El uso politiquero de la Divina Pastora y el mensaje presidencial en la A.N.

El año 2012 comenzó como debe comenzar un año electoral. Lleno de pasiones y eventos que no pueden obnubilarnos la reflexión. Dos de ellas quiero hace en este momento: una, la procesión de la virgen de la Pastora, usada una vez más (groseramente) como catapulta para los pre-candidatos de la oposición. En el cuerpo C de El Impulso del 15 de enero están las declaraciones y fotos de María Machado, Pablo Medina, Leopoldo López, Pablo Pérez, Diego Arria y Enrique Capriles, (así como el inefable traidor Henry Falcón), declarando lo "devotos" que son de la Divina Pastora. No podían perder la oportunidad de darse eso que llaman un "baño de multitudes", cobijados bajo el manto de la virgen.

Lo que al parecer ignoran estos personajes es que el pueblo de Lara ya no se deja engañar y más bien rechaza estas apariciones calificándolas de politiqueras y hasta ofensivas hacia lo que se ha convertido en una multitudinaria manifestación de fé. Allí se aparecieron, con sus sonrisas postizas, sus mensajes hipócritamente católicos y su falsa conversión a una virgen a la que hasta hace poco ignoraban olímpicamente

Lo otro fue el mensaje presidencial de la Memoria y Cuenta donde apreciamos a un Chávez pletórico de salud, condescendiente, aplicando la alta política, humorístico, tolerante y profundamente democrático al romper el protocolo que impone este tipo de actos y darle la palabra a los diputados de la oposición, a ministros y hasta al público presente. Esta fue otra lección de conducta democrática que los oposicionistas tampoco reconocerán.

Ello lo aprovecharon algunos diputados para hacer intervenciones inteligentes (como la de Juan Carlos Caldera y Gaviria) y otras deplorables como la de Borges. La de María Machado fue una oportunidad de oro que el propio presidente le sirvió en bandeja. La Machado la aprovechó teatralmente (al estilo Lupita Ferrer) para hablar en nombre de las mujeres que no consiguen leche y decirle a Chávez que robaba propiedades con las expropiaciones. Desde el punto de vista de oposicionistas radicales fue una buena oportunidad para María Corina que, en todo caso, le eleva unos puntos en cuanto a sus contrincantes en las primarias, pero ello no le da ni un voto de los chavistas Lo que sí es cierto, es que entre los oposicionistas (y más entre la rancia oligarquía de la cual ella viene y representa), la Machado se reivindicó al decirle a Chávez lo que muchos de ellos piensan y sienten. Otra valiente diputada, María León, la puso en su sitio y Chávez terminó de darle una lección de alta política: le brindó la otra mejilla, la trató compasivamente como una novata en política y le expresó que debía ganar las primarias (cosa muy difícil para ella, pues Pérez y Radonsky la superan ampliamente en estructuras partidistas y apoyos mediáticos), para poder "ranquearse" con él. Esto es un atisbo del año electoral clave tanto para el proceso revolucionario, como para la oposición y el imperio norteamericano.

Por ello, la unidad de los revolucionarios es elemental para la victoria contundente en las elecciones presidenciales. Sólo ello, garantizará la profundización del proceso de transformaciones hacia una sociedad mas justa, equitativa y solidaria, e igualmente, como expresa Víctor Alvarez, pasar del estado burocrático al estado comunal.

cegepeto2@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2884 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: