Elección o selección

“Entonces, venimos con el tema de la democracia, el socialismo y su esencia absolutamente democrática, mientras que el capitalismo tiene en su esencia lo anti-democrático, lo excluyente, la imposición del capital y de las élites capitalistas. El socialismo no, el socialismo libera; el socialismo es democracia y la democracia es socialismo en lo político, en lo social, en lo económico.” Hugo Chávez, 20 de Octubre 2012.

Ante la reciente activación de los dispositivos electorales para las internas del partido de gobierno a fin de renovar las direcciones en el ejecutivo (alcaldías) y en el legislativo (concejos) municipales cabe la cuestión ¿es participativo y protagónico nuestro ejercicio democrático? Nosotros afirmamos con nuestro comandante Hugo Chávez que no hay y no puede haber socialismo verdadero sin democracia directa, léase protagónica y participativa. Desde hace rato venimos soportando la rabia y la desilusión de las bases del partido frente al descarado rapto de las estructuras partidistas internas que favorecen a las sectas nacidas a la sombra de camaleónicas configuraciones que sólo han afirmado y fortalecido a la pequeña burguesía pseudo socialista que vocifera y repite cacatúamente el discurso de Chávez. 335 municipios no pueden equivocarse a la hora de elegir a sus líderes en esta hora histórica en que nos mediremos, condicionados por reglas y normas que excluyen a miles de militantes, que no podrán ejercer su derecho al voto por no estar dentro de las listas (estructura de papel) configuradas como ya lo dijimos por elementos que han servido a la causa particular e individualista (cogollo), de un sector privilegiado, por ahora, y malamente enriquecido con dinero del Estado. De ahí la necesidad de REVISAR, RESCATAR, REESTRUCTURAR, RENOVAR, REFUNDAR, nuestro partido desde las raíces. Proceso depurativo más que indispensable sino queremos ver REPETIR vicios antichavistas dentro del chavismo disfrazados de más chavismo que Chávez…

Bienvenido nuestro comandante de regreso para continuar la cura dentro del territorio nacional desinflando la compulsiva reacción de la ultraderecha golpista, tenemos las internas del chavismo matizada con las características y limitaciones electorales arriba mencionadas, puede profundizar la descomposición ético política, peor que cualquier cáncer dentro del cuerpo emotivo de un pueblo que se merece no sólo gobernar, sino que se le obedezca. ¿Cómo combatimos lo que no obedece al mandato de hacer protagónica y participativa nuestra democracia sino damos el ejemplo en casa? ¿Están en las listas “bendecidas” por las normas escogidas para la selección los y las verdaderos líderes chavistas? Ya lo hemos repetido hasta el cansancio, ¿dónde quedaron las asambleas de ciudadanos? ¿Qué se hicieron los debates de las ideas a fin de fortalecer los consejos comunales? ¿Participación y protagonismo de quienes? Responder a estas cuestiones amerita de una poderosa capacidad autocritica que jamás ha sido puesta en práctica a excepción de nuestro comandante Hugo Chávez. Revisemos su discurso antes de partir a Cuba a ver. ¿Dónde están las comunas decía nuestro máximo líder? Lapidaria autocritica que deberían tener como ejemplo aquellos que se sienten llamados a liderar las parroquias y municipios y que chavistas.

Lo venimos expresando en artículos anteriores, el mismo Fidel hacía mención de la persistente preocupación del Che Guevara por el destino ético político de la revolución, insistiendo en la lucha permanente contra el burocratismo y la corrupción. De ahí la crucial importancia de la formación técnico política de nuestros jóvenes en escuelas de cuadros de carácter permanente, vacío que tenemos y de cuyas consecuencias estamos pagando con creces ante la falta de conciencia revolucionaria, falta de compromiso político, falta de sentido autocritico; todo lo cual nos ha traído a este escenario donde presenciamos las más agudas contradicciones ideológicas y políticas, gasificando al proceso bolivariano, disolviendo desde adentro sus fundamentos y principios de resistencia, rebeldía y revolución. Pensamos que dadas las circunstancias en las que estamos, resignados a seguir un patrón de internas armadas para retener en el poder político a pseudo líderes que han chupado cual vampiros de los dineros del Estado, y a su entorno, deberemos radicalizarnos y tomar decisiones hábiles, responsables y de cara a los intereses del poder popular que no está, ni ha sido “institucionalizado”, o lo que es lo mismo, domesticado a favor de las elites municipales de espaldas al pueblo.

Todo el poder al pueblo, no debería ser una consigna sino una práctica revolucionaria. La comunidad organizada exige poner en práctica los mandatos que la misma Constitución Nacional expresa en su articulado, nuestra democracia debe ser participativa y protagónica, y no debemos permitir que los traidores a esta idea permanezcan en ningún cargo de elección popular, y aquellos que lo ejercieron y lo hicieron mal, pues que paguen las consecuencias ante delitos que no prescriben en el tiempo. Vamos a demostrarle a nuestro comandante que le somos fieles en la hora más comprometida de su vida luchando por vencer y vivir. Que cada uno de los 335 municipios le demuestre a Hugo Chávez que en Venezuela manda el pueblo glorioso y bravo que se crece ante las dificultades, victorioso ante todas las batallas por la justicia, la soberanía y la libertad.

mforti9@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1224 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a159780.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO