98 menor que 65 y la Formación Ciudadana

Sin duda alguna que nuestros compatriotas opositores tienen motivos para estar contentos y es que los bolivarianos también, ellos aprendieron su propia lección, asumir No participar en el 2005, no fue su mejor decisión, lo que más claro les ha quedado es que en revolución todos debemos participar. Para los bolivarianos, la masiva participación de los opositores movilizados por diferentes motivos, el principal SALIR DE CHÁVEZ, es objeto también de aprendizaje.

Siempre digo con firmeza, que los bolivarianos ganamos más, en la medida en que la oposición participe, porque nos vemos obligados a afinar los procesos y la calidad de nuestra participación en los mismos; esos procesos que nos están dando una experiencia en colectivo única en la historia y no la estamos aprovechando en su máxima expresión y eso es síntoma de que hay debilidad, no hemos alcanzado la suficiente consciencia como para defender los logros que esta revolución en tan corto tiempo “record” ha hecho posible; que no la hayan logrado muchos opositores OK, posiblemente no se han dado la oportunidad de ir a un Barrio Adentro, a un CDI o de estudiar en las Misiones, sin ver comprometido su sueldo, porque odian mucho a Chávez y temen ser asistidos por los cubanos, no se han dado cuenta que ya la tarea la han asumido muchos venezolanos y la seguirán asumiendo; aunque algunos sí se benefician directamente y se justifican diciendo “yo soy venezolano y también tengo derecho” y tienen razón, sólo que no tienen la consciencia de analizar objetivamente de que eso es posible vivirlo porque estamos en revolución.

Tanto opositores, como revolucionarios tenemos la gran oportunidad de aprender, al comparar nuestra experiencia anterior como país, con la actual y además con la actual situación de sociedades que en sus mejores tiempos supuestamente eran desarrolladas; sin embargo, hacer este análisis sobre la base de contrastaciones para la toma de conciencia, no es tan fácil como pareciera, porque para ello es necesario aparte de estar informados, hacer un gran esfuerzo que nos permita apartarnos un poco del rechazo y del odio que no nos deja, ni ver, ni escuchar y quizás ni sentir, lo que a su vez nos aleja de apreciar la realidad en su justa dimensión. No tener la información objetiva nos hace más débil como pueblo, nos hace presa fácil de otras falsas informaciones y nos hace percibir justamente que 98 ES MENOR QUE 65, de allí, que todo lo que hemos logrado en la revolución como nunca (reconocido por instancias internacionales, UNESCO, CEPAL) sea considerado como nada o casi nada por un significativo  grupo de personas; un ejemplo, la hoy diputada María Corina Machado hace aseveraciones públicas que denotan o una gran desinformación o una gran intención de desinformar; en todo caso no son justamente reconocidas las ganancias que ha hecho posible este gobierno en la construcción de otra realidad posible para todos los venezolanos; ganancias que un opositor objetivo puede ser capaz de reconocer y de criticar lo que no se ha logrado, además proponer como hacerlo, este es el opositor que esta revolución necesita .

Lo verificable es que en este gobierno tenemos más en todo (muy sencillo de verificar, hay evidencias suficientes) en servicios básicos, salud, educación, alimentación, turismo, mayor organización legal, HAY MÁS pero entonces ES MENOS, una parte de la sociedad anhela lo anterior cuando teníamos menos de todo, menos posibilidades de participación y de acceso a los servicios, tanto los que nos permiten satisfacer necesidades básicas de sobrevivencia, como necesidades de desarrollo personal (recordamos a Maslow) tienen la errada creencia de que si vuelven quienes gobernaron anterior a Chávez será mejor, me recuerda la ingenuidad del pueblo cuando votó en la segunda elección de Carlos Andrés Pérez, porque pensaba de manera inducida que retornaría la misma situación de derroche y de oportunismo dado durante su primera presidencia.

Hoy vemos que quienes figuran como líderes opositores están denigrando del método utilizado para las elecciones parlamentarias, pero resulta que este método está en la Constitución del 99, instrumentado en la Ley de Procesos Electorales, ahora bien, ¿quienes participaron como constituyentes? ¿Sólo chavistas?   Esta desconfianza hacia todo lo que ejecuta el gobierno, es lo que le inyectan a la gran masa, pero lo  hacen posible porque saben que no todos están apertrechados de información válida.

Esta percepción estrecha de la realidad (Más es MENOS) es síntoma igualmente de que existen oportunidades muy estrechas para que la gran masa obtenga de manera clara la verdadera realidad de lo que está pasando en el país, en comparación con el resto del mundo; ¡ahí tenemos un pequeño gran detalle! estas realidades no están penetrando los muros de las instituciones educativas, ni los muros de los Consejos Comunales, ni los CDI, ni ningún muro donde la gente tiende a concentrarse, pero si son penetrados por las ” falsas verdades”, por ejemplo, se ha hecho cotidiano que los profesores lleven ” falsas verdades” a sus clases, es frecuente aún escuchar aseveraciones muy conocidas “te van a quitar una casa, el carro si tienes dos” “te van a quitar a tus hijos” que pareciera una idea del siglo pasado ¡pero no!, está muy vigente, particularmente me ha tocado reclamar en la institución donde estudia mi hija, porque la profesora de historia  le repetía este mensaje casi a diario, me tocó solicitarle que por favor me presentara estadísticas que le demostrara a los jóvenes que lo que ella aseveraba era cierto y como este son muchos los casos, más de lo que cualquiera piense y estos casos llegan como denuncia ante las autoridades pertinentes y no pasa nada, tenemos que trabajar en esos “pequeños-grandes detalles”, sin ánimo de imponer criterios de una tendencia política en especial, tenemos la responsabilidad en las instituciones sobre todo las educativas, de discutir y analizar datos apegados a la realidad, porque se están creando visiones que infunden temor ante la inminencia de un estado de cosas amenazantes, por lo que debemos odiar al causante de ello, en nuestro caso a Chávez.

La Neurociencia nos dice que hay una mayor incidencia en la plasticidad neuronal durante la niñez y la adolescencia, lo que hace a los jóvenes más fácilmente manipulables en su pensamiento y accionar, lo lamentable es que la realidad que en verdad están viviendo no la visualizan, por lo tanto no los concientiza; las coordinaciones educativas tienen que preocuparse por hacer llegar la realidad, los hechos a toda la comunidad educativa. En ocasión al evento electoral a manera de ejemplo, antes de despedir el año, teníamos como necesaria tarea educar a la comunidad educativa en cuanto al proceso que viviríamos en la sociedad y no sólo una información ligera por salir del paso y cumplir un requisito, tampoco para que voten por una u otra tendencia, la intención es la FORMACIÓN CIUDADANA ¿cómo se puede hacer? mediante información detallada, preparada y practicada a través  de la simulación, podemos organizar elecciones parlamentarias en lo interno de cada institución, cada aula transformada en un circuito, cada dos o tres aulas, serían los estados, se proponen voceros por aulas  y así sucesivamente, se representa en micro el hecho macro, se acerca la realidad al colegio y se socializa, se hace parte de la cotidianidad, con más razón si los colegios son tomados como centros electorales; los estudiantes no pueden irse y luego llegar, sin tener una idea clara de la trascendencia histórica de lo que paso en ese su espacio. Señores en algunas escuelas se invierte hasta más de una semana organizando una elección de reina del Carnaval, de la Feria de la Chinita, de la Feria del Sol, por mencionar algunas.

Por otro lado, debe formar parte de las actividades formativas la discusión sobre lo que se ha hecho, lo que no y lo que está por hacerse en el país, incorporar datos, actualizar, generar discusiones, foros, así ensayar el análisis, el diálogo constructivo, en sí, practicar la participación; en otras palabras, generar un aprendizaje dinámico, que conecte la escuela, la comunidad, con el día a día de lo que está sucediendo en el país y no presentarle sólo la realidad estática que presentan unos textos que por muy recientes que sean, siempre estarán desfasados a la hora de ser digeridos por el estudiante, dado a lo cambiante de la vida sociopolítica que hoy gracias a Dios vivimos en este país, así mismo, cómo aspiramos que sean miembros participantes en su comunidad, en la universidad, si le cerramos las posibilidades de hacerlo y con ello la probabilidad real de reconocer que 98 es mayor que 65.  

   (*) Orientadora y Vocera Comunal
 
ruthcueto7@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109527.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO