Los Obreros Petroleros y su Restearse con el Socialismo y Maduro

Recientemente, cuatro sindicatos que hacen vida en las empresas petroleras –Frente Socialista de trabajadores, Sindicato Político Socialista, Vanguardia Obrera Socialista y Comités Petroleros Resteados con Chávez- publicaron un remitido que puede leer a página completa en un diario de circulación nacional. Al terminar de leerlo, me quedé con cierta duda, que pudiera justificarse, porque ocupando una página completa, uno puede entender que no hay espacio para ofrecer muchas explicaciones. Así me dije, para convencerme que mi preocupación carecía de fundamento.

No muy convencido, volví a leer y me di cuenta que el texto tenía un poco más de 8 párrafos con letras más o menos grande. Más de la mitad del remitido abordaba situaciones ya muy conocidas que creí no fundamentales, frente a las cosas nuevas que quedaron en el aire y que hoy más que nunca, reclaman de un debate profundo precisamente por parte del movimiento obrero revolucionario. No lo digo yo; el remitido lo dice así en sus dos primeras líneas: “El cielo está encapotado y anuncia tempestad”. Nada más lógico que enfrentar una tempestad seguro de lo que se defiende y estando bien protegido política e ideológicamente.

Voy entonces a lo esencial de este remitido que deja muy flojo el asunto y aunque se entiende la disposición a defender lo que tenemos como movimiento obrero revolucionario, es fundamental ir al fondo de eso que defendemos. Muy bien que varios sindicatos en el área petrolera estén ya organizados para hacer un frente contra el golpe. Una iniciativa interesante que merece nuestro reconocimiento.

No queda bien, un “apoyo resteado al socialismo”, porque si algo luce extraviado y medio perdido hoy, es esto de cómo ha venido estructurándose nuestro socialismo. Es necesario por supuesto un apoyo y una manifestación de resteado con el socialismo, pero es muy necesario que venga del sector obrero también un análisis de lo que vivimos como socialismo y lo que entendemos por socialismo. Creo que un apoyo y un restearse así, no contribuyen en nada a los aportes importantes y cruciales que el movimiento obrero debe hacer. Un movimiento obrero “resteado” con un socialismo que ha encontrado en las devaluaciones una manera muy particular de corregir las contradicciones del capitalismo, suena un “restado” hueco.

Ya este “socialismo” va agotando la respuesta que nos ofrecía, según la cual, durante la IV hubo años en que la inflación superó el 103% anual. Esto va quedando atrás y ya no sirve para razonar y quedarse en un “restearse” con este socialismo. No este el socialismo que debería aplaudir el movimiento sindical. Un socialismo que recurre prácticamente a la “fabricación de billetes” para cubrir los déficit, no es el socialismo con el cual debería restearse el movimiento sindical. Este es un “socialismo”, que contraviene los intereses de la clase obrera venezolana, porque vuelve sal y agua el poder adquisitivo de los que menos tienen.

Un “socialismo” en el cual los alimentos han elevado sus precios en más de 1.700% no parece el más bonito socialismo. Leer este remitido así y sin tener la oportunidad de ver aunque se una “notica” a pie de página, planteándonos la opción de un socialismo distinto a este, deja una mala y amarga sensación. Por supuesto hay que restearse con Maduro con todo los hierros, pero en esto también cabe otra notica a pie de página, en la cual, se haga visible y justificable un importante golpe de timón. Maduro muy efectivamente trabajo el plan de desestabilización y ahora, sería muy importante que el movimiento de trabajadores eche el resto por un golpe de timón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1960 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a169507.htmlCd0NV CAC = Y co = US