Necesitamos un Plan Extraordinario de Desarrollo Económico

Venezuela desde la llegada del Presidente Chávez al poder, se ha visto acosada por el imperialismo norteamericano y los otros países hegemónicos, desde una nueva perspectiva tanto en lo político como en lo económico, militar e internacional. Digo desde una nueva perspectiva porque durante los años de la IV República, en que se le era tan fiel al Imperio, también se vivía acosada, pero de otra forma, por carecer de soberanía y de capacidad de defensa de los intereses nacionales.

Pero este acoso y la necesidad de responder en un momento dado exige muchas cosas para las cuales hay que estar preparados. En primer lugar esta la respuesta política contigua que hay que dar a las malsanas intenciones del imperialismo, lo cual pasa por desmontar en su integridad todos los argumentos (¿) que puedan presentarse tanto en la prensa como en los organismos internacionales. Esta parte creo que la hemos jugado muy bien.

El otro elemento importante es la preparación interna tanto en lo organizativo, político y lo militar, a fin de crear una estructura coherente y sólida que desmotive a los posibles enemigos a llevar a la práctica sus planes. En esto creo que también hemos avanzado y seguramente en vista de las actuales circunstancias se deben estar concibiendo nuevos planes y propuestas para ampliar y fortalecer la estructura civil y militar que servirá de escudo a un posible ataque imperial.

Sin embargo en el área económica creo que es el aspecto donde somos mas vulnerables ya que no hemos podido crear un modelo de producción y distribución que rompan los viejos armazones que han caracterizado a nuestra economía desde por lo menos el año 20 del siglo pasado. Me refiero entre otros aspectos a la monoproduccion, la monoexportación, la importación de los productos industriales y alimenticios, la baja capacidad de innovación por carecer de un sistema significativo de Ciencia y Tecnología, la baja acumulación de capital, etc. todo lo cual conlleva a que el desarrollo de las fuerzas productivas en nuestro país no tiene una base amplia, como si parece tenerla por ejemplo, Irán, asentada en nuestro propio esfuerzo productivo.

Dado que se vislumbra que esta confrontación es una confrontación que llevará muchos años en resolverse, ósea la confrontación entre un sistema basado en la ganancia y un sistema basado en las necesidades de la población, es necesario crear un Plan Extraordinario de Desarrollo Económico, que complemente todos los esfuerzos que están realizando actualmente diversos actores, para reforzar aquellas áreas de producción que se presenten como más débiles pero de alta preponderancia para disminuir las secuelas que para la población y el país en general puedan tener el carácter aventurero de las iniciativas del imperialismo y de sus partidarios nacionales.

No es lo mismo atacar e invadir a un país que compra en el exterior todos sus productos industriales y estratégicos que atacar a otro que tiene producción interna de los mismos.

En la Venezuela de hoy, un plan de este tipo no tendría nada de extraño pues ya se han aplicado en otras áreas como pueden ser la creación de la Reserva en el área de Defensa, Mercal y PDVAL en seguridad alimentaría, Barrio Adentro en Salud, etc. por lo que solo falta que se conciba una iniciativa similar para el área económica, que multiplique nuestras capacidades de producción e innovación y que potencia todas las características superiores que el modelo socialista conlleva.

Oscar111147@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1000 veces.



Oscar Rodríguez E.

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: