¿Cuál es nuestro asombro?

Ni con el 90% de ventaja, esos crápulas, representantes del odio, del vandalismo, actos criminales por lo que deberían estar bien presos; con su población de apoyo enajenada, inoculada con el más feroz veneno, índole egoista, individualista. Industriales, comerciantes, dueños de la economía ,con el apoyo mediático más feroz y del imperio más perverso que ha existido, junto a las transnacionales hambrientas de nuestras riquezas. Esa especie que de venezolanos no tienen nada, con tremendo rabo de paja, ladrones, tramposos; con sus empleados y obreros con la marca del látigo y los castigos con el cepo oprimiéndoles, eso está arraigado en sus pobres almas de esclavos y es imposible que cambien de la noche a la mañana su horizonte oscuro. Los primeros, vende patria; los segundos, arrodillados, nunca han dejado de ser peligrosos. Para ellos no hay porcentaje de ventaja que valga; ellos sólo quieren el poder a costa de lo que sea y lo han demostrado infinidad de veces.

14 años de asalto, de ignominia, de perversas respuestas a un pueblo que lucha por vivir dignamente. No pueden tener otra respuesta, su tendencia es el entreguismo a sus amos imperiales, es la destrucción de la Patria con sus lame suelas, limosneros que se acostumbraron a su plancha de zinc y su bolsita con las sobras con alimentos de segunda calidad.

Rogué estar equivocada en mis apreciaciones en cuanto a esos “neopatriotas” que de la noche a la mañana “razonaron”, luego de catorce años maldiciendo, creando estragos y desasosiego en todo el país; y como si les hubieran tocado su corazón, su mente, y sus sentimientos con una varita mágica , despertaron de repente. Si Luis… Lo expresé en tres artículos recientes. Toda regla tiene su excepción y segura estoy que de ellos, pocos, muy pocos son sinceros. A la prueba me remito

Dales duro, Maduro, que tu eres el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. La pelea es peleando, no más concesiones a esos fascistas. Tienes pueblo suficiente y dispuesto a lo que sea también.

Queremos paz, pero si ellos persisten en sus provocaciones guerreristas, pues también tendrán respuesta.

¡Misión cumplida Comandante Eterno!, y como tú mismo nos enseñaste, la lucha es larga, dura, pero victoriosa.

Mónica Hernández


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2957 veces.



Mónica Hernández


Visite el perfil de Mónica Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mónica Hernández

Mónica Hernández

Más artículos de este autor


Notas relacionadas