La OTAN, el elefante de la patota imperialista

Cuando los elefantes bailan, el deber de las hormigas es andar espabiladas, el mordisco de una hormiga en la pata de un elefante podría ser fatal, como pisar la cola a una serpiente, pero si el hormiguero organizado, adiestrado y bien coordinado actúa, es capaz de hostigar la torpeza, y al elefante no le queda más remedio que irse del lugar.

La OTAN el elefante de la patota imperialista es un peligro y anda imponiendo la muerte, el saqueo y destruyendo naciones para saciar la avaricia del capitalismo internacional decadente y obsceno. El objetivo de su aventura belicista, no son la libertad y la democracia, es poner bajo su control los yacimientos petroleros del mundo, para establecer dominios bajo cualquier fachada, representan al demonio contra la inocencia y los derechos de la civilización humana, ahí está frente a la ciudadanía una encrucijada formidable, civilización o barbarie; ellos con el propósito de imponer la cultura de la muerte destruyendo la vida y el planeta, o los pueblos se unen en marcha ajustando las coincidencias para así juntos salvarnos de la hecatombe. Asistimos inertes, confundidos o apáticos a nuestro propio entierro o juntos exorcizamos al vampiro.

Las redes de comunicación virtual hoy en día debemos convertirlas en instrumentos que nos permitan acercar y lidiar mejor nuestras asimetrías. En América del Sur va marchando la esperanza, desde la Patagonia por estos días con bailes, canticos y votos sonó duro un cristinazo, que es un pueblazo oxigenando las venas de América. Con historia los pueblos valientes del sur vamos entendiendo la conciencia de nuestros libertadores, a eso le temen los elefantes con su danza macabra, pero cada día debemos esforzarnos por ser más inteligentes, los humildes somos muchos por estas tierras y tenemos todo lo que necesitamos para desarrollarnos con la tesis de la complementariedad y la solidaridad de los pueblos, tendiendo nuestra mano amiga incluso a todos los pueblos del mundo sin egoísmo.

La revolución bolivariana es un camino lleno de obstáculos pero repleto de amor humanista y de justicia social, como pueblo bolivariano nos sabemos ajustar al compromiso con los tiempos históricos que vivimos, y nuestros líderes del sur, son legítimos por que encabezan la construcción de este camino con todos los diálogos y todas las conciencias sufragantes por eso todos nuestros triunfos son inobjetables, ahora somos libres e independientes porque de esa historia tejida, nos viene la fuente de nuestro ideario revolucionario, socialista e independentista.


(*)Legislador

Consejo Legislativo del Estado Trujillo.

Militante Fabricista del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Publicado en el Diario El Tiempo 01-11-2011

luisoscarc55@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1213 veces.



Luis Oscar Calderón(*)

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: