Las disculpas

Los dioses y potentados no las dan. Sería reconocer que su supremacía es cuestionable. Si lo fuera, Abraham, de seguro, hubiera mandado al infierno al que le pidió el sacrificio de su hijo Isaac. Ese giro de la leyenda resulta tan inimaginable como que los países europeos se las dieran a Bolivia por la afrenta a su presidente.

Cada quien, en su escala, hace lo mismo cuando gente, a la que considera inferior, pretende obligar a esas disculpas. La diputada Machado, agarrada en flagrancia, denunció el abuso de poder cometido por el gobierno al difundir su desleal conjura contra la patria.

La osadía de exigir disculpas, asume ella (y toda la derecha), es expresión del resentimiento social que, por designio divino, cargamos, y no por las exclusiones y demás perversidades que cometieron en nuestra vida republicana. Y dado que toda decisión tomada por los dioses es inmutable, seguimos siendo resentidos a pesar de llevar ya casi quince años con el coroto. Por eso no se disculpan de sus rubieras (así llamaban en el llano las barbaridades cometidas por los blancos de apellidos).

A mi, en realidad, me importa un comino las disculpas europeas ante la ausencia de las colombianas por su respaldo a Capriles, por buscar ser miembro de la OTAN, por hacerse los locos con la afrenta a Evo y por los aviones que allí están, dispuestos para atacarnos. Por eso hay que decirlo: Colombia no es una hermana desorientada, sus gobiernos (y todos los que, siempre, los han elegidos) creen compartir el destino manifiesto yanqui, que es, también, un designio divino.

José Vicente Rangel, más específico que yo, dice: La ultraderecha de ese país, los uribistas, los grupos económicos poderosos, militares retirados, medios de comunicación, la empresa petrolera Pacific Rubiales y la intensa actividad que realizan sectores de la oposición venezolana que se mueven con libertad en el vecino país, convierte a Colombia en base de operaciones contra Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1647 veces.



José Manuel Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: