¿Qué hacer en esta situación?

A raíz de mi último artículo sobre el modo de ser venezolano algunos camaradas me hacen esa pregunta. En realidad todos los preocupados por el curso del proceso nos la hacemos. Y ahora más con la enfermedad del Presidente, que pudiera agravar la situación del déjalo así y del ya veremos que mencioné en ese artículo. Ya estamos viendo algunas muestras de eso. 

El Presidente habla de apertura, de dejar la manía con el rojo rojito, de acercarnos a la clase media, bueno, eso estaría bien si lo viéramos como complemento a un objetivo que es central: el traslado progresivo del poder a los ciudadanos. ¿Cómo hacerlo? Visualizo tres vías, con sus derivaciones: 

1. Detener el populismo de estado confiando en la capacidad organizativa de pobres, de clases media y oligarcas. Eso obligaría a:

    a. Dar instrucciones a todos los responsables del gobierno a nivel central, estadal y municipal para que empiecen a transferir la ejecución de los proyectos y las tareas a los consejos populares, en todas sus vertientes (trabajadores, campesinos, estudiantes y comunidades). Sin hacer distingos con la orientación ideológica de sus miembros.

    b. Asignar a los profesionales del Estado la tarea de darle acompañamiento técnico a esos consejos populares. Los gobiernos regionales y locales de oposición, tendrán que colocar a los suyos.

    c. Preparar una amplísima campaña, más bien una misión, dirigida y ejecutada por el PSUV, para el cambio cultural que promueva la disciplina, la cooperación, la solidaridad, la productividad y condene el individualismo, la corrupción y el consumismo. A la oposición le quedará cuesta arriba oponerse a eso. 

2. Avanzar hacia la conformación de las ciudades socialistas:

    a. Impulsando la confederación de los diversos consejos para conformar las comunas. Incluyendo los que son de oposición.

    b. Delinear los dos bordes que conformarán el espacio político-administrativo de las ciudades a ser gobernadas por esas comunas: el espacio urbano y el espacio de sustento y recreación de ella.

    c. Definir participativamente sus planes de desarrollo, integradas a los distritos productivos, y sobre las potencialidades que ellas tienen.

    d. Entregar a las comunas ya mencionadas, el trabajo de atención a los desequilibrios urbanos (responsabilidad sobre vivienda), sociales y económicos; estableciendo la corresponsabilidad y coordinación entre ellas y los gobiernos locales, regionales y el ejecutivo central.

    e. Ir transfiriendo a las comunas los medios de producción de interés social, incluyendo todos los ejidos urbanos y los terrenos baldíos. 

3. Ser implacables con ministros, presidentes, viceministros, directores generales y alto mando militar; igualmente con gobernadores y alcaldes. Los que no cumplan con estas políticas y no demuestren honradez, firmeza y eficacia, deben salir inmediatamente.

jmrr44@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1543 veces.



Jose Manuel Rodriguez


Visite el perfil de José Manuel Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a127769.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO