La solidaridad busca su espacio natural

La Diplomacia Bolivariana en Argentina

“La manzana es más manzana cuando la nombro y el río es más río y brilla más en su sonido. Yo tengo un lugar en el universo cuando alguien me llama, hasta el amor es nada cuando lo callo”. Evoco estas palabras de Facundo Cabral y donde quiera que esté y como esté, aplaudo la sonoridad y el fulgor que en ellas impera para traducir el sueño y el anhelo de quienes hoy, en la sede de nuestra Embajada en Belgrano, vivimos y participamos de un intenso capítulo de fragor humano y político.

Siento a veces que la Argentina se asemeja a un crucigrama, ciertamente con frecuencia no tan lúdico, pero siempre a un crucigrama de palabras que se buscan para asirse unas a otras. Y en ese acto dialógico, cálido y resonante, la solidaridad busca su espacio natural. No se desdibuja ni se fragmenta y cada quien se encuentra en cada cual. Ese es el momento estelar de lo humano. Como dice Galeano, es la hora de comenzar a mirarnos con nuestros propios ojos y de cruzar la frontera que nos aleja de las sombras con pasos firmes hacia territorios de mayor claridad. Eso nos ocurrió hoy a todos y a los Otros, porque los Otros somos Nosotros, Ellos, resistiendo en Bolivia o en Irak o en aquellos cercanos o remotos lugares del planeta donde sobre la vida se cierne la voracidad imperialista para apagarla o lanzarla al fárrago de la desesperanza o la derrota, la claudicación o la ignominia.

Hoy nuestra Embajada fue escenario de dos acontecimientos excepcionales que nutren y dan sentido al ejercicio de una diplomacia que, como la Bolivariana, debe trazarse sin vacilaciones la construcción de una contra hegemonía en el hemisferio para enfrentar el neoliberalismo.

Durante toda la mañana, nuestra misión diplomática debatió con más de cuarenta oficiales de la Fuerza Armada Venezolana que culminan por estos días un curso de especialización militar, temas de vital trascendencia relacionados con la integración latinoamericana, la situación mundial, las especificidades propias de la región y los lineamientos básicos de nuestra política exterior. Nuestros agregados culturales y comerciales expusieron ante ellos las directrices que nos dicta la Constitución Bolivariana y compartimos los criterios que sustentan los foros internacionales promovidos hasta ahora, haciendo énfasis en los logros bilaterales alcanzados entre Argentina y Venezuela desde el 2003 de la mano de los Presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez.

Luego, en la tarde, y aclimatándonos a los rigores que impone la proximidad del invierno, abrimos las puertas a un importante grupo de dirigentes de diversas organizaciones de masas y partidos políticos que nos hicieron entrega de un documento de apoyo y solidaridad, exigiendo la extradición del terrorista Posada Carriles y repudiando las amenazas constantes de magnicidio contra el Comandante Chávez. Fue un acto de solidaridad recíproca inspirado en los valores libertarios bolivarianos y sanmartinianos que, nosotros, con humildad y desde la distancia, ofrendamos a los pueblos y a los gobiernos del mundo que luchan por la dignificación humana y contra toda forma de dominación neoimperial.

Palabras, gestos, hechos, acciones, que van conjugándose para hacer posible una verdadera integración contra hegemónica y humanista.


*Primer Secretario de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Argentina


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1272 veces.



Federico Ruiz Tirado(*)


Visite el perfil de Federico Ruiz Tirado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Federico Ruiz Tirado

Federico Ruiz Tirado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a14750.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO