Con las espuelas puestas. Y ahora qué?

Es sabido por todos los venezolanos y venezolanas que el Parlamento Nacional es la casa donde se hacen los proyectos, se discuten y se aprueban las Leyes que han de regir los destinos de nuestra patria Venezuela.

     Desde 1.958 y hasta 1.998 el parlamento Nacional, integrado por dos Cámaras: Diputados y Senadores, estuvo secuestrado por las cúpulas dirigenciales de los partidos del status quo, es decir: Acción Democrática, (A.D.), Comité del Partido Electoral Independiente, (C.O.P.E.I) y Unión Republicana Democrática, (U.R.D.), signatarios del Pacto de Punto Fino, previo firmaron un pacto en Nueva York, en el año 1.957.

     Ese Parlamento Nacional discutió y aprobó la Constitución de la República de Venezuela en el año 1.961. Esa carta magna fue discutida en los cenáculos de estas tres organizaciones sin tomar en consideración la opinión de otros factores de opinión de Venezuela y mucho menos al pueblo venezolano que esperaba una democracia real y transparente.

     En esa casa de las Leyes se agredió el gentilicio venezolano desconociendo la representación popular de hombres y mujeres pertenecientes al Partido Comunista de Venezuela, (P.C.V.), del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (M.I.R.) e incluso de algunos parlamentarios de Unión Republicana de Venezuela (U.R.D.) que discreparon de la dirección cogollerica de dicha organización política.

     Allí se le allanó la inmunidad parlamentaria a cuanto diputado o senador le dio la gana a la rancia oligarquía venezolana sin respetar los parámetros legales existentes en el país. Fueron muchos los abusos y los maltratos contra el pueblo que se cometieron en la sede del poder Legislativo Nacional.

     Hoy, para no hacer muy largo el asunto, en el Parlamento Nacional tienen cabida todos los sectores de la vida venezolana. La oposición al Gobierno Revolucionario tiene una importante representación, desde el punto de vista numérico, y pretende con estos diputados embochinchar no solo al parlamento, sino al país entero, cuestión que no estamos dispuestos a permitir ni el gobierno liderado por el comandante Chávez, ni la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela, (P.S.U.V.), ni el Polo Patriótico, ni mucho menos el pueblo Chavista venezolano.

     Ese parlamento nacido de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada por la gran mayoría de nuestro pueblo, el 15 de Diciembre de 1.999, es hoy en día el espacio de debates por excelencia, es decir ha recuperado su majestuosidad como la casa de las Leyes, y en el hoy podemos darnos perfecta cuenta de quienes son los diputados que dignamente representa los intereses de la mayoría consagrados en nuestra Ley Fundamental y quienes son los apátridas que pretenden acabar con la democracia protagónica y participativa ganada por el pueblo en el combate diario.

     Nuestros diputados y diputadas, en defensa de la soberanía Nacional, hacen esfuerzos extraordinarios para que la oposición golpista entre por el carril de la verdadera democracia en nuestro país pero estos señores solo responden al patrón de comportamiento impuesto por el imperialismo yanqui y sostenido por la burguesía venezolana.

     El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, presentó su informe de gestión, dándole cumplimiento a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela e igualmente puso a la orden de la Asamblea Nacional a todos los integrantes del Gabinete para que explicaran cada una de las acciones gubernamentales que a bien solicitaran los diputados de la oposición y por su puesto los nuestros también.

     En ese orden de ideas los ministros y ministras han acudido al parlamento para dar las informaciones pertinentes con datos estadísticos, provenientes no sólo de los organismos públicos nacionales, sino de organismos internacionales y sin embargo nada de ello ha servido para que los vándalos de la oposición entiendan la situación.

     Afortunadamente nuestros compatriotas Ministras y Ministros, al igual que los aguerridos diputados y aguerridas diputadas del proceso revolucionario tienen bien clara la situación y están cumpliendo con su deber patriótico de informarle a la colectividad Nacional e Internacional todos los pormenores no solo de un año de gestión, sino de doce años de revolución.

     El debate continuará y el pueblo seguirá identificando a los que quieren patria y a los que están contra la patria. Venezuela hoy más que nunca brilla con luz propia y avanza hacia la consolidación de la sociedad socialista del Siglo XXI esbozada en el contenido de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en el Proyecto Simón Bolívar.

     Nosotros, los militantes del P.S.U.V, en el Estado Nueva Esparta, acompañamos a nuestro Diputado William Fariñas y a todos nuestros diputados y diputadas en esta lucha titánica y desde aquí, como militante de este proceso le envío una palabra de reconocimiento y solidaridad a los hombres y mujeres que desde el parlamento Nacional y del Gobierno luchan al lado de nuestro líder: HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS.

     Seguiremos desde esta columna llegando hasta ustedes con mayor permanencia dando y aportando nuestro granito de arena para nuestra revolución. PATRIA, SOCIALISTA O MUERTE. VENCEREMOS.

Juan Griego, 11 de Febrero 2011.

culigonzalez@gmail.com 

culigonzalez@cantv.net 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1283 veces.



César González “El culi”


Visite el perfil de César González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: