¿Magnicidio de nuevo cuño? (III)

Quiero agradecer infinitamente las muestras de aprecio, los datos y aportes de estos escritos, que buscan generar las inquietudes suficientes para que, en medio del dolor que hoy nos embarga y enluta a los venezolanos y venezolanas, el Estado Venezolano, y el gobierno bolivariano en la persona de nuestro compañero y camarada, Nicolás Maduro Moros, inicie las investigaciones para determinar las verdaderas causas del fallecimiento de nuestro Comandante-Presidente Hugo Chávez Frías, ya que desde el punto de vista de algunos de nosotros, hay elementos y circunstancias que no están claras, sobre todo por la forma como ocurrieron los hechos.

Muy interesante el artículo de Atilio Borón, en donde este famoso escritor argentino, al igual que muchos, se hace muchas preguntas y aún esperamos las respuestas. En su artículo "¿Chávez murió o lo mataron?" publicado en varias webs revolucionarias el 11 de marzo de 2013, señala que en el periódico británico The Guardian publicó hace más de un año un trabajo en donde se dan a conocer algunos antecedentes estremecedores que le asignan a la hipótesis de la inducción externa del cáncer de Chávez, un sustento nada despreciable. Hay que leerlo y que cada uno de nosotros saque sus propias conclusiones.

Los senadores Frank Church y Tower John (aparecen en la foto) examinan el arma de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que causa cáncer y ataques al corazón.

De igual manera señala Borón en su artículo, que WikiLeaks informó que en 2008 la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) solicitó a su embajada en Paraguay recoger todos los datos biométricos, incluyendo el ADN de los cuatro candidatos presidenciales. En el Caribe los teóricos de la conspiración tienden a creer que la CIA también tenía las manos metidas en la muerte de la activista trinitaria de los derechos civiles y panafricanista Kwame Ture; en la del legendario icono del reggae de Jamaica, Bob Marley y en la del primer ministro de Dominica (no confundir con República Dominicana) Roosevelt Bernard “Rosie Douglas”. Durante la investigación del Comité Selecto del Senado de Estados Unidos sobre planes de asesinato de la CIA a líderes extranjeros (conducida en 1975) se reveló que la agencia había desarrollado una pistola de dardos envenenados que causaba ataques al corazón y cáncer. La pistola disparaba un dardo -de la anchura de un cabello humano y un cuarto de pulgada de largo- conteniendo en la punta un líquido congelado de veneno que podría penetrar la ropa, era casi indetectable y no dejaba rastro alguno en el cuerpo de la víctima.

Kwame Ture o Stokely Carmichael, el ex líder radical de las Panteras Negras, que inauguró el movimiento del Poder Negro de la década de 1960 murió diciendo que la CIA lo había envenenado con cáncer. Kwame Ture murió de cáncer de próstata a la edad de 57 en 1998. Su amigo, el artista multimedia y activista Wayne “Rafiki” Morris, dijo que Ture dijo que “sin equivocación” que la CIA le había provocado el cáncer. “Conocía a Kwame desde 1976 y durante todo el tiempo que lo conocí nunca bebió o fumó cigarrillos”, dijo Morris. “Era un muy buen nadador, hacía ejercicios regularmente, no tiene ningún problema médico y era muy consciente del cuidado de su salud”.

Bob Marley murió de cáncer de melanoma en 1981. Tenía 36 años de edad. El informe oficial es que contrajo cáncer tras lesionarse un dedo del pie que nunca sanó mientras jugaba al fútbol en 1977. Los teóricos de la conspiración afirman que Carl Colby, hijo del fallecido director de la CIA William Colby, le dio a Marley un par de botas en la que había un trozo de alambre de cobre recubierto con una sustancia cancerígena que pinchó el dedo gordo del pie de Marley. Existe una similitud inquietante entre Marley y la situación de Castro con zapatos envenenados. El embajador de Cuba en Trinidad y Tobago, Humberto Rivero dijo que la CIA y los exiliados cubanos intentaron más de 600 veces de matar a Castro con cigarros explosivos, inyectándole cáncer o mediante un traje de neopreno forrado con veneno. En el caso de Marley la CIA presuntamente utilizó el cáncer en sus zapatos, para Castro se pusieron sales de talio, un veneno altamente tóxico en sus zapatos. Después de sólo ocho meses de ser elegido como primer ministro de Dominica, el político radical “Rosie” Douglas fue hallado muerto en el piso de su residencia en 2000. La causa de su muerte fue un ataque masivo al corazón. Su corazón era el doble de su tamaño normal. Al igual que Ture y Marley, hacía ejercicios regularmente. El hijo mayor de Douglas, Cabral, insistió en que su padre había sido asesinado y dio a entender que la CIA estaba involucrada en lo ocurrido. Moshood Abiola, el hombre que según muchos había ganado las elecciones de 1993 en Nigeria, murió de un ataque al corazón después de que le dieron un cóctel que amplió su corazón al doble de su tamaño en 1998. Jack Ruby, el asesino que mató al presunto asesino del presidente de Estados Unidos John f. Kennedy, Lee Harvey Oswald, murió de cáncer de pulmón en 1967. Lo extraño era que las células cancerosas no eran del tipo que se originan en el sistema respiratorio. Le dijo a su familia que le inyectaron células de cáncer en prisión cuando le dieron inyecciones para combatir una gripe. Murió justo antes de que fuera a declarar ante el Congreso.

Uno de los perpetradores de la tragedia aérea de Lockerbie, Abdelbaset al-Megrahi, desarrolló cáncer terminal. El líder del partido de oposición de Canadá, de tendencia izquierdista, Nuevo Partido Democrático (NDP), Jack Layton murió a causa de una forma no revelada de cáncer en 2011. Parecería que tener tendencias izquierdistas es peligroso para la salud de una persona. A partir de 1953 los rusos estaban utilizando microondas para atacar a personal de la embajada los Estados Unidos en Moscú. Un tercio del personal de la embajada eventualmente murió de cáncer como producto de esta irradiación de microondas. Imagínense lo avanzado y sofisticado que la tecnología de los asesinatos se encuentra hoy en día.

Habría que sumar aquí también el caso del Primer Ministro israelí Ariel Sharon, quien pese a su pasado sanguinario y criminal de éste por sus masacres y genocidios en contra del valiente pueblo palestino, y que sufrió un derrame cerebral a principios del año 2006, producto de una "medicación" para tratarse una trombosis, lo que motivó que se le practicarán ocho intervenciones quirúrgicas ( entre ellas la extracción de parte del intestino) en el Hospital Hadassa de Ein Karem, cerca de Jerusalén, actualmente se encuentra en coma y cada vez más en el olvido. ¿Será que este nefasto personaje se volvió de un momento a otro incómodo a los intereses del Estado sionista de Israel y tenía que ser "eliminado"?

También queremos insistir en la tesis del asesinato del Presidente Chávez, a través de la ingesta de la sustancia radioactiva polonio 210. Esta sustancia es 50 veces más peligrosa que el uranio. La ingesta o inhalación de esta sustancia en una cantidad excesiva, puede tener las mismas consecuencias que la radiación de Hiroshima, pero individualmente. Estos efectos se pueden notar a partir del tercer día, no son inmediatos. Los primeros síntomas son la caída del cabello, molestias gastrointestinales. A continuación, el hígado y los riñones fallan; se paraliza el metabolismo y la médula ósea. Y la muerte se produce por un fallo multiorgánico. Todos los síntomas que fué sintiendo nuestro Presidente en el marco de su convalecencia.

¿No les parece que esta descripción de lo que hace esta sustancia radioactiva coincide con "los partes médicos" que daba el señor José Rafael Marquina, Nelson Bocaranda y otros "periodistas"? ¿Como tenían acceso a un conjunto de informaciones que era privilegiadas y manejada por un coto muy cerrado, por constituir un asunto de seguridad de Estado? Creo que, en el marco de esta investigación, este señor José Rafael Marquina, Nelson Bocaranda, el ABC de España y otros que opinaron con lujo de detalles del avance de la enfermedad del Presidente Chávez.

¿Será también que estos señores, y estos medios involucrados conocen la identidad del posible asesino o los posibles asesinos de Hugo Chávez? ¿Por qué después que tanto opinaron ahora hacen mutis y no opinan más nada al respecto?

Y para finalizar, estas extensas, pero necesarias reflexiones, quiero regalarle al Comandante-Presidente Hugo Chávez, este pensamiento que encontré y leí en algún lado: " Que silencio tan grande. Chávez! Dicen que te moriste! Ja! Quienes dicen eso no entienden que vives en cada uno de los latidos de nuestros corazones. Ahora te has hecho libre Comandante.Vuela! Como la paraulata en el llano. Corre, arañero! Corre por esas calles en tu Sabaneta querida.Atrapa la pelota Tribilín! Cerca de aquella mata de mango hay un chinchorro. Anda catire, descansa.Es la hora. Mira justo a tu lado, es la abuela Rosa Inés! Y mira a tu otro lado, es Maisanta carajo! Ya frente a ti está Bolívar recibiéndote orgulloso. Ve con ellos! Tu no estás muerto, estás vivo y te has hecho millones. Te has hecho INMORTAL!. Que dicha tan grande haber aprendido de ti. Te amaremos por siempre Chávez!. Anónimo.

¡¡¡Investigación de las verdaderas causas de tu muerte Ya!!!

¡¡¡Chávez te lo juro, Mi voto es pa Maduro!!!

¡¡¡Independencia y Patria Socialista!!!

¡¡¡Viviremos y Venceremos!!!


El autor es: Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC)

j_martorano@ hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2187 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a161389.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO