Algunas observaciones y propuestas para ustedes, señores del alto gobierno

Avanza el 2011 y se incrementa la necesidad de desarrollar planes de
trabajos destinados a fortalecer la imagen, la aceptación y la sensación
de buen gobierno. 2012 será un año electoral y necesitamos llegar
blindados a ese proceso, pues no nos jugamos cualquier cosa... Nos
jugamos la revolución y con ella el sueño del pueblo venezolano.
No pretendemos con esta nota dárnosla de eruditos y mucho menos darle
lecciones al gobierno. Se trata, simplemente, de hacer crítica
constructiva y con humildad intentar hacer algún aporte en áreas donde la
acción (o inacción) de gobierno preocupa a sus seguidores.
He aquí lo que proponemos:

- Combate, de verdad verdad, a la especulación
¿Somos o no somos un gobierno socialista? ¿Hasta dónde y hasta cuándo
vamos a permitir que “la mano invisible del mercado” siga fijando precios
especulativos. En un gobierno como el nuestro no se puede permitir que
los especuladores empobrezcan al pueblo, humillen al gobierno y de paso
obtengan fabulosas ganancias… Control de precios ya y persecución
implacable a los especuladores a todos los niveles, son acciones
impostergables.
O mostramos coherencia entre el discurso y la acción o allanaremos el
camino a la decepción del pueblo..

- Freno de potencia contra las clínicas privadas
Es la clase media, mayoritariamente opositora, la principal víctima de
unos clínicas y unos profesionales incapaces de salvarle la vida a un
paciente enfermo si no se “baja de la mula previamente con una buena
cantidad de millones”. Que un ser humano tenga que vender su casa, su
carro y disponer de todos los ahorros de su vida para pagar una unidad de
cuidados intensivos es algo que no se puede seguir permitiendo.
La solución es el fortalecimiento del sistema público de salud, pero
mientras tanto hay que parar ese crimen que cometen los médicos y
clínicas. Eso fortalecería la imagen de un gobierno preocupado por todos
y dispuesto a defenderlos a todos.

- Apoyo a las alcaldías y gobernaciones chavistas
Es innegable que la gestión de algunos gobernadores y alcaldes chavistas
le hacen más daño al gobierno y al proceso revolucionario que los propios
opositores, también es cierto que muchos no están preparados para ejercer
el gobierno y otros no tienen acceso a los recursos. La desesperanza, la
frustración y la rabia que generan esos funcionarios con su pobre gestión
es peligrosa.
Hora es de fortalecer el concepto de "un solo gobierno". Proponemos la
creación de una oficina de expertos, adscrita a la vicepresidencia de la
república, en cada ciudad y estado gobernado por un chavista. Esa
"oficina" debe, en conjunto con la autoridad local, hacer seguimiento a
los compromisos contraídos, planificar obras y proyectos, apoyar con
personal técnico y especializado, gestionar recursos.
Tiene que existir una marcada diferencia entre lo que hace una autoridad
chavista y lo que hace un funcionario escuálido.

- Impedir que se caiga Barrio Adentro y Las Escuelas Bolivarianas
Si no llegan las medicinas, si los médicos cubanos se tropicalizan y
actúan como los nuestros, si los maestros no asisten a las aulas y si
los comedores no funcionan. Estos dos proyectos banderas se debilitan y
restan más que sumar. ¡Ojos que está pasando! Y hay que corregir de
inmediato.

- La solución al problema de las viviendas y el sistema eléctrico no
puede quedar en promesas
Las crisis eléctrica generada por una sequía terrible y la generada
posteriormente por las lluvias pusieron a prueba el gobierno. Hasta
ahora la acción ha sido la correcta, pero hay que garantizar que los
planes y las promesas se cumplan. En el 2012 esta gestión pesará una
tonelada a favor o en contra del gobierno y la revolución.

- Ojo con los mercados Bicentenarios y escasez
El concepto es el adecuado y la estrategia hasta ahora exitosa, pero se
tiene que evitar a toda costa que la escasez obligue a visitar tres veces
los supermercados socialistas para conseguir un pote de leche, pues de
caer en ello el pote terminará costando más (tiempo y transporte) que
adquirirlo en un supermercado capitalista.
Los precios tienen que ser mejores y el abastecimiento garantizado. Si no
es así, daremos señales de ineficiencia e incapacidad para competir.

- La lucha contra la mafia de los hospitales
Diez años no será el tiempo necesario para corregir todos los problemas,
pero es un tiempo lo suficientemente largo para que se note una gestión
revolucionaria. Las mafias, la corrupción y el sabotaje campean en muchos
centros hospitalarios. Urge una acción correctiva firme y decidida en
favor del pueblo.
Se debe preparar un plan con tiempo para “tomar un hospital” y si los
corruptos como respuesta intentan sabotear y parar los hospitales, se
debe tomar la misma acción que se tomó con los saboteadores de PDVSA. Si
los resultados son buenos, el pueblo lo agradecerá y la acción se
repetiría cada vez con menos resistencia.

arellanoa@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1210 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor