De los resultados electorales del 14-A, la confrontación se avecina

Escribo con una sonrisa a medias, la victoria lograda no fue la esperada, el bajón electoral dejo espacio para que la oposición tuviera oportunidad de decir lo que se lo ocurra, eso es Harina de otro costal, la falla más grande es la que mas achica la brecha, la falsimedia y la guerra sucia siguen teniendo un efecto en nuestro pueblo que los hace recular cuando es más importante la contundencia electoral. Seguimos sin hacer grandes esfuerzos en concientizar y formar a las personas en los que los nuevos tiempos de la patria nos exigen, la anarquía lamentablemente se ha hecho común en nuestras vidas diarias, la revolución se hace con el ejemplo, tenemos una diversa fauna de dirigentes y gobernantes mata-votos que hacen mella en los esfuerzos realizados por el compañero Chávez, el más doloroso, su vida.

Embarcados en la aventurero grito de fraude ya sus dirigentes están, y con el arrastraran a miles de sus seguidores, la vanguardia a la que siempre cobardemente abandonan, las estrategias de mercadotecnia los hacen creer vencedores y nuestro resultado electoral no ayuda como disuasivo, tiempos de confrontación se nos avecinan, recuerden los fatídicos días del lapso 1999-2004, la polarización se hizo más evidente en este último proceso.

El fascismo muestra sus fauces sedientas de poder, no dudaran en hacer lo posible para hacerse del mismo, la sabiduría del presidente Chávez ojala este bien esparcida entre nuestra mitad de país que se pronuncio, la vorágine y la furia no serán como siempre contenidas por el gigante.

Su llamado a la unidad y a la paz siempre es con la condicionante de estar ellos en el poder, los ataques vendrán de todos los flancos posibles, el oligopolio Alimenticio está echando el resto, la guerra económica estará a la orden del día. De cómo manejemos estos escenarios depende hasta la supervivencia misma de la patria.

Con solo dos posibilidades espacios, radicalización ó pacto, el pacto debe ser descartado, con ellos no se negocia, la historia no los ha demostrado, hasta el punto que luego del 11A/2002 fueron aun más extremistas y nos paralizaron al país por completo durante dos meses.

En cuanto a la radicalización, es necesaria la autocritica seria, sin ínfulas partidistas y sectarias, perdimos mucho terreno por este tipo de cosas, ahí radica el gran problema, es inaudito que a 14 años de revolución sigamos teniendo personas que se autoexcluyen y son capaces de migrar su votación a la misma clase política con los condeno a vivir como marginados. Gran parte de esto culpa de los mata-votos, la revolución tiene que ser de calle, de asamblea, contestataria, eficiente y liberadora, cambiar el paradigma de participación comunitaria es el aval de continuidad.

Las tareas pendientes y mas escabrosas son la seguridad y la verdadera soberanía alimentaria, la primera está siendo tratada, pero todavía son tímidos los resultados, debemos primero controlar la anarquía, que las leyes sean cumplidas de verdad, las segunda radica en que en un futuro, un dueño monopolio no juegue a la guerra alimentaria solo por algún interés político o económico.

La invitación final, es la que siempre realizó Hugo, esta revolución es para todos por igual, busca la verdad siempre.

Con la Izquierda Siempre

Eduardo Abud
ejar7785@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1338 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a163900.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO