“PSUV…. ¿El gran derrotado?”

Estimados camaradas socialistas, este artículo es una continuación a aquellos que he estado escribiendo, con un único fin de lograr analizar, en la mayor profundidad posible, todo lo ocurrido el 26 de Septiembre en el marco de las elecciones para los nuevos diputados a la Asamblea Nacional. Uno de los análisis que resulta a priori es destacar al ganador y al derrotado, a la luz de los resultados vistos muy a vuelo de pájaro, el gran derrotado resulto ser, una vez más, la oposición venezolana, siendo el gran vencedor el pueblo revolucionario de nuestra bella patria “Venezuela”.

Sin embargo, cuando uno analiza en frio los números, ya que esto es lo que son los números, juarismos fríos, sin pasión, ni carácter, por lo cual su análisis queda libre de todas conjeturas, perdonaran Uds. mi digresión, pero notaran su importancia, ahora bien, volviendo al tema, repito, volviendo a revisar los números, comenzamos a obtener una serie de análisis, que poco o nada, se complementan con nuestros análisis iniciales, muy cargados de emoción y pasión partidista e ideología, pero que luego de unos días y con la cabeza calma y muy fría, nos permiten realizar verdaderos análisis muy en profundidad.

Camaradas, en este punto es harto necesario dejar muy en claro, que no pertenezco al partido de gobierno “PSUV”, tampoco pertenecí al extinto “MVR” y lo que es más, JAMAS he militado en partido político alguno, esto como comprenderán, tiene una razón muy de peso y muy personal que no viene al caso discutirla en este momento, pero lo que si viene al caso, es que soy es un socialista de corazón, enamorado de la enorme posibilidad latente, muy latente hoy en día, de lograr una revolución socialista dentro de mi sociedad de manera PACIFICA, algo nunca visto en la historia y que para mí es mi máximo sueño.

Ahora bien, teniendo en cuenta que el piso político del actual gobierno, de nuestro líder el presidente Chávez, es el PSUV, pues bien, en aras de servir mi crítica como un llamado de atención y como no, como un aporte a posibles salidas, que muy seguramente ya se abran analizado en el seno de este partido, pero no por ello dejo yo de dar mi oportuno granito de arena, repito, todo esto en aras de fortalecer ese partido, que es la verdadera base POLITICA de nuestro líder y por ende, de nuestro proceso revolucionario, aunque en este punto caben mil debates, pero ese es tema de otro artículo.

Según los últimos datos que conocí sobre el número de militantes inscritos en el PSUV, estos rondaban los 7.150.000, este dato fue el ultimo que encontré publicado, ya que en la página oficial del partido no aparece este dato y ojo que esto es muy lógico, ya que es información interna y muy sensible del partido, pero ahora bien, volviendo a lo importante, basándonos en este dato vamos a hacer el análisis que corresponde y las posteriores criticas y posibles soluciones.

El dato anterior nos deja ver que el PSUV es el partido más grande que jamás ha existido en Venezuela y uno de los más importantes del mundo, ya que cuenta en sus filas con casi el 40% del padrón electoral, no olvidemos, que en la militancia del PSUV hay inscritos cerca de 100.000 menores de 18 años y estos no entran el padrón electoral que se eleva ya a los 16.000.000 de venezolanos inscritos y en edad de votar. De el dato de los militantes del PSUV uno pudiese entrever, que una elección como la de la Asamblea Nacional, debería ser arrasada por el partido, ya que es una elección que convoca muy poco a las fuerzas independientes y que son seguros ganadores los partidos con una gran maquinaria partidista, pero como ya hemos visto el resultado ha sido otro.

Veamos ahora los números en frio, si bien se obtuvieron 98 escaños a la diputación, lo cual es una gran mayoría, no es menos cierto que se quedo a uno de un numero que permitiría a los diputados oficialistas aprobar leyes habilitantes y se quedo a 12 del número, muy pretendido por la alta dirigencia del partido, que les permitiría la mayoría calificada y con ello el poder absoluto de la Asamblea. Vemos entonces, que se gano, pero que no se puede cantar “victoria”, mas aun, cuando vemos que en Venezuela para estas elecciones votaron un poco mas de 11.000.000 millones de electores y si vemos el padrón de inscritos en el partido de gobierno, estos “NO DEBIERON” tener ningún problema en lograr la mayoría calificada.

Volvamos a los fríos números de los inscritos en el PSUV; sacando a los menores de 18 años que no podían votar en estas elecciones, podemos conjeturar que el número de inscritos debe quedar cerca de los siete millones, ahora eliminemos un alto 10% de electores que murieron, migraron de localidad y no se cambiaron en el CNE, en fin, ese grupo que siempre tienen estas listas de margen de error y ojo, que lo coloco bien alto en un 10% y aun así, nos quedan 6.300.000 de militantes aproximadamente. A este número le podemos eliminar un 10% más, de aquellos que no salen a votar nunca y que la gente encargada en el partido de fiscalizarlos y buscarlos fallo, esto nos dejaría nuestro nuevo padrón en aproximadamente los 5.650.000, numero un tanto superior a los 5.300.000 obtenidos por el partido de gobierno y que de haberse logrado, por lo menos le hubiese entregado tres quintas partes de los escaños en juego, es decir 100 diputados.

Visto así no parece haber problema, pero no olvidemos que por lo menos otro 10% y en este porcentaje creo que me quedo corto, votaron por el PSUV sin pertenecer al partido, es ese el grupo de idealistas socialistas que vivimos en Venezuela y que siempre hemos esperado la oportunidad de poder participar en una revolución pacífica, transformadora de nuestra sociedad. Ese 10% lo componen gente, que como yo, no cree en los partidos políticos, tiene otra idea de lo que estos deben ser y que por ello no pertenecen al partido, pero que a la hora de votar siempre ponen por delante el interés revolucionario a las posibles diferencia personales y partidista, como ya he dicho, yo me circunscribo en ese grupo de compatriotas que sin pertenecer al PSUV votamos por ellos.

Teniendo en cuenta este nuevo dato, vemos que esos 5.300.000 que votaron el domingo 26 por el PSUV, apenas llegan a 4.800.000 de verdaderos militantes del PSUV que participaron en esta elecciones; con todo el trabajo de calle, con todo el proceso de casa por casa, de todas las elecciones de base que se realizaron, el mejor escenario de participación de los militantes apenas llega al 66% de los inscritos en el partido, cifra esta que resulto ser idéntica a la participación nacional para estas elecciones y claro está, si bien para el país y para el CNE, que una elección de este tipo alcance una participación del 66% se le considera un rotundo éxito, pero que un partido organizado, preparado, con la mejor maquinaria que se ha visto, con datos cien por ciento fidedignos de todos sus militantes, haya conseguido en una elección tan neurálgica solo una participación del 66% casi se puede considerar un fracaso.

Amigos del PSUV, se los dijo de corazón y en aras de que su rectificación permita mantener, muy solidas, las bases políticas de nuestro líder, tan necesarias en las venideras justas, cada vez más estrechas; como les decía, llego la hora de apretar tuercas, de realizar purgas, de sincerar ese padrón de militantes y lo que es más importante, llego la hora de la verdadera ideologización de todos los militantes, llego la hora de la COMPROBACION del verdadero sentimiento revolucionario de estos militantes.

Estemos claros amigos, de qué sirve un gran número, cuando este está lleno de gas, de falsedades, de medias tintas y de quintas columnas, vale más un número menor, pero conciso, fuerte, que siempre esté presente en las votaciones, un grupo solido de compatriotas, que realmente salgan a vender este ideario revolucionario, a ese otro sector de compatriotas que bien por desinformación, bien por estúpida animadversión y claro está, bien porque tienen otra idea, no están con el proceso. Llego la hora de realizar cuestionarios a todos los militantes, llego la hora de analizar las cuentas bancarias de todos los militantes, llego la hora de revisar hasta el mas mínimo antecedente de todos estos militantes.

Un ejemplo claro de lo que hay que hacer, lo dio el líder hace casi dos años en plena crisis bancaria, cuando uno de los directores de estos bancos tracaleros resulto ser nada más y nada menos, que el hermano de un ministro emblemático de la revolución, pues bien, el líder no solo metió preso al pillo, sino que de una saco del gobierno al hermano, porque es así, en esta revolución lo importante es el ejemplo y de nada vale ser un socialista de corazón, cuando vemos que dentro de nuestra familia hay gente que delinque, que estafa, que se aprovecha de su posición o de la posición del familiar, este mis queridos amigos del PSUV, es el ejemplo mas claro de que es lo que hay que hacer.

Ya para finalizar, solo voy a repetir unos pequeños datos que mucho les servirán a Uds. Amigos dirigentes del PSUV, para realizar la sinceración de ese tan falso padrón “revolucionario”, lo primero es tocar el bolsillo, es decir, quien cuando se inscribió no tenia casa o carro y de la noche a la mañana mejoro de posición social, muy rápido y de una manera que sus ingresos no lo soportan y ojo, aunque los ingresos lo soportaran, si el crecimiento fue solo desde el punto de vista económico, este compañero no sigue al pie de la letra el ideario socialista y es un burgués encapotado con capa roja.

El segundo paso y ojo, que con la realización del anterior punto, la purga es ENORME, es la creación de cuestionarios que mensualmente “TODOS” los miembros inscritos en el partido deben responder y estos han de ser contestado en las sedes del partido, estos cuestionarios, claro esta, tendrán preguntas dirigidas a conocer el verdadero talante revolucionario del militante y si a la vez este progresa con el pasar de los meses, además, permitirá a la dirigencia del partido tener contacto mensual con toda la base, amen de que todos los militantes, por lo menos una vez al mes, deberán dirigirse a las casas del partido y así se sabrá quien, en realidad, sigue el proceso y quien no.

Amigos, cosas por hacer hay miles y mejores ideas que las mías, aunque creo que el análisis económico pondría a sudar a un bojote se seudos revolucionarios militantes en el partido, repito, las medidas que se pueden tomar son muchas y muy variadas, lo importante es tomarlas, hacer la purga, sincerarse en verdad, es preferible tener 5.500.000 de VERDADEROS revolucionarios inscritos, que diez millones de cuentos y panfletos; amigos a trabajar que la revolución no se detiene ni un segundo y por ende Uds. tampoco.

, pito0726@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1642 veces.



Alfredo Domínguez Fernández


Visite el perfil de Alfredo Dominguez Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109654.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO