¡Peligro de explosión! A la oposición le olía a gas en el simulacro electoral

Como recordarán - porque la tragedia de Amuay en Falcón, donde se registraron 42 muertos y más de 150 heridos no se olvida fácilmente- los opositores que llegaron a las inmediaciones del complejo refinador luego de la explosión, comenzaron a pregonar que desde hacía días había un fuerte olor  a gas en el sector.

Pero para decirlo con el presidente Hugo Chávez: “Aguila no caza mosca” y el máximo líder de la revolución venezolana encima de la situación y pendiente de la desgracia, le salió al paso a tales rumores y manipulaciones frenando la mentira que se cernía sobre las causas de la tragedia.

El juego de la oposición era sencillo pero demoledor. Pretendían justificar una fuga de gas que demostrara una falta de mantenimiento en la refinería e ir responsabilizando a la gente de la Pdvsa revolucionaria -quienes para ellos son unos ineptos y ahora, para colmo, jalabolas- hasta llegar al Gobierno bolivariano y a Chávez que es realmente el objetivo, sin esperar el resultado de las investigaciones. Porque de cara a las elecciones del 7 de octubre la orden opositora contra el Candidato de la Patria era y es aniquilarlo. Y en Amuay los adversarios veían regocijados una oportunidad latente de minarlo, que se avivaba con el fuego de los tanques que quedaron envueltos en llamas.

Sólo que Chávez no tanto se encargó de desmontar la mentira con expertos de la gran industria petrolera, sino que demostró la efectividad y la eficacia del Gobierno que preside. Increíble cómo se crece el comandante y la revolución en estos desastres. Lo demostraron en Vargas, con los dignificados de las lluvias que dieron origen a la Gran Misión Vivienda Venezuela y ahora en Falcón.

Es imposible devolverle la vida  a las personas, pero lo humanamente que haya que hacer en beneficio de los sobrevivientes Chávez lo ejecuta y en tiempo record. Más tarda la oposición en inventar las mentiras y los obstáculos que el comandante en descubrirlos y enfrentarlos con trabajo, gobierno y responsabilidad. Los ejemplos están a la vista de todo el que quiera ver.

En el simulacro electoral, los opositores volvieron a la carga con el olorcito a gas. Desde temprano comenzaron a utilizar las redes sociales, para suministrar cifras con diferencias abismales en contra de Chávez.

Y eso no se trata de un simple pulseo mediático, ¡no señor!, estamos hablando de gente que le desea la muerte públicamente a Chávez, que emprendió el sabotaje petrolero y un golpe de estado el 11 y 12 de Abril de 2002, de manera que no se puede desestimar que la distorsión de esas cifras a favor de Capriles sabiendo que está perdiendo de manera vergonzosa, vaya más allá de la mera propaganda política. Más cuando nunca se ha descartado que esta gente tenga entre manos cantar fraude luego del primer boletín emitido por el Consejo Nacional Electoral.

Recuerden, mis amigos lectores, que el candidato de la burguesía siempre ha tratado con reserva al CNE y nunca ha querido decir en público que reconocerá el triunfo de Chávez.

Capriles –no lo olvidemos- tuvo la sangre fría para secundar el asedio a la embajada de Cuba, donde cortaron el agua y la electricidad a las personas que se encontraban en la sede diplomática sin siquiera escatimar en las mujeres y los niños, y de poner en peligro la vida del ex ministro de interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, sacándolo detenido y exponiéndolo de manera cobarde a las agresiones de una turba enardecida.

Que no nos agarren desprevenidos, a la oposición le huele a gas.  ¡Hay peligro de explosión!

albemor60@hotmail.com

@AlberMoran



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a149929.htmlCd0NV CAC = Y co = US