La angustiante vida de los venezolanos en el exterior

De verdad que abordar el tema de los venezolanos que actualmente viven en el exterior no deja de ser angustiante. Muchos de ellos, sin medir las consecuencias y amparados en el deseo de querer mejorar sus condiciones de vida, y por ende el de sus familiares, agarraron sus cuatro trapos y fue así como decidieron partir del país, tras la búsqueda de una ilusión, de un sueño, que con el tiempo se ha ido esfumando.

En lo personal entendemos que los jóvenes venezolanos les asiste toda la razón de querer darle un giro a sus vidas, pues desde que tienen uso de razón solo han visto en el país, en estos últimos 20 años, una diatriba, un tome y dame, por demás estéril, entre quienes apoyan al gobierno y quienes apoyan a la oposición.

Desde luego esta situación, aunado a los factores externos y a los intereses del imperio en nuestro país, ha hecho que la vida de los venezolanos cada día sea más difícil de sobrellevar, de allí que los más jóvenes, en un gesto de gallardía y valentía, decidieron una mañana cualquiera abandonar al país.

La cruda realidad, una vez instalados en otras naciones, como es el caso de Colombia, Chile, Perú y Ecuador, incluyendo también a los propios Estados Unidos, les ha demostrado que el cuento no es como se lo pintaron quienes los animaron a salir de Venezuela.

Muchos de estos jóvenes que dejaron atrás a sus seres queridos, ni se imaginaron que las cosas bellas que le pintaron antes de partir no las han encontrado en ninguna de esas naciones a menos que no sea tener que trabajar duramente, hasta más de 12 horas diarias, para poder pagar una habitación en donde medio viven, y así tener la ocasión de ahorrar también algún dinero para hacérselos llegar a sus amados familiares.

Es evidente que estos venezolanos, con poca malicia, hoy se están dando cuenta que las cosas en esas naciones es mucho más difícil afrontarlas, que si se hubiesen quedado aquí en Venezuela, más si se entiende que la crisis que afecta al país es claramente inducida, como lo ha venido demostrando el propio imperio, a través de las sanciones y el bloqueo que se le ha impuesto a la nación.

Lo triste de todo esto son los momentos amargos y angustiantes que están viviendo también los jóvenes venezolanos que están fuera de su territorio tras la llegada de la pandemia del coronavirus.

Muchos de ellos, presagiando lo que venía, lograron regresar bien por cuenta propia, o por la ayuda que ha dispensado el gobierno para que retornen a sus respectivos hogares, sin mayores esfuerzos.

No obstante para aquellos que se quedaron, bien porque no tenían los medios para regresar, o porque la cuarentena que aplicaron igualmente esos países los agarró imprevistamente, hoy están viviendo todo un infierno, por cuanto la mayoría se ha quedado sin trabajo, pero además sin dinero para poder cubrir los costos de un hotel, o el de una habitación en una casa cualquiera o los gastos de alimentación.

En el caso de Ecuador la situación con el Covid-19 es aterradora. Demás esta recordar que el número de muertos en ese país es tan elevado,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2076 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas