La Teoría de la “Unidad Nacional” y la Tolerancia de la Oposición

En los fundamentos iniciales de la teoría económica liberal, que después adoptó el neoliberalismo; el elemento sobre el cual se construye sus tesis, se concentra sobre la supuesta condición egoísta del hombre. Esta condición, se convierte en la “chispa” que prende la actividad económica para que luego aparezca “la mano invisible” del mercado y logra producirse así, una especie armonía donde supuestamente ganamos todos.

No pretendo ahora discutir cuánto de ideología hay en esta propuesta porque hay suficiente literatura que la desmonta teórica y prácticamente estos supuestos. Los teóricos de la oposición, sus seguidores y sus candidatos abogan por este modelo que tiene al mundo social y ecológicamente convulsionado. Hago uso de este esquema en un primer momento de esta reflexión, con la finalidad explicar cómo los líderes de la oposición y sus candidatos construyen y reproducen sus esquemas de interpretación de la sociedad para observar los contrasentidos teóricos y prácticos de ese esquema.

Sabemos de la intención de los partidos de la oposición en cuestionar una teoría social sustentada científicamente en la existencia de clases sociales y los intereses encontrados de estas clases. No la comparte según parece, pero muy en el fondo se manejan con una explicación que nada tiene de científico pero se concibe con una fundamentación (si eso puede llamarse así) que denigra del ser humano o de la condición humana de las personas que no reúna las apariencia que identifica a su grupo.

Una de las primeras inconsistencias de su esquema, toma sentido con el planteamiento del liberalismo clásico. Si el hombre por naturaleza lo mueve un interés egoísta, cómo explicar luego que ese hombre se transforma en una especie de Jesús Cristo o Madre Teresa de Calcuta y es capaz de entregarse a las obras de caridad y a la labor de multiplicar los panes para repartirlo. ¿En que sitió existe este hombre-empresario y porqué el mundo está ahora sumido en una crisis económica y moral?

Veamos esto desde otro ángulo. Mucho tiempo después del golpe de Estado de abril y del golpe petrolero, la oposición intentó hacerse ver como una alternativa política que había cambiado de posición sobre los denominados “tierrúos”. Previamente había ya desarrollado una teoría que no esta escrita pero que sus partidarios manejan y hay sitios en Internet donde se definen y caracteriza esta “categoría” [i] . A partir del fracaso de estos dos golpes se notó un vuelco y centraron su accionar en crear y alimentar la matriz de opinión, según la cual, Chávez había dividido el país y sus seguidores se volvieron intolerante. Importante instituciones, incluidas a la iglesia católica con sus autoridades al frente, se ocuparon de afianzar esta matriz y no pierden una oportunidad para sembrar el mensaje básico de esta matriz.

Los hechos de la historia reciente desmiente todo esto. Producto de una política de clase, Venezuela conoció un 70% de pobreza, desnutrición infantil, elevadas tasas de mortalidad infantil la ranchifización y otras manifestaciones claras de una política clasista. Sin embargo en sus discursos se pronuncian por la “hermandad que es Venezuela” y prometen rescatar este valor. Eso dicen, pero ya han enfermado tanto a la sociedad que sus seguidores no tienen contemplación y frente a un hecho que no cuadra con los antivalores que la enfermedad le ha sembrado, optan por masticarse con rabia y odio al que supuestamente toma distancia de sus ideales politiqueros. Los líderes dejan que los seguidores se comporten como robot y decidan hacer el trabajo para lo cual se les ha adoctrinados

Paso con el Piloto Maldonado y antes, lo observamos y sentimos con una figura que ha sabido mantenerse como lo que es: Un señor entregado a la música. Dudamel por haber dirigido la orquesta que entonó el himno nacional en el momento de culminar la concesión de RCT, fue objeto de cuestionamientos groseros por parte de los seguidores de los líderes de la oposición.

El incidente reciente con un animador de TV (Winston Vallenilla) vuelve a colocar en el tapete el sentido y gravedad de esta enfermedad que los medios opositores han sembrado entre sus seguidores. El animador ha creído que dio su contribución al país desde lo que hace y sabe hacer y los opositores a través de sus operadores se dedicaron a cuestionarlos con planteamientos ofensivos y groseros. Al final, su teoría de la tolerancia y unidad nacional se cae producto del odio y rabia que han sembrado en muchas mentes. Al final no parecen compartir una teoría social científicamente probada y que de alguna manera se refleja en ese “interés egoísta” de los que hablaban los clásicos de liberalismo y que continúa siendo fundamento del neoliberalismo.

Al final de cuentas también, los líderes de la oposición y sus seguidores se manejan con una percepción aberrante, según la cual, los que no comparte sus ideas son calificados de tierrúos y por ello, se ha dejado entender, la idea según la cual, los tierras son menos que una persona humana. La careta se le cae muy fácilmente. De este lado, creemos que disponemos de una teoría social para comprender y visualizar este fenómeno.

evaristomarcano@cantv.net



[i] Puede verse en estos sitios caracterizaciones de los denominados “tierrúos” http://www.frikipedia.es/friki/Tierruo http://inciclopedia.wikia.com/wiki/Tierruo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1655 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a134998.htmlCd0NV CAC = Y co = US