El monstruo político que es y será Chávez

Se dice que alguien es monstruoso, cuando es muy feo, o cuando es muy grande CUANDO ES UN SER FUERA DE LO COMUN. Hay monstruos buenos, malos y regulares como todo en este mundo. Chávez sin duda es un monstruo capaz de trascender hasta su muerte física. Aunque alguna decisión suya sumó a nuestra familia en la angustia, dolor y desesperación con la medida tomada contra ECONOINVEST, desde el punto de vista “ estrictamente político” quedarán en la historia de la República Bolivariana de Venezuela como un hito: el antes y el después de Chávez.

Muchos lo tildaron de bruto, resentido, zambo, ordinario, inculto, militarista, dictador y no sé cuantos epítetos más, el tiempo se ocupó de desmentir esto. Que cometió errores garrafales, claro, pero sus aciertos sociales fueron de tal magnitud, que lo hará inolvidable. Su política exterior al independizarnos del imperio y tratar de crear un mundo multipolar y de unión entre los países del sur, quedará en los capítulos de la historia política mundial.

Su carísima de hombre humilde, espontaneo (a veces se le pasaba la mano), su origen campesino, su amor por los pobres (el fue uno de ellos), no tienen parangón en la historia política venezolana.

El conocimiento de su pueblo, sus clases de historia y geografía patria, sus bailes y chistes, así como sus poemas y canciones, se grabó en el corazón de muchos venezolanos.

Puedo decir que gran parte del mundo, volvió sus ojos a Venezuela, gracias a Chávez, por su carisma y también por sus cosas buenas y malas. Un político que se dio a conocer y generó odios en algunos y frenesí amoroso en otros. Muchos años pasaran para que algún político, logre esto.

Un hombre que sabía que su muerte se acercaba tuvo el gesto el 8 de diciembre del 2012, a pesar de sus dolores físicos y emocionales, de venir a despedirse de su pueblo, para prevenirlo y dejarle la guía de lo que se debía hacer. Pérez Arcay recordó la despedida gloriosa de “Negro Primero” haciendo una analogía con esta despedida de Chávez.

Su legado se lo transfirió a otro hombre de extracción humilde “Nicolás Maduro Moros”, porque entendió que para conectarse al pueble, hay que haber vivido sus sufrimientos.

EL CANDIDATO OPOSICIONISTA tendrá que ganarle a Maduro quien fue alumno de Chávez por más de 19 años y a Chávez hecho sentimiento popular.

Lo veo muy difícil

Maos42@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2251 veces.



Miguel Antonio Osío Sandoval


Visite el perfil de Miguel Antonio Osío Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas