La conspiración endógena

En política lo más importante y, en mi opinión, lo más difícil es definir por un lado las leyes generales que determinan la lucha de clases que se libra en todos los países del mundo moderno, y por el otro descubrir la combinación especial de estas leyes para cada país. Todos los pueblos de nuestra América, viven atados al yugo del imperialismo. No hay que olvidarlo ni un solo minuto. Pero esto no significa que el imperialismo se manifiesta de la misma manera en todos nuestros países. No. Algunos países son los conductores del imperialismo, otros sus víctimas. Esta es la línea divisoria fundamental de los estados y naciones. Desde esta perspectiva, y solamente desde ella, hay que considerar el problema tan complejo de fascismo y socialismo, pues, que lleva a la quinta columna o chavistas sin Chávez continuamente a ocuparse de conspirar, no es más que la guerra sucia bajo un velo hipócrita. Así es que todos estos basura mental suelen ser grandes conspiradores; también suelen ser amigos de lo ajeno o emprender muchas cosas, sucesiva o simultáneamente, siempre con el bien entendido de no llevar a cabo ninguna.

Sabemos por qué estos malos hijos de la Patria, comprometen, por decirlo así, la reputación del Proceso, prestándose la ocasión a que el enemigo saque de algunos casos particulares dividendos y deducciones generales: Relaciones de negociaciones ocultas, de secretos de Estado, anécdotas picantes sobre la vida privada de revolucionarios que desempeñan alguna función de Gobierno. Porque estos depravados de gran talento para delinquir todos piensan, de un malvado necio nadie se acuerda; por la misma razón que se repara más en presionar al revolucionario que al quinta columna. Nadie nota una mancha más en un cristal muy sucio, pero en otro muy limpio y brillante se presenta, desde luego, a los ojos del más pequeño lunar.

Cuando el pueblo observa que el Gobierno, cambia las reglas del juego o (cambio de timón), el sentimiento y la verdad, la voluntad es floja; cuando el sentimiento no tiene en su apoyo las ideas, el pueblo vacila es inconstante. Las ideas son la luz que señalan el camino, es más: es el punto luminoso que fascina, que atrae, que arranca el sentimiento, es el impulso, es la fuerza que mueve, que nos lanza a hacer revolución. Cuando las ideas no son claras, la atracción disminuye, la incertidumbre comienza, la voluntad no anda clara; cuando las ideas no son fijas, cuando el punto luminoso se muda de lugar, la voluntad muda de objetos, es voluble; y cuando no están en proporción las ideas, el entendimiento las contempla con desdén, quizá con desgana, pero la mente no se halla con fuerzas para tanto; el vuelo no puede llegar allá; la voluntad no intenta nada y si lo intenta se desanima y desfallece.

¡Cuántas reputaciones se dañan, cuando se destruyen, por la miserable vanidad! ¡Cuántos se empeñan en negocios funestos!, dan pasos desastrosos, se desacreditan o se pierden sólo por haberse entregado a la conspiración de una manera inmoral, sin dar ninguna importancia a los intereses del pueblo, a las reflexiones o indicaciones de los que ven más claro, pero que tienen la desgracia de ser mirados de arriba abajo, a una distancia inmensa, por ese don mentido que, habitando allá en el fantástico empíreo fabricado por su maldad, no se digna a descender a la ínfima región donde mora el pueblo. Y de esa ralea hay muchos, por más que no siempre no llegue la fatuidad a una exageración tan repugnante; el chavista sin Chávez abandonado a la vanidad que dejó desarrollarse en su conciencia sigue cada día con más ceguedad el peligroso sendero, hundiéndose más y más en ese ensimismamiento, en ese goce de sí mismo, en que el amor propio, por su ambición se exagera hasta un punto lamentable, degenerando por decirlo así, en egolatría.

No puede haber revolución, ni política nacional triunfante, a menos que la revolución política se transforme en revolución social y que la revolución nacional, precisamente por su carácter radicalmente socialista debe y tiene que destruir el Estado burgués.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1512 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a168354.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO