Chávez volvió por la goma

En su Mensaje a la Asamblea Nacional el Presidente pichó para que la bancada de la oposición sacara la bola. Pero afortunadamente ninguno de los diputados de la oposición le pudo batear al látigo Chávez que el Presidente lleva por dentro. Sirvió el discurso presidencial para ver, al día siguiente, a varios políticos afines a la tolda roja, como José Vicente Rangel entre otros, halagando, endulzando y celebrando el juego de Chávez, que les gusta, poniéndosela bombita a la Canalla. Y por el otro lado a los opositores con su discurso anacrónico, obcecado y lleno de odio que pone de relieve la ausencia de un proyecto nacional.

Yo prefiero al Chávez que habló a la multitud el 23 de enero mandando a la oposición a lavarse ese paltó, el 25 a los agricultores anunciando la Misión Agro Venezuela y el 26 a las víctimas de la estafa inmobiliaria enfrentando con todos los hierros a los ladrones de cuello blanco y a las mafias bancarias. Ese es el Chávez que va a ganar las elecciones en el 2012 el otro, el del 23 de Enero en la Asamblea Nacional, ese no es el Chávez que reconocen las mayorías populares como su líder innato con la misma emoción que seguían las tropas más humildes y depauperadas al General del Pueblo Soberano. En el supuesto negado que aquel otro Chávez volviera a Miraflores, en el 2012, con el respaldo de la burguesía, entonces sería ésta la que llegaría al Poder y no el pueblo más necesitado.

Entre quienes no les gusta el juego de pelota caliente está el ex ministro de Educación Universitaria, Luís Acuña, quien además de haber recomendado al Presidente la no promulgación de la LEU anda ahora predicando por ahí que la transformación universitaria debe ser un proceso por realizarse desde adentro de las universidades. Si Bolívar hubiera pensado así no sería ahora el Libertador de Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia.

Cómo no encuentran la forma ni la manera de cuestionar el contenido ideológico revolucionario de la LEU, ahora se están agarrando de una especie de condición “sine qua non” para echar por la borda cualquier intento de explicar y comprobar las bondades indiscutibles del Articulado de la LEU , que son el objeto de la discusión. Para poder justificar el diferimiento, el aplazamiento, en fin la no aprobación de la LEU quieren ahora desviar la discusión llevándola al infinito de quién fue primero el huevo o la gallina. Esta corriente universitaria en el fondo considera que la LEU es un problema del claustro universitario y no del pueblo venezolano.

Las universidades autónomas no pueden seguir siendo consideradas como pequeños Estados Feudales dentro de la República Bolivariana de Venezuela que le nieguen a la sociedad los cambios que esta reclama en las máximas casas de estudio. Le quieren imponer al país la superestructura legal universitaria que se generó en su estructura decimonónica. En los procesos de cambio social, en cualquier parte del mundo, la burguesía y la pequeña burguesía suelen atrincherarse en la estructura liberal de la autonomía universitaria. En una revolución pacífica como la encabezada por el Presidente Chávez la superestructura legal de la República es la clave para la transformación universitaria. Las categorías del conocimiento estructura y superestructura son en el fondo la verdadera naturaleza de esta discusión teórica.

Algunas transformaciones estructurales como las ocurridas en el Banco de Venezuela, CANTV, Abasto Bicentenario, Aceite Diana, Sardinas La Gaviota, Owen Illinois y otras fueron posibles por la acción dialéctica superestructura-estructura de nuestra realidad nacional. Son ejemplos de algunos cambios en las relaciones de producción que van al centro del problema en la construcción del socialismo. Veamos el concepto sin detenernos en el detalle de la ilustración del ejemplo. Esos cambios hubiesen sido tortuosos e imposibles si los mismos hubieran tenido que ser discutidos con Fedecámaras para lograr un consenso que generara una transformación desde adentro, como lo predica Acuña en las Universidades Autónomas.

La rancia oligarquía universitaria es más cavernícola que la ultraderecha empresarial incluida la vieja izquierda que abjuró de sus principios revolucionarios sostenidos en el pasado. A esa el Presidente Chávez tiene que ponerle sus mejores lanzamientos para poncharlos a todos.

¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE

VENCEREMOS!

*Profesor Universitario

sergiobricenog@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1676 veces.



Sergio Briceño García*

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a116629.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO