Un payaso llamado Luis Chataing y la repatriación de las reservas en oro

De verdad, nunca imaginé que en algún momento de mi vida iba a perder
unos minutos de mi tiempo para escribir sobre un bufón como Luis
Chataing. Sin embargo, “cosas veredes, Sancho”.

Unas cortas líneas (no pueden ser muchas) voy a dedicar a un sujeto que
puso a circular a través de su cuenta Twiter un mensaje en el cual decía:
“Esta mañana abrí la puerta de mi casa y ahí estaba el periódico, el
cartón de leche y mi lingote de oro”.

No es justo que lo haga perder tiempo (amigo lector) analizando el fondo
del mensaje del "cómico", pues no tiene fondo. Tampoco vamos a indagar
sobre las causas que motivaron a Chataing a escribir lo que escribió;
sujetos como ese dicen cualquier imbecilidad sin inmutarse y lo que es
peor sin arrepentirse.

Lo que realmente queremos hacer, es aprovechar la estupidez de Chataing
para reflexionar sobre la actitud de los disociados "venezolanos" en
torno a la repatriación de las reservas en oro.

Como usted recordará, lo primero que afirmaron fue que Chávez traía las
reservas al país para venderlas porque necesitaba dinero. Olvidaron los
“inteligentes” creadores de esta tesis que para venderlas no hacía falta
traerlas a Venezuela y que por el contrario resultaba más fácil y
probablemente menos escandaloso, hacerlo donde se encontraban.
También expusieron que el costo de traerlas a Venezuela era mayor que el
de las propias reservas ¿14 mil millones de dólares el costo de
transportarlas? De verdad, son idiotas.

Pero no se quedaron allí. En la propia Asamblea Nacional gritaron que
estaban mejor en manos de los gringos o sus aliados que en manos del
gobierno nacional… ¿qué se puede decir al respecto?

El caso es que quedaron al descubierto en su servilismo, en su cipayismo
y en su vocación antipatria.

Hoy cuando se concreta el regreso a las arcas del Banco Central de
Venezuela, de una buena parte de nuestras reservas en oro, no les queda
otra que intentar minimizar la importancia del hecho y es allí donde
surge el bufoncito dejando entrever que a los venezolanos en nada les
beneficia que nuestras reservas estén en el BCV.

Para ellos carece de importancia que las reservas venezolanas en oro
estuvieran colocadas en bancos ligados al gran capital internacional,
por imposición del fondo Monetario Internacional. Poco les dice el hecho
de que por mucho tiempo no pudieron ser movidas, porque estaban en
garantía de la deuda adquirida en la cuarta.

En la cabeza de los disociados no hay espacio para esas verdades y en la
de Chataing menos.

Es mucho pedirles que entiendan que traer las reservas a Venezuela
significa QUE SON PROPIEDAD DEL PUEBLO VENEZOLANO, QUE NADIE PUEDE
OBLIGARNOS A MANTENERLAS EN EL EXTERIOR Y MENOS EN PAÍSES POCO AMISTOSOS
Y QUE YA NO ESTÁN EN GARANTÍA DE PRESTAMOS ILEGÍTIMOS.
Eso no lo entenderá nunca porque son pitiyanquis y lo único que dan por
cierto y les agrada son las decisiones y acciones de los gringos, aunque
sean contra la patria que los vio nacer.

Alexis Arellano
arellanoa@pdvsa.com
Noviembre 2011


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3960 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor