Chávez, Cuba, la Nación y el Socialismo

Existe el capitalismo  con algunas modalidades de apariencia de social y existió la experiencia de “socialismo real”, que como  proyecto alternativo al capitalismo, fue apartándose de lo que  teóricamente estaba plasmado en teoría. Se tiene el modelo y experiencia cubana y recientemente acaba de culminar el Congreso del Partido Comunista y las conclusiones de ese debate han asomado duras críticas a varios de las propuestas que se llevaron al evento, algunas de las cuales planteaban una especie de híbrido entre el modelo socialista y el modelo capitalista. Se planteo en el congreso la creación de espacios o “zonas capitalistas” administradas bajos las leyes de ese modelo.

Por supuesto, nadie puede desconocer la dignidad, valentía y la solidaridad del pueblo cubano. Estas tres situaciones son tal vez,  parte importante de los logros de ese proceso, aunque no  pueda decirse que después de más de 50 años el socialismo tal y como está plasmado en teoría, haya avanzado mucho. Las resoluciones del Congreso entre otras cosas acentúan el papel del Estado: Socialismo estatista. Esto es un poco, parte del socialismo del siglo XX, pero es el caso cubano que ha tenido y tiene sus particularidades.

El modelo Chávez tiene en un de sus componentes básicos, cincuenta años de avance respecto al sistema cubano porque entre nosotros; Chávez ha incluido en su modelo, la modalidad de propiedad comunitaria, que es diferente a la propiedad del Estado y no muy distinta a la propiedad privada, porque la propiedad en manos de la comunidad, es también propiedad privada. Admitamos entones que el socialismo tiene muchas cosas escritas y plasmadas en teoría, pero las realidades van determinado atajos y veredas

Los temas que fueron relevantes para los impulsores teóricos del socialismo, no son actualmente todos los temas relevantes que supone la construcción de una sociedad socialista.  Hasta donde he podido leer, ninguno de los clásicos del marxismo analizó el problema de la corrupción, lo ecológico o la sexualidad; seguramente porque para ese momento no eran  temas relevantes políticamente. No hubo mucho debate para ese momento de otros temas que después entre nosotros se volvieron importantes, como fue el tema/problema de la independencia, dependencia, nación,  patria, colonialismo. Estos temas logran hacerse sentir desde la izquierda, porque en este espacio político tomaron estatus de temas relevantes y se incorporaron como parte de los programas políticos de la izquierda. La derecha siempre en este asunto ha tenido su tema: El libre comercio y la globalización, aunque en lo particular de América Latina; la CEPAL con la tesis del “intercambio desigual” matizó este fundamento.

Puede deducirse, solo para observar otro elemento del modelo Chávez[1], que la multipolaridad por el rumbo que tiene, se orienta a tener “socios” o hermanos mayores que pueden equilibrar las fuerzas de mundo y evitar invasiones y guerras. La multiporalidad es un escudo, que no es del todo seguro (vean a Libia), pero por eso no deja de ser alternativa necesaria y medio cuestionable a la vez con el proyecto de independencia y soberanía, porque ni China ni Rusia nos garantizan independencia y soberanía. No están alineados con una idea de mundo y pueblos libres. Están alineados a sus intereses. En esto, Cuba se diferencia de la propuesta venezolana, pero más por las circunstancias actuales de Cuba que por las condiciones de su modelo. Cuba tuvo sus socios mayores que le garantizaron protección y no tiene las bondades nuestras que hacen que la “naciones hermanas” y el país establezcan alianzas.

La idea de independencia, soberanía, nación, Patria y  Colonialismo[2], no es mi opinión una tesis que está más allá de la izquierda y si de la derecha, porque esta idea de soberanía, nación, Patria y colonia no es reconocida en la derecha y en cambio, si es una manera de ser de izquierda, porque un tipo de izquierda lo ha reconocido como uno de sus vértices fundamentales. El tipo de multipolaridad que desarrollamos como escudo, no deja de ser necesario, pero puede llevarnos reproducir un nuevo modelo de patria-colonia. En el modelo de Chávez se entiende el sentido de la soberanía, independencia y patria. Se reconoce además, que este proceso que ha liderizado Chávez para tener un mundo multipolar es una estrategia para asegurar nuestra independencia y soberanía,  pero debemos reconocer (críticamente) que la multiporalidad no es un escudo seguro ni es un antídoto con el colonialismo, neocolonialismo o neo-neocolonialismo. Es un tema polémico políticamente sobre el cual debemos mantener una actitud crítica y autocrítica.

evaristomarcano@cantv.net



[1] Puede verse una nota con el título “El Modelo Socialista de Chávez” publicado este 18/05/2011 y disponible en: http://www.aporrea.org/ideologia/a123512.html

[2] Hay un interesante artículo de Carola Chávez en Aporrea que desarrolla una idea sobre este importante asunto. El trabajo está disponible en: http://www.aporrea.org/ideologia/a123276.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1322 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a123594.htmlCd0NV CAC = Y co = US