Venezolano que me oís

No se puede despedir a quien no se ha ido

El comandante eterno no se fue, por que solo se va el que se olvida y a un mes de su multiplicación, Hugo Chávez está más vivo que nunca.

La fe de un pueblo sediento de amor lo lleva hoy en su corazón, como lo ha llevado desde siempre; la fe de un pueblo sediento de atención lo lleva hoy en su pensamiento que es palabra viva, como lo ha llevado desde siempre.

Hugo Chávez no se va, como no se va Simón Bolívar, como no se va Simón Rodríguez; como no se va Ezequiel Zamora; como no se va Cristo; si, así como suena, como no se fue Cristo; Hugo Chávez no se va, Hugo Chávez no se fue; Hugo Chávez no se ira.

¿Cómo podrá irse un padre, del corazón de sus hijos? ¿Cuándo se va una Madre del corazón de los hijos? No podrá irse y nunca; esas son las respuestas desde el corazón y eso es Chávez, Chávez es Padre, Chávez es Madre, Chávez es Corazón, Corazón de mi Patria, Corazón de mi Vida, Corazón de mi Pueblo.

Entonces nada de despedidas, solo bienvenidas nos caben; bienvenida la nueva etapa; bienvenida la nueva forma de vida del comandante eterno; bienvenido el nuevo estilo de mando del Comandante Supremo de la Revolución.

Chávez nos dejó el plan de la patria, no necesitamos, aunque queremos, de su presencia física para aplicarlo; no necesitamos, aunque queremos, de su presencia física para hacerlo realidad.

Somos un pueblo creyente, somos un pueblo amoroso, somos un pueblo Bolivariano y somos un pueblo Chavista y así como Bolívar está en nuestro corazón y en nuestra religión; Hugo Chávez también está en nuestro corazón y en nuestra religión.

Nicolás Maduro tuvo la valentía de compartir con todos una experiencia de esas que muchos hemos sentido y pocos hemos compartido. Los venezolanos, siempre hemos tenido un respeto y un deseo de mantener aferrados a nosotros a nuestros amados deudos, así ha sido desde siempre y así será para siempre; y las manifestaciones de reciprocidad a tanto amor también ha sido devuelta por nuestros deudos en algún tipo de manifestación; así somos, nadie que se precie de venezolano puede ser tan hipócrita como para no reconocerlo. Que eso sea un acto privado o pueda hacerse público es otra cosa; eso va con la personalidad de cada quien; solo que el que se sienta libre de esa experiencia (desde su corazón) que lance la primera carcajada.

Las manifestaciones extra vida no son ajenas a nuestra cultura, desde los inicios de la humanidad; Nicolás Maduro no es ni el primero ni el único que ha recibido ese tipo de regalos; quizás esas experiencias sean productos de nuestras propias ansiedades pero eso no tiene importancia, lo importante es que el que una persona o una comunidad logre vivirla, solo indica un claro mensaje de pureza de corazón y fe.

Que se ría públicamente alguien sobre algún acto de fe adjudicado a José Gregorio Hernández, que se ría públicamente alguien sobre la experiencia vivida por un pescador Margariteño quien asegura que sacó una perla con forma de pierna después de que la Virgen del Valle le curó la suya de forma milagrosa.

Que se ría públicamente de sí mismo o de su hermano o de su madre o de su abuela el hipócrita que expresa solapadamente que es digno de burla aquel o aquella que dice haber hablado en sueño o en esencia o de alguna forma con ese hijo, abuelo, padre, madre, hermano deudo.

Hugo Chávez esta, como mi papá, en el aire, en el mar, en los árboles, en la música, en el silencio; en la vida, en la mirada de mis hijos pequeños, sus nietos.

¿O es que alguien se va a reír si le cuento que hable con mi Papa, mientras escuchaba su eterna bandolina, a través de una hermosa marejada que me salpicó de vida y esperanza, en un mar que estaba tranquilo y placido?

Eso somos, somos leyenda y tradición, somos vida y esperanza; Venezolanos que me oís, Chávez no se puede despedir, pues Chávez no se ha ido; el sigue aquí entre nosotros.

No descuidemos el camino que Chávez se nos puede aparecer en alguna vuelta del camino a reclamarnos y lo hará a través de la mirada del niño que dejamos que se perdiera, nos hablara a través del pajarito que no encuentra donde hacer nido pues permitimos que tumbaran los arboles; nos hablará a través de las piedras del rio que dejamos desaparecer; nos hablará a través de la brisa que golpea en el desierto que dejamos crecer.

Mantengamos el camino y Chávez nos abrazará y felicitara en alguna vuelta del camino y lo hará a través de la sonrisa del niño que no dejamos que se perdiera, nos hablará a través del trino del pajarito que hizo su nido en el árbol que no permitimos que tumbaran; nos hablara a través de las piedras que lleva el rio que no dejamos desaparecer; no hablara a través de la brisa fresca del bosque que no dejamos convertir en desierto.

El camino es el socialismo, Venezolanos que me oís, el camino es el socialismo; hoy tenemos Patria y seguiremos teniendo Patria.

Viva Chávez carajo! Viva Bolívar Carajo!! Viva Venezuela Carajo!!

Diez millones de pajaritos trinarán el 14 de Abril y sus trinos se computaran en votos por Nicolás Maduro, el hijo de Chávez, el hijo del Pueblo, el hijo de la esperanza.

Venezolanos que me oís: “Mi opinión firme, plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en un escenario que obligaría a convocar de nuevo a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón”.

Entendido Comandante!!!

CHAVEZ VIVE Y VIVE, LA LUCHA SIGUE Y SIGUE!!

oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1945 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a162838.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO