Como hace falta La Hojilla

Más hace el Diablo por Santos que por Diablo

Da tristeza tener que volver a hablar de Colombia en términos de enemistad; desde que terminó el gobierno del narcoexpresidente Uribe Vélez no había motivos para esto.

Da tristeza que se haya cerrado la ventana que nos permitía develar cualquier conjura antes de que esta tuviera la capacidad de hacer un daño irreversible.

Que lamentable que la luna de miel que, por lo visto de manera hipócrita, el presidente Santos tuvo con nuestro comandante y con nuestro país durara poco más allá del novenario de nuestro eterno comandante.

Que lastima por Colombia y los colombianos, que lastima por ellos; porque nosotros seguimos caminando mientras los perros ladraran a nuestro paso.

Algo muy grave debe estar sucediendo en la economía colombiana para que después de la vista del vicepresidente norteamericano Joe Biden al vecino país, el presidente Santos haya mandado al carajo la relación de paz, armonía y respeto mutuo que teníamos desde 2010.

El gobierno de Maduro no será blando con este descocido, ya se ve en las primeras reacciones que no lo será; Santos ha traicionado lo más sagrado: Su palabra empeñada a nuestro comandante y a nosotros.

¿Por qué Capriles va a Colombia? Porque allá esta activa la secta tradición Familia y Propiedad que aquí fue prohibida durante el gobierno de Jaime Luisinchi por el fallido atentado al Papa Juan Pablo II  http://www.aporrea.org/ideologia/a162135.html

En Colombia, un comunicado emitido en enero de 1999 por las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) citaba los siguientes datos acerca de actividades paramilitares por parte de TFP: La Unión de Bananeros de Antioquia -Uniban- había realizado en 1986 contactos con Ytzhak Maerot Shoshani, representante de una empresa israelí, que suministraba material bélico al Ministerio de Defensa de Colombia. Por intermedio de Soshani llegó al país el mercenario Yair Klein, representante de una empresa que ofrecía asesorías en materia de seguridad. Su arribo no fue registrado en extranjería. El israelí dictó cursos de entrenamiento en Puerto Boyacá, a los paramilitares, que al poco tiempo serían autores de las masacres de marzo de 1988, en Urabá (La Hondura y La Negra). A su llegada a Colombia, el contacto de Klein en Bogotá había sido el Mayor Isauro Hernández Hernández, miembro de la XX Brigada y de la organización ultraderechista Tradición Familia y Propiedad.'. Por su parte, en 1988 Klein salió de Colombia hacia Honduras, con el fin de dar instrucción a los contras nicaragüenses, patrocinados por Estados Unidos

A su vez, la Sociedad Colombiana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, TFP, publicó  en El Tiempo, de Santafé de Bogotá, y en El Universal, de Cartagena, el 31 de mayo de 1995, lo mismo que en el Washington Time, el 22 de junio del mismo año, y en el Diario de Las Américas, de Miami, el 2 de julio de ese año, un desplegado titulado: Si el Estado no lucha contra el crimen narco-guerrillero, se dejará dominar por él. En él, TFP exigía a las autoridades colombianas actuar con mayor energía ante la guerrilla, alegando que Colombia ha concedido a la guerrilla una impunidad sistemática, en lugar de reprimirla como ordena la ley. La TFP en ese comunicado se toma atribuciones de estado y deja entrever su capacidad de acción ante ese, para ellos, flagelo llamado guerrilla.

En Colombia están los comandos paramilitares del grupo de Uribe Veliz quien institucionalizó  el terrorismo de estado en su país con la llamada seguridad democrática, organizada por los paramilitares.

El gobierno de Israel ha financiado y entrenado terroristas paramilitares y miembros de la TFP colombiana. Capriles les ofrece a los gobiernos terroristas de Estados Unidos e Israel el control del petróleo venezolano, para abaratar su economía y financiar su política guerrerista. Pero como todo el dinero que estos han invertido en lograr derrocar, asesinar o ganar elecciones en Venezuela no ha sido suficiente para lograr su objetivo, presionan a Colombia para que se sume al plan..

La entrada oficial del gobierno colombiano en la guerra contra Venezuela debe ser respondida enérgica y prontamente; que no quede duda de que no nos chupamos el dedo y en estos momentos quien este con Capriles está contra nosotros.

El gobierno de Santos tiene mucha presión por parte de los gobiernos de Estados Unidos e Israel, bueno ese es su peo; allá él que se deja manipular por un paquete de dólares o un certificado. A nosotros no nos chantajea nadie, carajo!!; si Santos se quitó la careta porque piensa que nuestra fortaleza era el comandante Chávez, se equivoca, aquí hay Chávez pa rato y pueblo bravío y pueblo arrecho pa rato.

Nada, absolutamente nada justifica que el presidente Santos haya recibido a un enemigo del gobierno venezolano, a un sujeto que no reconoce nuestras instituciones y que está acusado de ser autor intelectual de crímenes de lesa humanidad. Nada, absolutamente nada justifica que no actuemos con energía ante ese insólito y gigante paso del gobierno Colombiano de reconocer y recibir a Capriles.

Si queremos que haya paz en Venezuela deben ser apresados al llegar al territorio los apátridas que están inmersos en el delito de traición a la patria; eso sin demoras y sin excusas. ¿Qué vamos a esperar? ¿Qué lleguen los paramilitares otra vez? ¿Qué empiecen a poner bombas en nuestras ciudades? ¿Qué vamos a esperar para actuar de manera oficial contra esa ofensa a nuestra patria?

Así como cambiaron a tres (Kiko, Ismael García y Karla) por uno (Mario Silva) en un oscuro trueque para sacar del aire a La Hojilla; una buena señal de que no nos joderan más seria que vuelva Mario Silva y que salga en libertad de inmediato Julián Conrado.

Salirnos de la mesa de negociación por la paz de Colombia solo beneficia al gobierno colombiano, si queremos darle la estocada al imperialismo en Latinoamérica, logremos la paz de Colombia para darle en la madre a la oligarquía y a los narcotraficantes de Colombia y para que el gobierno parasitario de ese país no tenga excusas para mantener la invasión norteamericana en su suelo.

Reevaluar la relación comercial con Colombia, Juicio por traición a la Patria a quienes están inmersos en esto, que vuelva La Hojilla como refuerzo a la guerra contra la desinformación y Libertad para Julián Conrado.

Patria Socialista, o Muerte. Venceremos!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1750 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Jiménez

Oscar Jiménez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas