No fue en Semana Santa cuando Lina cargo su cruz

No fue precisamente en Semana Santa cuando Lina cargo su pesada cruz. Fue en aquellos  inclementes días ante el infortunio, en cual: “todos hacían leña” de Lina “lanzándole piedras” como si fuese un bicho apestoso y acusándola de demonio con falda por su acción contra ese enemigo declarado y jurado de esta revolución como lo es la poceta Globovisión, de la cual salió llena é mierda (de propios y extraños).  

Era Lina una mujer con los ovarios bien puestos, con una visión revolucionaria que fue ejemplo para que muchas otras mujeres tomaran abiertamente el camino de la revolución. Una mujer capaz de arriesgar su vida en defensa de sus principios. Así de sencillo y simple. 

Las descalificaciones y desprecios contra la acción de “Lina Ron y su combo” que más parecían a favor de la “base militar Globovisión”, tuvieron por argumento ¿y qué? reforzaba la creada matriz de opinión por las audiencias internacionales de que, en  Venezuela no existe un Estado de derecho libre y democrático, y que la libertad de expresión está seriamente amenazada. Cesaron los incidentes con USA-Globovisón como ceso la presencia física de nuestra Lina y siguen las heces por el citado albañal, despotricando contra nuestro líder y el nuevo modelo de país que se está consolidando en Venezuela. ¡Y que se demuestre lo contrario!

Hay que tener claro que, Globovisión forma parte del arsenal de Guerra Informativa y de los Operadores Psicológicos que desempeñan el trabajo, con el solo objetivo de socavar en el corazón de los venezolanos el amor y la fidelidad hacia el Líder de este proceso revolucionario. No hay otro objetivo. Las razones las sabemos, pero el objetivo claro es  ese. Lina no era estúpida, mucho menos loca. Lina siempre comprendió que su intento de acabar con Globoterror, estaba signada por el objetivo estratégico y común para el pueblo y su destino. La lucha debe ser consecuente. Ya lo decía el Che: “revolución que no se radicaliza muere”. Los términos medios no pueden existir en una revolución, cuando es verdadera.

Un sabio dijo, una vez: “No hay religión más elevada que el amor”.  Lina lo que hacia era cumplir ese paradigma que nuestro comandante cita a diario, llevándole amor al pueblo. Lina creía que la revolución es hecha junto al pueblo por el liderazgo, en una solidaridad inquebrantable, en un encuentro amoroso, humilde y valeroso; en estrecha comunión con el pueblo. Eso era Lina Ron. Por eso veremos florecer su ejemplo por doquier.

“LA REVOLUCION ES PARA LLEVARLA EN EL CORAZON Y MORIR POR ELLA, NO PARA

LLEVARLA EN LOS LABIOS Y VIVIR DE ELLA”.   EL CHE

www.coordinadorasimonbolivar.org

juancsb.02@gmail.com

yocatari@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2882 veces.



Juan Contreras y Oswaldo Flores (Coordinadora Simón Bolívar)


Visite el perfil de Oswaldo Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Flores

Oswaldo Flores

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a121970.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO