Nicolás Maduro garantiza el Plan de la Patria

Las circunstancias de la Patria nos han llevado a realidades constitucionales cuando el Comandante, Hugo Rafael Chávez Frías, está caminando por las llanuras eternas con la alegría de haber sido ejemplo para toda la sociedad venezolana y allende las fronteras terrenales de esa importante conjunción de ser humano y ser creado, ejemplo convertido en pensamiento eterno-nacional-revolucionario porque nuestro Comandante ha revolucionado la Historia y ha sembrado la semilla de la dignidad patria convirtiendo los pasados-aspirados-revolucionarios en realidades objetivas de Estado democrático—nacionalista-revolucionario. Al mirar hacia atrás en pasado, nos asombramos como, casi de repente, saltó a la Historia un hombre de provincia convertido en militar de la Patria y en político honesto, trabajador, de principios ético-morales que con un verbo profundo pero sencillo penetraba en los inconscientes telúricos nacionales de los sectores sociales olvidados y de aquellos sensibilizados pero golpeados por la Historia de la revolución venezolana que nunca dejaron de caminar en las aspiraciones de cambios reales socialistas para la Patria.

El Comandante sorprendió a “tirios y troyanos” con sus propuestas reflexivas de buscar cambiar realidades estructurales y super-estructurales de un estado capitalista-rentista (Asdrubal Batista dixit) cuya realidad las derechas nacionales se negaron a aceptar en sus soberbias reales de poder cuando controlaban al Estado burgués nacional en sus propias limitaciones como estado-burgués-dependiente; es decir, las contradicciones que se desarrollaron entre eurocéntricos y washingtonianos en las conciencias alienadas de una burguesía nacional-dependiente (aún cuando se lea en contradicción) se encontraban en PDVSA pero no para avanzar en el desarrollo del estado-burgués-capitalista sino para profundizar en una combinación de rentismo-internacional versus rentismo-criollo-seudo-nacionalista.

La realidad dialéctica interna de la burguesía venezolana frente a las realidades objetivas de presión y dependencia permanente desde Washington se vio interrumpida por la pronta presencia de los avances ideológicos y económicos de las tendencias demócrata-cristianas euro-comunitarias sustentadas en los paradigmas heredados, supuestamente influyentes, del carácter estructural-estatal-colonial borbónico-español que, según aquellas tesis, permitirían influir en las decisiones políticas reales de Estado tanto en los sectores políticos como económico-financieros que les permitiría convertir esas presencias peninsulares tanto en Venezuela como en la Patria Grande en decisorios de los destinos continentales americanos pero, como exigencia político-ideológica-económica alcanzada en aquella reunión de Las Azores, con y en comandita con las políticas neoliberales que Washington y Wall Street decidieran en función del desarrollo de la etapa post-moderna-capitalista globalizada.

En simple palabras, las privatizaciones fueron el norte y la base ideológica de la neo-dependencia impulsada desde La Moncloa para la América Latina por José María Aznar como “faro-guía” para los líderes latinoamericanos de derechas innombrables, por demás, que, en las actuales circunstancias, sí Mariano Rajoy no se encontrara en el “ojo del huracán” hispano trataría de retomar de nuevo como política del estado español cuando es el propio Mariano Rajoy quien nos lo demuestra recibiendo en La Moncloa al dictador paraguayo Federico Franco y la prensa monárquica-de-las-derechas-franquistas-fascistas arremeten cuasi-diariamente contra la Revolución Bolivariana y contra el candidato del chavismo, Nicolás Maduro Moros.

No sería de necesidad exponer lo que todo cristiano de a pie ya conoce que es que en estas elecciones se confrontan, una vez más, dos (2) modelos socio-económicos e ideológicos que van más allá de lo nacional para, inevitablemente, influir allende nuestras fronteras nacionales y, porque no decirlo, repercutir allende los mares continentales cuando es evidente que las políticas socio-económicas impuestas e impulsadas por nuestro Comandante (léase: las Misiones) están demostrando que con mucho sacrificio se puede cumplir con la norma bíblica del amor en sociedad. Pero debemos ser serios y prudentes. Es verdad que Venezuela tiene unas ventajas objetivas que le permite al Gobierno bolivariano-nacionalista-chavista y socialista poder invertir en “las Misiones” acelerando los necesarios cambios tanto a nivel de la estructura como en caminando en los cambios en praxis que se contienen en la Constitución como, reiteradamente, nos lo repetía nuestro Comandante.

Pero no son solamente importantes las ventajas objetivas que significan las materias primas (petróleo, hierro, bauxita, fósforo, carbón, metales estratégicos, oro, diamantes, gas, agua, tierras labrables, mares de pesca, posición geoestratégica) sino, también, los diseños de las políticas socio-económicas que en equilibrio inciden en la solución y el progreso de toda la sociedad venezolana; es decir, el equipo de gobierno del Gobierno Bolivariano que fue conformado, con paciencia, por nuestro Comandante Chávez Frías, también, ha permitido que, equilibradamente, la sociedad vaya creciendo sin altibajos, sin fuertes contradicciones lógicas de escenarios reales de cambios profundos pero, al tiempo, sin negar ni las realidades sociales ni las contradicciones de clase en consecuencias lógicas por la dialéctica de las contradicciones, es decir, la “lucha de clases”.

Venezuela no está exenta de los escenarios internacionales. Nos explicamos en sencillos ejemplos. PetroCaribe es una decisión de Política del Estado Bolivariana con fuertes incidencias en economías de los países que están incorporados a esa realidad porque el tema es petróleo. Como ustedes son muy inteligentes, innecesario es explicar “aguas abajo” esa realidad en praxis socio-económica pero si es obligado exponer que esa política petrolera incide en dos (2) realidades políticas: tiene sus impactos en la política que se conjuga en el conjunto de la “Doctrina Monroe” y, en segundo lugar, la tesis de la dependencia se ve, profundamente, afectada por las realidades-beneficios a favor de los pueblos y gobiernos que se conjugan hermanados en el seno de Petro-Caribe. Es evidente, obvio y, profundamente, lógico que las derechas expongan sus paradigmas políticos en contra de las políticas de PetroCaribe, ideas derechistas que se enmarcan tanto en la supuesta dependencia como en la alienación super-estructural de las naciones-miembros de PetroCaribe hacia el suplidor de crudo; por ello, Nicolás Maduro Moros, en conformidad con sus experiencias como Ministro de Relaciones Exteriores de nuestro Comandante y del Gobierno Bolivariano, mantendrá un serio y permanente seguimiento como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela con la finalidad de mantener lo fundamental en cooperación que sustentan las políticas humanitarias de PetroCaribe.

Pongamos otro ejemplo. Los acuerdos con la República Popular China. Nos consideramos que son tiempos de exponer verdades. Se nos asignaron las responsabilidades de contribuir con el desarrollo de las relaciones bilaterales-globales con la República Popular China desde el año 1981sustentándose en el estadio de nuestros estudios relacionados con aquel país y, particularmente, con la Historia del Partido Comunista Chino. Caminamos desde el “Bicentenario del Natalicio de El Libertador” hasta nuestras visitas oficiales a los campos petroleros de la provincia de Shandong, por las industrias petroleras pasando por las siderúrgicas, industrias variadas, solo por mención. Es decir, aunque la 4ta. República expresó sus intereses por desarrollar las relaciones bilaterales sino-venezolanas no dio y/o no se atrevió a dar ese paso obligado de alcanzar acuerdos de mutuo beneficio entre ambos países que si los decidió y asumió con todas las responsabilidades concernientes nuestro Comandante en Jefe y Presidente, Hugo Rafael Chávez Frías, además de mostrarnos en órdenes precisas de su personal interés en desarrollar esas relaciones geoestratégicas. Nuestra experiencia en esas realidades en el marco de las relaciones bilaterales, ello nos permite exponer que, a pesar de que hay áreas estratégicas que aún no han sido tratadas y descubiertas además de otras olvidadas (cultura, por ejemplo), estamos seriamente convencidos que los acuerdos alcanzados, por ahora, son de mutuo beneficio para ambos países, Venezuela y China. Es verdad, nos consta personalmente sobre la base de una reunión celebrada en espacios de la Universidad Simón Bolívar con un representante del Pentágono, que el conjunto conformado por Washington-Pentágono están “muy preocupados” por el desarrollo de las relaciones sino-venezolanas pero quienes le dan “una patada a la mesa” son los yanquis y Nicolás Maduro Moros, no solo como Canciller sino por ser “el hijo de Chávez” está perfectamente al día de esas realidades y de las decisiones a considerar y alcanzar como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y conductor de la Revolución Bolivariana Socialista implementando el “Plan de la Patria” como testamento-orden dada por nuestro Comandante en Jefe y Presidente eterno.

Permítasenos antes de “bajar la persiana” comentar otro importante acuerdo cuales son aquellos acuerdos alcanzados con Rusia. Un solo tema: el militar. Sí nuestro Comandante en Jefe y Presidente nos decía, reiteradamente, que el parque militar que heredó de la 4ta. República no solo estaba obsoleto sino inexistente para defender a la Patria, es porque era verdad. Ante esa objetiva realidad tomó la decisión de alcanzar acuerdos en esa área con Vladimir Putin. Todos sabemos que Nicolás Maduro Moros fue y seguirá siendo sindicalista de corazón, líder social de las masas que pululaban en permanente protesta las calles de Caracas, cantante (nos creemos que puede ser que haya sido buen músico pero con desafinada voz sino que demuestre lo contrario), diputado, Canciller y, por ahora, hasta el 14 de Abril (2013), Presidente (e); seguro estamos que no es militar pero, además de estar aprendiendo los intríngulis del mundo militar con la colaboración de Diosdado Cabello, está rodeado de los militares de la Patria que, también, son como Nicolás “hijos militares de Chávez” que sabrán asesorarlo, guiarlo cuando las circunstancias objetivas así lo requieran.

Por último, nunca podremos ser lo suficientemente agradecidos con Cuba. Aprender a leer y escribir, poder ver de nuevo, son dos (2) realidades con un profundo impacto en la felicidad de los favorecidos que es imposible describir. Cualquier contribución que podamos realizar por Cuba, su pueblo y su Gobierno nunca podrá alcanzar la “plena gratitud”.



delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2548 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a162845.htmlCd0NV CAC = Y co = US