atentan contra los derechos humanos, pero, el país de las libertades asedia cualquier país que desee darle asilo al joven.

Humanitariamente hablando ambos casos tienen que ser evaluados, Julián enfermo, preso y viejo en una cárcel venezolana, por ende fuera de su patria por la necedad de su perseguidor de pulverizar a los hombres con dignidad que niegan desaparecer, esnouden, fuera de su patria, con miles de gigabyte de información secreta, con los miles de riesgos que se deben asumir al otorgarse el asilo, ¿Por qué pronunciarse a favor del joven americano y no por Julián Conrado? ¿No valió la pena el sacrificio humano, que ha hecho el cantautor de las montañas? Julián su bandera ha sido la revolución, y en revolución ¿se le niega el asilo humanitario? Otorgar el asilo al ex CIA Snowden, es humanitario, también; lo es, para Julián Conrado, donde no hay duda ha entregado su vida a las nobles causas de la liberación y sin el menor temor de equivocación, no es pieza de un ente secreto ni menos un caballo de Troya para justificar una invasión. Libertad y asilo para Julián Conrado, un deber revolucionario.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1608 veces.



Alexander Jimenez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas