Opinión, Política i Vida

Las obras de la revolución, su estética i el más eficaz i autorizado vocero

Creo haber vivido la vida política de mi país, desde los años finales del gomecismo, los gobiernos de López Contreras i Medina Angarita, hasta los tiempos actuales. De niño recuerdo los hechos ocurridos en Maracaibo, a la muerte del Dictador Juan Vicente Gómez, como una manifestación que pasó por nuestro Hato en Bella Vista, reprimida por el Ejército i la estampida que dieron los manifestante; también los saqueos i disparos en dos casas vecina en el lado derecho de nuestra casa, donde habitaban gomecistas i el comandante herido que entró en la casa vecina del lado izquierdo, donde murió. Por referencia de la radio i luego de la prensa, los acontecimientos en el centro de la ciudad i lo que se decía de presos puestos en libertad, solamente algunos. En años siguientes, recuerdos los viajes de mi padre hacia Caracas, en avión tomado en el primer aeropuerto de Maracaibo llamado Grano de Oro, en los inclinados hacia atrás, pero mui seguros aviones DC3, o en ocasiones nuestra ida a la capital por la vía trasandina en dos etapas, durmiendo en Barquisimeto, para llegar en la tarde a Caracas, pues mi padre fue Senador en el Congreso de Isaías Medina. Todavía la capital en el más lindo i acogedor valle de la zona tropical del planeta, era de bellas quintas i techos rojos, la neblina del Parque Los Caobos, i Chacao, Chacaíto i Petare, como pueblos en las afueras. La Avenida de los Leones en el Paraíso, era en ocasiones pista de carreras de autos, bicicletas o patines en Navidad, i vimos comenzar dos grandes urbanizaciones hacia el este, La Castellana i Altamira.

 Luego, la historia es larga de contar i bien conocida por lo cual la omito pero dejando asentado que desde la caída de la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez, quien realizó grandes obras como la conexión de Caracas con la Guaira i Maiquetía por la Autopista con viaductos i túneles i muchas obras más, la aparición de los hombres de aquella mal llamada revolución de octubre, gente de AD principalmente, i el establecimiento de la IV República i el Puntofijismo, el país entró en una etapa de 40 años en los cuales, las principales realizaciones materiales venían de la dictadura, i en lo político, el establecimiento de una verdadera dictadura de partidos entre Acción Democrática i Copei como protagonistas, i otros partidos tradicionales como el PC, URD, MEP i todas las siguientes “esporulaciones” que tuvo AD, por el inconformismo de muchos hombres de izquierda que, al final han sido simplemente “izquierdosos”, consolidándose el capitalismo, i el poder de las clases oligárquicas, dueños de todos los monopolios posible, e “ilustres” creadores de todas las formas posibles de corrupción. Para entonces, habiendo sido por mucho tiempo el primer país del mundo exportador de petróleo; siendo, por ejemplo, el Estado Táchira el productor de café para abastecer el país i exportar, i siendo en general un país rico dotado de manera privilegiada por la naturaleza, la pobreza del pueblo, de los marginados o excluidos, llegó hasta el 70%, en tiempos no mui lejanos como el año 1996. Así mismo el barril de petróleo a los 6 ó 7 dólares i la regalía al 1%, la inflación al 80% i los intereses de la banca al 60%, con una reserva de menos de 10,000 dólares.

 Afortunadamente, luego de los intentos rebeldes del 4 de i el 27 de febrero; los ejemplos del pueblo cubano i de otros países con problemas similares, fueron creando una conciencia de lucha de clases que, llegado el momento, surgido el liderazgo de Chávez, fundado principalmente en verlo asumir su responsabilidad por el intento de rebelión armada, jamás golpe de estado como se ha dicho (de eso escribí más de tres artículos) i de sentir florecer en sus palabras i actitudes el ideal bolivariano como norte, llevaron al pueblo venezolano a hacerlo su presidente con abrumadora mayoría de votos, un 6 de diciembre de 1998. Cuando no había posibilidad alguna de objetar tan aplastante triunfo electoral i observar a un pueblo dándole tan masivo i firme apoyo, las oligarquías pensaron en la posibilidad de conquistarlo del mismo modo que ha sucedido entre nosotros i otros países de América Latina. Jamás pensaron que estaban frente a un revolucionario del corte o estilo de Fidel Castro, Ernesto Ché Guevara o Salvador Allende, i que a la vez cumplir íntegramente con los principios de libertad e igualdad, que sembraron en nuestro continente, hombres como Simón Bolívar i Simón Rodríguez, para fundar repúblicas i hacer republicanos, sueño también de San Martín, Martí i O’Higgins. Lo cierto es que Hugo Rafael Chávez Frías, resultó para la oligarquía venezolana, capitalista, explotadora i con la posibilidad de perder sus inmerecidos privilegios, una persona tan nefasta como para los “americanos” del norte, que nos consideran menos gente que a su pueblo, porque somos los tercermundistas de su patio trasero i deberíamos seguir como los lacayos sumisos desde que se inició la era petrolera, como en los tiempos de Gómez. A Cipriano Castro, a Medina Angarita i a Pérez Jiménez, no los tumbó el pueblo, los hicieron los gringos saqueadores del patio de atrás, igual que a todos los presidentes democráticos i candidatos por llegar al poder que no fuesen traidores a sus naciones. Son los asesinos de oficio i tradición, de sus propios presidentes que no les gustan, i de todos los que han tenido que asesinar en países rebeldes, lo hacen para reemplazar por dictadores sumisos al Imperio a los amigos de los pueblos. País terrorista por excelencia, i genocida comprobado.

 Sin embargo, saltando por muchísimos hechos negativos de la IV República, además de los señalados en cifras, llegamos a esta década chavista que sigue adelante, donde para comparar con las cifras expuestas, encontramos que la pobreza se redujo a un 23% i sigue en descenso; que el hostigamiento de la oligarquía es contra el pueblo, que la inflación bajó un 60% i oscila alrededor de cifras por debajo del 20 % i la meta es llevarla a cifras de un dígito, mientras la Reserva Nacional está por encima del 30% más lo que se traslada a Fonden, para invertirlo en mejoras del nivel de vida, de un pueblo que como señaló el libro de marcas de Guinnes, es el más alegre i feliz del mundo, con cifras de desempleo cada vez menores i con aumentos del salario mínimo todos los años, hasta ser el primero de América, mientras en los Estados Unidos i la Unión Europea, las cifras muestras estragos o daños graves extraordinarios. I estando así, me encuentro con una nueva Misión llamada Pueblo Adentro que, además de los planes de vivienda i obras públicas para mejorar la calidad de la vida, Pueblo Adentro me ha causado una impresión positiva en lo humano i en lo estético. Los barrios de los cerros que ya tienen nuevos servicios, especialmente el gas doméstico para las cocinas por gas, i abandono de las bombonas, reciben ayuda económica i materiales de construcción, para mejorar notablemente sus viviendas; hacer escaleras, aceras, sitios de recreación o de deporte, sanitarios, lavamanos, cocinas, lavadoras i especialmente cemento, ventanas i puertas, comprometiendo a los propios habitantes con fabricar sus mejoras. A ello se suma el frisado de la casas, antes de ladrillos al descubierto, i pintados con un plan pre concebido, con los colores primarios de la bandera nacional, por sectores, de modo que ahora se ven casas en los cerros con buena presencia, acondicionadas con buenas ventanas i dando la impresión desde lejos, como si fueran cerros de pesebre, con viviendas humanizadas, sembrado de árboles i flores, i en algunos sectores como San Agustín del Sur, con un pequeño teleférico de estructura tecnológica de calidad, lo que es una bendición para niños i ancianos, mujeres i hombres. Un anciano declaraba que donde vive, para llegar a su casa tenía que subir más de 360 escalones. Los cerros de Caracas, pues, ahora parecen un pesebre con sus casas de vivos colores i buenas presencias. Jamás algo ni parecido, había acontecido en toda la vida republicana, donde por primera vez también, la salud i la atención de médicos, subió a los cerros. Cada vez que por años iba a Caracas i en las noches veía lucecitas en las alturas, me preguntaba: ¿Cómo sería en esos cerros, un dolor de muela a media noche, un niño con una gran diarrea, una mujer pariendo o un anciano con un infarto cardíaco?

  Por todo esto que cada día se hace mejor, la burguesía o la oligarquía criolla deben pensar que, si antes, cuando todavía el pueblo no estaba organizado ni en mejores condiciones de salud, cuando el golpe de estado bajaron…i bajaron, i bajaron a defender su gobierno revolucionario i socialista, para en tiempo record rescatar a su presidente electo, ¿Cómo será en un nuevo i desesperado intento, aun con el respaldo del Imperio genocida, la actitud de esa inmensa mayoría de venezolanos que aman i defienden al proceso Revolucionario Socialista i a ese gran líder que es el presidente Hugo Chávez Frías? Lo único que a mi juicio tiene fallas, es en difundir los innegables logros que Venezuela ha tenido en esta década de progreso, construcción de trenes, metros i hasta un satélite o las instituciones que garantizan la alimentación del pueblo como Merca o Pedeval, siendo el propio presidente Chávez, quien se ha constituido en el principal vocero. De modo que, pese a la Tragedia de Vargas, el Golpe de Estado, el Sabotaje Petrolero, las Guarimbas, Traiciones i Saltos de talanqueras, i la Constante Conspiración bendita por la deplorable Conferencia Episcopal Venezolana, ha hecho perder millones de millones de dólares al país (porque lamentablemente todavía calculamos así) i algo más valioso todavía i que es irrecuperable: el tiempo. Imaginemos cuánto sería el progreso de la patria en todos los aspectos de la vida civilizada, sin esta historia protagonizada por una oposición irracional, sin proyectos de país i sin líderes. Carencia absoluta. Por eso, las pocas cabezas que asoman en el basurero político, serán barridas en las elecciones parlamentarias de septiembre. La discordia interna es lo que los tiene peor, como una espada de Damocles sobre sus cabezas, i los bolivarianos con la espada del Libertador, recorriendo la América o el mundo. Por eso, parodiando a Antonio Machado i cambiando el gentilicio de los conspiradores, podemos recitar:

Venezolanito  que vienes

al mundo te guarde Dios,

Una de las dos espadas

 ha de helarte el corazón

robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1550 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a102311.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO