El poder popular socialista bolivariano puesto a prueba ante la ausencia obligada de su líder.

Misión Chávez

Abruptamente la gira presidencial del Comandante Hugo Chávez tuvo que pararse en Cuba en su interrumpido regreso a casa para una operación quirúrgica inesperada que llevó rodilla y pelvis, por supuesto que pululan rumores de toda índole a consecuencia de la falta de información. Este sólo hecho a menos de dos semanas de la fundación en Caracas del CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe) como organismo destinado a integrar más los pueblos hermanos culturalmente, y al mismo tiempo fenece la OEA, organismo que sirvió durante medio siglo para mantener la hegemonía gringa en el resto del continente americano. A dos cientos años de las fundaciones de nuestras primitivas naciones, demostrando una independencia política, ahora peleamos por una económica, sólo este hecho causa la obsesiva persecución por el imperialismo yanqui de la revolución bolivariana.

Al ver que nacen instituciones a las cuales no puede penetrar directamente, como estaba acostumbrado bajo los gobiernos cipayos y lacayos sudamericanos, el imperialismo ve que crece un bloque progresista de naciones a su sombra, y esto no puede Washington parar. Con la presencia de Perú, ahora del bando de los progresistas, el imperio sólo tiene a Colombia y Chile. Geopolíticamente y económicamente el imperio no puede permitirse tal rebelión política y social en Venezuela causándole más alteraciones en su ya golpeado sistema capitalista y profundiza, en un año electoral gringo, el ataque mediático, y su consecuente satanización del gobierno chavista.

Si bien es cierto que el pueblo venezolano acostumbrado a tener a diario imágenes en vivo del presidente hablando, comentando, instalando, inaugurando, y mostrando los logros que tiene su administración, además de los actos obligatorios dentro del partido del cual es presidente también, suman hechos y actos que integran la vida diaria del venezolano. Desde hace dos semanas el pueblo ha tenido que vérselas sin su líder al frente. Y ha empezado a pensar y a imaginarlo todo. Por su puesto que la oposición necrofílica aprovecha para soltar el veneno desde rincones insólitos. Lo cierto es que a pesar del redoblado esfuerzo del ejecutivo nacional para sostener la ausencia de Chávez de la manera más serena posible, sabemos que algo radicalmente importante ha ocurrido y tiene a la salud e nuestro líder como centro de especulaciones capaz de suscitar actos violentos.

Simultáneamente la ultraderecha desde su trinchera en los oscuros laberintos del régimen penitenciario venezolano dispara sus misiles que tienen casi el mismo tiempo que Chávez fuera. Como si hubiesen estado a propósito esperando el momento para descargar sus baterías carcelarias. No nos extraña el acompañamiento de protesta simultánea a la crisis del Rodeo (régimen penitenciario nacional) de sectores comandados por la derecha criolla. Así médicos y profesores, estudiantes y trabajadores sindicalizados por la derecha protestan y generan el caos. Toda forma parte de un plan, que tiene siempre preparado la derecha activa, y prender la mecha y generar el caos para que el Pentágono intervenga y se apodere de PDVSA. Lapidaria es la fuente de Wikileaks soltando la noticia que señala a Ismael García y a Podemos pidiendo a Washington que gobierne Venezuela.

¿Qué hemos aprendido como poder popular mientras nuestro líder principal se rehabilita en territorio amigo cubano? Primero que nada que no sólo nuestro líder está en un proceso de “rehabilitación” física, sino que nosotros, no sus súbditos, ni sus esclavos, ni sus borregos, sino sus camaradas, sus compatriotas, sus compañeros de guerra estamos moralmente indignados y enfermos por los profundos dolores que genera un burocratismo que llega hasta el partido y eso destruye por dentro una esperanza sagrada. La de que el poder popular es del pueblo no de unos cuantos cogollos que se sienten “apadrinados” por el “todopoderoso”. Una cosa que hemos aprendido mientras nuestro líder máximo se recupera en tierras cubanas es que si nos aguantamos estas imposiciones jerárquicas de “bates quebrados” en la dirigencia del partido, es para no amargarle más la vida al líder y para protegernos nosotros a nosotros mismos trabajando en orientación de las líneas estratégicas que la revolución tiene para cada uno de nosotros las 24 horas del día.

Sabemos bien que esta “usurpación” del poder ejecutivo forma parte de un exceso del poder constituido, cuando el vicio del burocratismo y la corrupción penetran el cuerpo débil del partido de la revolución, entonces la inteligencia estratégica del partido debe tener el antídoto a mano para fortalecer al poder constituyente. Una poderosa vanguardia que pase por encima de las jerarquías de papel. Y comandar un ejército de militantes dispuestos a la victoria o la muerte. Cuando esta vanguardia inteligente avance por encima de los muros impuestos por la derecha endógena no habrá más que agarrarse las bolas porque no habrá tiempo para pensar, todo será acción revolucionaria en marcha, hacia la victoria total.

Al mismo tiempo sabemos de una orquestada manifestación critica nacional e internacional de sectores ideológicos izquierdistas de orientación marxista No nos preocupan los ataques del legendario partido comunista nacional y sus enlaces en el exterior. Para nosotros no es el momento de sacar los trapos sucios a la luz, hurgar en la historia negra de la revolución venezolana sería abrir un tribunal ético político que pondría de rodillas a unos cuantos encumbrados hoy por el “curso de la historia”…Creemos no es el momento de ver a la historia sólo como una red de “hechos consumados”. Hemos sentido el deber de limpiar los huesos de nuestra propia historia local y averiguar las intenciones de quienes pudieron atentar contra nuestros líderes emblemáticos.

El PCV se agarra de la medida gubernamental de deportar a cuadros de las FARC y en algunos casos sin saber quién o quiénes son estos ciudadanos colombianos, sólo cumpliendo un protocolo de relaciones internacionales con Santos, emblemático líder de la ultraderecha colombiana, para sostener una línea de lazos internacionales destinados a fortalecer las vías de comunicación y evitar la confrontación directa (la guerra total), ideal del imperio para dividir el territorio y neocolonizar al continente sudamericano tipo Libia actual. Es muy claro que el gobierno no tiene nada en contra de las FARC y mantiene sus diferencias respecto del gobierno actual que rige Colombia, y no se mete en asuntos internos colombianos. El gobierno dirige una política de negociación destinada a acrecentar la soberanía de los pueblos, y por esta razón administra sus recursos energéticos con sus hermanos del continente. Exporta un ideario bolivariano de solidaridad y unión ante la adversidad hoy personificada por el imperio gringo tratando de imponer una dictadura global.

El próximo nacimiento del CELAC en Julio próximo, tiene para la historia de nuestros pueblos un digno regalo de bicentenario para todos los sudamericanos destinados a ser independientes en lo económico, político, social, cultural. Todo pasa por la cultura, y para ello nuestros pueblos comparten un acervo cultural insólito y quizá nunca estudiado científicamente en un todo holístico y armónico. Nuestra riqueza cultural sería la base para que los acuerdos y los decretos que nuestros líderes firmen será para fortalecer estos lazos pero ahora apoyados por una unidad económica capaz de volvernos más fuertes con las reservas de nuestros bancos centrales resguardadas del dólar. Se mostrará al mundo que un bloque emergente de países progresistas sudamericanos se levanta con una voz que viene del corazón de sus pueblos todos reunidos en una sola voz. En adelante los poderosos verán al pueblo sudamericano, nuestro americano, convertirse en un pueblo guerrero por su independencia económica, soberanía política y por su justicia social.

Prudentemente esperamos tener más noticias directas de la salud de Chávez. Por ahora tenemos que afrontar la incertidumbre con suma esperanza. Pero esta pasividad ante los acontecimientos no nos resta fuerzas para responder hábilmente a cualquier ofensiva capitalista tratando de destruir el gobierno popular. Es la necesaria hora reflexiva ante abismales hechos históricos que están diagramando un nuevo orden mundial, Venezuela aspira a compartir la soberanía y a la dignidad que como pueblo ya tiene y pretende mantener y sostener a pesar de todos los obstáculos, porque existe un sentimiento de solidaridad hacia el líder y de acompañamiento en su estado de debilidad física, como también una pasión patria por la justicia social.

Estamos muy lejos de sentirnos complacidos con las reformas y cambios obtenidos durante más de una década a favor de los más excluidos de nuestra comunidad. Estamos caminando con nuestro propio ritmo hacia un país más unido y justo. Sabemos que luchamos contra monstruos todopoderosos convertidos en gobiernos y mecanismos de opresión sin límites. Pero esta ha sido nuestra elección como pueblo, nos sabemos destinados a ser libres, “lo demás no importa nada”. La misión Chávez es estar rodilla en tierra, y prestos a la defensa de los principios y valores del socialismo bolivariano y de su líder con patria, socialismo o muerte! 

Mforti9@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1857 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a125777.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO