Contra el virus capitalista

Como en todas las instituciones las del partido socialista no escapa al virus de la falta de métodos democráticos cada día más directos. Señalando con ello que aún en sus estatutos el partido adolece de una articulación jurídica moderadamente democrática. Pero el socialismo es la perfección de la democracia por abarcar a todos los métodos que permitan al colectivo expresarse lo más nítidamente por encima de los intereses de la minoría.

Contaminada con la virosis reformista inserta en el partido no sería para nada extraño que se destapa una olla podrida política institucional y el tiempo exija de una reforma para garantizar más y mayor y mejor democracia participativa y protagónica.

Nos es menester comprender que dentro de la institución psuvista corren ríos de tendencias socialistas porque cada vertiente reclama aún sus antiguas ideas políticas. Dentro del océano socialista bolivariano fluyen corrientes que defienden espacios políticos.

Se han destacado casos donde fundamentalistas de una revolución instantánea amparados por una estructura de partido socialista han atacado instituciones científicas y educativas, con una saña y una perversidad nazifascista, sino stalinista radical, mezclándose fascismo y socialismo. Una mutación de ultraderecha fascista con un discurso socialista bolivariano híbrido escatológico del inicio del milenio. Nadie le ha visto claramente el rostro a la bestia que remolonea quitándose pedazos de cascarón del huevo revolucionario.

Si el burocratismo mantiene un poder dentro del poder que ostenta el partido del poder popular es porque aún no ha sonado la hora del pueblo en armas dictando las leyes y que sostiene la justicia social. Hasta ahora nuestra historia local nos ha mostrado el efecto de las democracias parido por cada una de las instituciones que conforman el estado burgués. Aspiramos un estado socialista pero sabemos que lidiamos con miembros del organismo en estado de putrefacción éticopolítica.

Así como las instituciones del estado burgués van desapareciendo ante el crecimiento de las proto instituciones socialistas destinadas a fortalecer la arquitectura del futuro estado de los trabajadores, así mismo las metodologías de elección van cambiando de sujeto político. Ya no es el individuo, sea este quien sea, líder sindical o presidente de la república, ahora se trata del colectivo, la decisión asamblearia revestirá una organización horizontal, y no representará a nadie, será vocera de un colectivo organizado detrás de sus escogidos para refrescarle la memoria a todos. La ratio, la mente de un colectivo, su cosmovisión guiará al movimiento revolucionario.

El cambio de paradigma se hará cada día más notable en la conducta de los habitantes de una nación en revolución social permanente. ¿Por qué permanente? Porque si no hay revolución social permanente hay capitalismo salvaje. Conscientes de que los frentes que este último ha buscado encender y logrado en los últimos meses resulta notorio el cambio vertiginoso al que lleva los desastres naturales que dan la vuelta al mundo. Regiones enteras bajan la cabeza al tronar del cielo. Pero este cielo es artificial, lo descubrió Nikola Tesla para todos, y el capitalismo se lo apropio para su beneficio propio. Dominando al clima domina al mundo.

La semilla crece cuando hay lluvia y la tierra es fértil. Cuando no cumples con una orden, te llega una sequía, o una disolvente inundación, luego de la deuda social, la de reconstruir el desastre y establecer nuevamente un orden donde el clima arrasó. Aquí deberás contratar a las multinacionales que se encargan de destruir y construir ciudades. Generalmente después del desastre natural viene la intervención (invasión) humanitaria. Antes y durante de esto los servicios de inteligencia del imperio han hecho su trabajo detallado. Con haarp y otros engendros tecnológicos pueden crear todo el caos que quieran sin dejar huellas ni chivos expiatorios. Impunes ante la comunidad de las naciones imponen su castigo, ¿cuál castigo? Un castigo plutócrata: un niño cada cuatro segundos muerto.

En épocas anteriores cuando un rey no podía controlar al clima para que los campos fuesen bondadosos con sus productos agrícolas y el pueblo quedase satisfecho con una buena y fuerte alimentación era él mismo sacrificado en el campo de cultivo para “fertilizar” la cosecha. Así era destituido el monarca de una nación antigua, porque no pudo hacer que lloviera cuando la sequía engendraba a la muerte.

Hoy no cambia el guión solo que se hace más mitológico aún. Un imperio que domina con la fuerza de un demonio, haarp y sus hermanos, imperiales. Todos creando crisis globalizadas que atan al mundo por cuatro costados (climático, financiero, energético, demográfico) y cuando una de estas crisis llega al extremo posible entonces se desata una guerra mundial que no necesita declaración.

Hace mucho tiempo que vivimos dentro de una guerra mundial mientras nos señalan que se viene la III guerra mundial. Ya lo dijimos esa guerra mundial es la que produce un niño muerto cada cuatro segundos. Con desastres nucleares y sin ellos, esta cifra no mengua.

La guerra del petróleo que concentra la atención mundial es manipulada por los medios masivos pieza fundamental de la arquitectura de las corporaciones privatizando las ganancias y socializando las pérdidas. Mientras tanto ocurre un desastre natural en el Japón capaz de desestabilizar no solo todo oriente sino Europa y el mundo entero. Esta guerra energética que ocupa el norte africano por el momento, pretende tapar las revueltas sociales que crecen en el interior mismo de los EEUU. La guerra mediática es más cruda y continua o permanente.

Cuando hablamos de cambio cultural estamos hablando de un cambio mental, nuestras emociones tendrán otra inteligencia que la que nos inyectaron durante el tiempo que fuimos dirigidos desde afuera por el imperio. Ahora que construimos un estado socialista y una cultura de solidaridad sabemos que el paradigma de lucha revolucionaria es un paradigma cultural. ¿Construir un modelo cultural que desde nuestra propia cultura expresemos los principios de soberanía, independencia, justicia?

El espacio ganado al imperialismo durante estos últimos 12 años nos ha permitido afinar la vista y ser más asertivos en la acción política creando territorios para la asamblea y toma de conciencia colectiva, y determinando modelos de organización de la comunidad que están permanentemente floreciendo al compas de los avatares del día. El pueblo que gobierna y el pueblo que cumple funciones gubernamentales está escindido por el virus capitalista que siempre lucha por penetrar la inteligencia socialista bolivariana. Esta polarización actualmente se repolariza con la etapa de elección de autoridades en la institución política como lo es el psuv. Se repolitiza con un discurso clamando por la unidad dentro de nuevas formas de organización. O mejor dicho de la misma forma pero con otro nombre.

13 miembros municipales y 15 estadales conformarán el enlace con la presidencia del partido. La crisis es que el método por cooptación utilizado por la dirigencia del psuv ha causado más malestar que afirmación y está propiciando más escisión de las corrientes ya de por sí subjetivamente autónomas. Esta decisión o dirección política utilizando el método más conservador que tienen los estatutos para definir autoridades que serán voceras de la mayoría ha sido un fracaso total y está calentando el patio trasero de la institución.

La imposición de bates quebrados de la revolución en cargos públicos o funciones de dirigencia en el partido lo que hacen es debilitar a las bases y convertir al partido de la revolución en un coloso de pies de barro. Falta al respeto de la verdadera conducción política en tiempos revolucionarios el que piense que la comunidad organizada no se autoconduce a si misma hacia su objetivo fundamental, esté o no esté el líder que la encamine. La comuna socialista tiene una voz y una inteligencia que la iluminan y le guían hacia la tierra prometida: la felicidad suprema de todos.

Es evidente que si persiste este poder interno dentro del partido que pretenda pasar por encima de la inteligencia de las comunas socialistas más temprano que tarde deberá caer como caen todas las dictaduras sean de la corriente que sean. Cuando el pueblo se organiza es porque está unido y con la fuerza de la unión desenmascara al traidor y salva la revolución. ¿Quién más que el pueblo salva al pueblo?

Toda jerarquía o cogollo nacido de la cultura capitalista e importado a nuestro partido tiene el destino de la muerte súbita y repentina, sin aviso y abrupta: cuando la consciencia popular se ilumina y descubre a los que pretendían debilitarla desde adentro. La autoridad en el partido debe ser igual que la autoridad en todas partes: alguien que sea la voz de una fuerza popular. Si elegimos a alguien que en verdad es vocero de si mismo ¿no estamos fortaleciendo al capitalismo y debilitando al socialismo?

Definitivamente la revolución socialista bolivariana entra en una etapa de radicalización y transformación profunda siendo necesario que cada vez participe y protagonice más la comunidad organizada. En el caso del partido, una comunidad organizada éticopolíticamente, es decir, estructurada en un modelo de jerarquía horizontal capacitada para ser vocera de todos los sectores que hacen vida en una comunidad organizada. De esta mesa técnica saldrán todas las políticas tendentes a socializar las ganancias económicas de una nación. Fortaleciendo principalmente la soberanía alimentaria y por ende la defensa y protección del ambiente.

Sin cultura socialista no habrá revolución socialista. Cultura socialista significa políticamente hablando comprender los métodos de elección más democráticos para fortalecer la fuerza de las mayorías en el ámbito que sea, científico, militar, cultural, político, económico, social, religioso, etc. La fuerza del partido está en ser guiado por voceros dignos y comprometidos con la colectividad revolucionaria.

Mforti9@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1739 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a119840.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO