Goicoechea y el “Milton Friedman”: Un Premio a la Insensatez

El “segundo aire” opositor conseguido gracias el súbito emerger de un grupo de estudiantes identificados con su causa, marcó sin duda el inicio de un nuevo capitulo de la Revolución Bolivariana. De todos los nuevos rostros del atomizado universo opositor, no cabe duda alguna que el de Yon Goicoechea, es el del más genuino representante del perfil promedio y típico de la reacción contra-bolivariana que encarna una mentalidad de “burguesía miope” que se niega a sí misma y niega la existencia del otro como factor de la nueva realidad política. En su discurso, en su actuar y en su constitución conductual y psíquica trasluce toda la insensatez y testarudez de un movimiento opositor que no reconoce el contexto que le condiciona.

Tal como han reseñado los distintos medios de comunicación, el CATO Institute anunció la IV entrega del Premio “Milton Friedman” a Yon Goicoechea por méritos en la lucha en el avance de la Libertad en el mundo, que consta de 500 mil dólares en efectivo. Pero es importante contextualizar la noticia que deliberamente ha sido sintetizada como un mero “reconocimiento” a un supuesto “luchador de la libertad”, sin decirle a la gente quién realmente otorga este premio, qué significa, a quién honra y el cómo este acto viene a ser una bofetada más a la inteligencia de un pueblo que decidió ser libre por encima de los dictados y apetitos foráneos

¿Que es el CATO Institute?:

El CATO Institute es uno de los espacios por excelencia en Washington para la promoción de las Políticas de Libre Mercado, gobierno limitado y lucha contra todo tipo de regulación que obstaculice la libre empresa, en la creencia que solamente el capital y la vocación individual son los motores del desarrollo de las sociedades. El CATO ha apoyado entre otras cosas, la Privatización de la Seguridad Social en Estados Unidos, y la no aprobación de regulaciones ambientales que buscan minimizar los efectos del calentamiento global, argumentando que estas violan el derecho de la libre empresa.

El Cato Institute ha tratado de presentarse como una institución de corte liberal, sin embargo sus posturas y su praxis se acerca más a la de sectores ultra conservadores del Partido Republicano. Es del conocimiento público, el hecho que durante la década de los ochenta con el auge de la llamada "Revolución Conservadora" del Partido Republicano, el CATO impulsó, apoyo y asesoró la aplicación de las políticas económicas conocidas como “Reganomicss”, convirtiéndose en un bastión del incipiente Neoliberalismo de la era Reagan-Bush padre. Obviamente, este Instituto respaldo y aupó la ola de ajustes neoliberales impulsado a finales de los ochenta y principios de los noventa en América Latina en el marco del “Consenso de Washington”, que trajo como consecuencia el descalabro social más profundo y doloroso que haya conocido la región y que en nuestro país tuvo su clímax con el “Caracazo” en 1989.

Otro punto sobre el CATO es quién lo financia. En Estados Unidos este tipo de organismos vive de las donaciones y aportes. Por lo regular quienes aportan lo hacen porque siente que la institución les representa y actúa en función de sus intereses e ideas. Muchos de los estudios realizados por el CATO han sido severamente cuestionado en su imparcialidad, ello debido a que varios de los mentores económicos de la organización representan poderosos intereses económicos y aborrecen toda autoridad de control social y público. Entre la lista de benefactores del CATO instituto es importante destacar a empresas como la tabacalera Phillip Morris, la Aseguradora American International Group y la Petrolera ExxonMobil.


El Premio: Un Hombre llamado Milton Friedman:

No deja de ser asombroso y risible oír a un eufórico Goicochea dedicarle a la juventud venezolana un Premio sinónimo de despotismo, hambre, miseria y saqueo de nuestra Patria. Dudo que “Goico” sepa quien fue realmente el “nobel” economista Milton Friedman, del cual lleva el nombre su premio. Ideólogo y mentor de los famosos “Chicago Boys”, recordado por sus posiciones a favor de la expansión de las ideas de liberales de libre Mercado, libre comercio, libre empresa y del Estado no interventor, Padre del Neoliberalismo, credo del Mercado y del auge del Capitalismo sin fronteras. Evidentemente el “Goico” no sabe que es el Neoliberalismo y que ocurrió en este país con el paquete neoliberal. Pues mucho menos ha de saber, que Friedman fue uno de los principales asesores económicos de la sangrienta dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile y que impulsó el concepto del “Shock” como herramienta de aplicación de medidas económicas liberales en los países en desarrollo. (Ver Naomí Klain. La Doctrina Shock).

El premio Milton Friedman es concedido a individualidades de forma bianual desde 2002. Desde entonces ha recaído en personalidades con un perfil homogéneo, hombres vinculados a la Academia y al quehacer político, pero en especial dedicados al estudio de la Economía, con basta experiencia en gestión publica y en asesoría de programas económicos de corte neoliberal. En la Edición 2002: Peter Thomas Bauer (Reino Unido); Edición 2004: Hernando de Soto (Perú); Edición 2006: Mart Laar (Estonia). Los anteriores galardonados, exhiben una trayectoria radicalmente distinta a la de Yon Goicoechea, siendo éstos personalidades provenientes del mundo de la academia, enfocados en el tema económico y algunos con larga experiencia en la conducción de asuntos públicos. En este sentido, el premio del 2008 desencaja totalmente con el perfil tradicional de la selección y pone al descubierto las consideraciones de tipo político en la selección de Goicoechea y los poderosos intereses que están detrás de este apoyo financiero y mediático. Sin embargo hay que reconocer que los tres anteriores premiados comparte con Goicochea un punto común: Su fe ciega en el Neoliberalismo salvaje con doctrina salvadora.

Este Evento ha dejado al desnudo la compleja trama de apoyo financiero internacional directo y abierto a la oposición venezolana por parte de poderosos intereses corporativos, que han colocado como “mampara” a un sector del estudiantado venezolano. Un liderazgo fabricado a punta de “control remoto” que cada vez luce más decaído, sin poder de convocatoria y que vive actualmente severas disputas a lo interno. Por otra parte, con esta jugada la oposición radical trata de salvar su última carta al resaltar y sobredimensionar una figura nueva y fresca pero con sabor a pasado.


Mi Mensaje al Premiado:

Yon Goicochea al aceptar este premio, acepta con él, un pesado fardo, al alinearse con la más nefasta y reaccionaria Doctrina que haya conocido este continente y se define ideológicamente con un fiel seguidor del credo neoliberal, pero además retrata el carácter artificial de un movimiento estudiantil, que en su discurso parece más una brigada de choque de la juventud hitleriana que una convención estudiantil del mayo francés. Solamente espero que Yon Goicoechea tenga la valentía de asumir su posición política y defenderla, y que cuando reciba este infame premio en el exclusivo y lujoso Hotel Waldorf-Astoria en Nueva York, sepa que con este acto esta burlándose de todo un pueblo que pago con sangre los devaneos intelectuales de un economista llamado Milton Friedman.

Robison Zapata

zapatarobinson@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6511 veces.



Robinson Zapata


Visite el perfil de Robinson Zapata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición