El Libro y la Lectura víctimas

Órdenes “superiores”

El 11 de julio “El Superior” pasó raudo por el frente de la Plaza Bolívar de Catia La Mar y divisó con mirada fugaz los toldos que albergaban la 9na. Feria Internacional del Libro de Venezuela – Filven 2013, Capítulo Vargas, y calificó ese evento de “Mercado Persa” y así impartió su “Orden Superior”, un edicto papal con cachucha: “arrinconen esa vaina pal callejón de atrás, que desluce mi plaza”, musitó e inmediatamente sus conmilitones obedecieron, tumbaron los toldos para apartarlos de los ojos del Hegémono y dejaron a los expositores a la intemperie.

Pretendía que los expositores particulares sumisos recogieran sus libros y avergonzados se trasladaran a la calle trasera de la plaza y así devolverle “el decoro” al entorno... Pero por el contrario los expositores ofendidos protestaron -hubo quienes de ellos se encadenaron a sus toldos- y finalmente, cuando ya no quedó espacio para el diálogo, se retiraron de la plaza y la 9na. Feria Internacional del Libro Capítulo Vargas, quedó sepultada para siempre.

Esa fue la suprema consecuencia de las órdenes de “El Superior”, ahora bien ¿verdaderamente esos toldos afectaban la belleza del entorno? - La respuesta es NO, veamos por qué:
- En primer término, con esos mismos toldos, en muchísimas ocasiones y en esa misma plaza la gobernación de Vargas ha organizado múltiples eventos, sin considerar que afectaban la estética del entorno.

- En segundo término, no son precisamente los toldos, lo que afectan la estética del entorno, sino el entorno mismo; echemos un vistazo: A menos de 10 metros de la plaza, refiriéndonos a su flanco norte, se encuentra un rosario de fritangas, en los terrenos en los que otrora funcionara la escuela Emilio Gimón Sterling. En la acera de enfrente, en la entrada de la urbanización Páez, se encuentra una “primorosa” licorería, cuya fachada, ubicada a menos de 30 metros de las propias narices del caballo que tan gallardamente cabalga nuestro Libertador, es un verdadero rancho o mejor una asquerosidad de las que no tiene ni nombre ni justificación.

Esa licorería es una ofensa a la vista de la gente decente; a su alrededor se agolpan buhoneros, fritangas y como feliz corona de esa torta, esa licorería posee su propio urinario, para que los borrachos que pululan por sus alrededores orinen en paz.

- En tercer término, en la entrada de la vereda 12 de la urbanización Páez una “aromosa” cloaca, que según dicen los habitantes de la zona, es producto del desagüe de las piscinas del Centro de Adiestramiento Naval, ubicado en las inmediaciones de esa urbanización . Esta vereda exige una descripción adicional; su fetidez sí llega a la plaza Bolívar y tiene un puente que no tiene acera y obliga a los miles de transeúntes a caminar por la calle. Además las casas de allí son objeto de periódicas inundaciones, que exigen una solución definitiva de ese problema.

- Y en cuarto lugar, la drogadicción y la delincuencia, sin mencionar el caos vehícular que generan los transportistas, con sus equipos de sonido a todo volumen, que violan toda norma y atropellan al que se le atraviese en el camino.

Todos estos factores aquí enumerados nos conducen a pensar que “El Supremo” se equivocó, que su decisión fue mala, que atropelló una de las pocas manifestaciones culturales dignas que se realizan en la Plaza Bolívar, una feria para promocionar el Libro y la Lectura, sin reguetón, ni predicadores evangélicos desaforados con sus altoparlantes, en un ambiente que dignifica la plaza y que honra la memoria del Comandante Supremo, que sí fue el más grande de los promotores del Libro y la Lectura que ha tenido nuestro país.

Diego Zúñiga, Jefe Civil de la zona, se negó rotundamente a informar de dónde salieron las órdenes de desmantelar la feria, en la más nítida expresión de una política de polaina y cachucha, digna de de los chácharos de Gómez... y que me perdone El Benemérito.

No quiero pensar en aquello de que “Cuando oigo la palabra Lectura saco la pistola”...


elmacaurelio@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2297 veces.



Marco Aurelio Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: