Bin Laden, Alan García, Insulza, Posada Carriles y Obama: ¿Quién es Peor?

Si Bin Laden planificó y ejecutó el acto terrorista en las torres gemelas que causó la muerte de personas inocentes, no hay lugar a dudas de la condición de este tipo y de lo repudiable de este hecho. Si uno de los aviones hubiese impactado en una cárcel donde se encontraran los peores asesinos del mundo, aun así, era (y es) un hecho abominable. Creo que las personas que se sientan seres humanos deben repudiar un hecho como este o cualquier otro acto de esta naturaleza, independientemente de la cantidad de personas que lamentablemente dejen la vida a consecuencia de estos actos. Una muerte, aun siendo natural se lamenta. Nadie que se sienta un ser humano ha de congraciarse con la muerte. Nadie que se sienta humano puede cuestionar un acto terrorista y hacerse el “loco” antes otros que tienen un peor signo porque son concebidos y ejecutados desde un Estado.

Bin Laden sirvió y aun sirve para entender un poco la basura que convive con los pocos seres humanos que este mundo seguramente debe tener. Son pocos o deben ser muy pocos, los humanos que ocupan un espacio en este mundo y es mucha la basura con apariencia de humano, que además de ocupar un espacio en esta vida, desempeñan funciones importantes, pero no dejan de ser lo que son: basura; no basuras humanas, simplemente basuras o porquerías.

Mahatma Gandhi fue un extraordinario ser humano inmortal (alma grande) porque vivió y juzgó los hechos siempre bajo sus creencias y principios, no torció su juicio y ni la manera de ver y actuar. La “no violencia” fue consigna para conducir su vida y su lucha. A partir de esa “consigna”, Mahatma Gandhi encausó su lucha y dejó la vida por ella. Nelson Mandela tuvo también sus circunstancias y es hoy, una de los pocos líderes y seres verdaderamente humanos que ocupan un espacio este mundo lleno de basura. A pesar de haber sido encarcelado en condiciones en las cuales un ser humano no podía resistir y vivir, resistió y pudo salir con vida y este mundo tan moderno, democrático y aparentemente humano, permaneció casi indiferente. Nelson Mandela salio de ese suplicio con la frente en alto y perdonando a los que injustamente planificaron su desaparición en una cárcel.

Fue condenable y abominable la “criatura” de Osame Bin Laden. Sin embargo, lo condenable y la condición de terrorista en este mundo dependen de circunstancias, imposiciones y cómo los “líderes” mundiales y un sistema en completa comparsa con los medios, nos hacen ver a esas criaturas de diferentes maneras. Uno son unos demonios, otros son “buenos” y otros tantos que también son iguales a los demonios y a los “buenos” no existen, porque el sistema y los medios los mantienen resguardados. Bin Laden no es un asesino porque mandó a explotar unas torres y ahí murieron cientos de seres inocentes. Fue un tremendo terrorista y asesino porque quien lo educó para matar, lo abandonó después de haberlo utilizado para ciertos asuntos muy parecidos por los cuales se le cazó y mató. Antes de mandar a explotar las torres gemelas y después de estos sucesos, Bin Laden fue el mismo, pero la diferencia entre uno y otro momento en la vida de esta persona, fue que dejó de serle útil al país que lo educó y formó para eso. Tuvo una buena escuela para matar fríamente.

La vida y muerte de Osama Bin Laden da luz sobre cómo este mundo está cargado de basura. Vemos a los “lideres” del mundo cuestionar un terrorismo e “ignorar” otros que han producido más muerte que el caso de la torres gemelas. Alan García califico esta muerte como un milagro (léase regalo) que nos ofreció Juan Pablo II para estrenarse como beato. No he oído a este “señor” pronunciarse alguna vez para cuestionar los otros crímenes que se hacen con la autorización y visto bueno de organizaciones mundiales pero que son igualmente actos criminales y de peores consecuencias que el de las torres gemelas. Unos terroristas que usan el poder de un Estado y unos medios de comunicación imponen una idea y casi toda la humanidad los sigue o permanece casi indiferente. Probablemente, José Manuel Insulza se portó muy bien (muy educado) cuando en Chile se pretendió juzgar a Pinochet por los cientos de crímenes que cometió. El sistema y quizás Insulza, lo calificaron de asesino bueno y bondadoso que ni merecía estar en prisión, muy a pesar de los cientos de personas que torturó y mandó a matar. El asesinato con una bomba puesta por funcionarios de la CIA-DINA a Orlando Leteleier, no existió y es un hecho olvidado, que aparentemente no guarda (ni ayer ni hoy), ningún parecido con el terrorismo de Osama Bin Lade y con todo el terrorismo que ha promovido el imperio que educó y formó a Bin Laden.

Derribar una torre donde muera una persona es tan cuestionable como derribar otra donde mueran cientos de personas. ¿Qué diferencia hay entre derribar un avión con 70 personas y derribar un torre con cientos de personas? Ninguna realmente; solo hay situaciones que ahora calificamos como ocasionales, pero el instituto y el actuar como un criminal es el mismo. Sin embargo, los medios de comunicación ni ninguno de estos “lideres” mundiales no permiten verlo como iguales; el terrorismo y los terroristas unos son buenos y otros son muy malos. Para estas basuras que ocupan espacio en este mundo “es razonable” y “milagroso” la muerte y tirada al mar de un terrorista, pero es igual de “razonable” que Bush, Obama y Posada Carriles que mataron a inocentes sean referencia de buena gente en el mundo.

Pero increíblemente una cosa que es basura y porquería, que no es animada, es además cínica. Resulta que las fotos de la muerte de Bin Laden no se publican para no incitar a la violencia, cuando en este un mundo, lo común es la violencia y la más frecuente es la promovida por un Estado. No reprocho que una basura exprese esto. Reprocho al mundo que permanece quieto ante todo esto. La idea en esta reflexión era intentar identificar quién de los personajes que se colocan en el título es peor; pero creo ahora que este mundo no es mejor que ninguno de ellos.

evaristomarcano@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1882 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a122788.htmlCd0NV CAC = Y co = US