La Justicia siempre es patronal en FUNDIMECA

La Jueza, miembro del PSUV según ella mismo lo dijo, Mauricia María González Valle (1) cumple su trabajo de imponer la ley cuando es el patrono de FUNDIMECA (FM) quien reclama, lo demás no importa.

Para esto vino con todo los hierros, puede ser que estaba esmerándose en realizar su trabajo sin importarle llevarse a quien sea en su objetivo. Pudo haber ocurrido un hecho lamentable y trágico ante la defensa tenaz de los trabajadores en contra del atropello judicial y su arremetida por defender la propiedad privada de los medios de producción y su patente para humillar, vejar y perjudicar a los trabajadores.

En horas de la tarde del Jueves 03 de Julio, la banda patronal dirigida por la Jueza María, rompieron una cadena y entraron por un portón al patio externo, o estacionamiento de la empresa Fundimeca asediando la cerca donde se defendían los trabajadores. La banda estaba formada por la Jueza, los abogados de la empresa, la policía de Carabobo y la policía de la Alcaldía, unos matones del patrón y unos alguaciles del juzgado. Venían con el fin de recuperar para el patrón, la empresa con todo y su ley. La Jueza no esperaba la resistencia de las trabajadoras y el apoyo de algunos compañeros de sindicatos solidarios que firmemente formaron una barrera para impedir el paso de los representantes de la ley y su objetivo de hacerla cumplir para satisfacción del patrono, pero no bastó con la ayuda de sus secuaces en actitud provocadora. La resistencia fue tenaz, muchos momentos fueron críticos por las provocaciones, empujones, insultos, ordenes de parte de la ley. Sin embargo no les respondimos como ellos buscaban.

Contrasta esta situación de los representantes de la ley a la de pocos días antes cuando, con la presencia de la inspectora del trabajo, se vino a hacer cumplir el reenganche emanado de una providencia del ministerio del trabajo. La ley simplemente fue burlada por el patrón. O cuando realizaron el atentado disparándole a la compañera Gloría Palomino. Hasta hoy no se realiza investigación alguna ni hay resultados de averiguaciones judiciales.

La Jueza actuó en nombre de la ley, de su lógica, de sus argumentos, resteándose para cumplir los requerimientos de los patronos, inclusive ante la sorpresa por los argumentos de los trabajadores exigiendo la ley del reenganche. Con su decisión, su valentía, su arrojo, su firmeza, sobre todo de las compañeras trabajadoras que se encontraban allí, la Jueza en momentos perdió los estribos y amenazó, insultó, agredió verbalmente a los trabajadores. No podía ser de otra manera su compromiso extra con los patronos quienes la trajeron y también se la llevaron. Con su defensa del patrono y de la propiedad privada, era muy grande su empeño en imponerse en contra de los trabajadores. El terrorismo se comenzó a aplicar. Podíamos ser filmados como les daba la gana pero no admitían por parte nuestra siquiera foto alguna desde los celulares, tanto así que ordenó a un policía que le arrebatara el celular a una compañera porque esta osó tomarle una foto.

Ante el arrebato de la cizalla de las manos de un matón traído por la Jueza por una compañera trabajadora, exigió su devolución, despotricó de los trabajadores, y casi lloró por la perdida de ese “bien público” como era esa herramienta para arremeter contra los trabajadores. Fue notable la agilidad de esta misma compañera, ante un descuido del policía, que también lograse recuperar el celular arrebatado antes.

La defensa fue tenaz por parte de los trabajadores, indistintamente las mujeres de la planta como compañeros representantes de los sindicatos que apoyan a las compañeras de FM.

Luego de muchos forcejeos, a la llegada de la coordinadora del trabajo y la jefa de Valencia que intercedieron en defensa de los trabajadores, cambió un poco el panorama. En todo momento se aclaró como punto de honor el reenganche de las trabajadoras. Luego algo mas tarde llegó el presidente del Concejo Municipal, Augusto Martínez, más un Concejal, y !OH SORPRESA¡, la Jueza resultó “camarada del PSUV”. Lo que pasaba, explicó en voz baja, era que tenia que cumplir con su trabajito. Al final levantó un acta de compromiso con una tregua que el patrón deberá acatar para, nos imaginamos, continuar con las arremetidas contra los trabajadores posteriormente.

Algo más que nos enteramos es que el patrón está en la lista de los dólares por CADIVI para seguir ejerciendo su papel de déspota y explotador.

En un principio para acordar el Acta de compromiso entre las partes, la Jueza sólo planteaba las condiciones que querían los tres abogados de la empresa y nada de las de los trabajadores. Fue palpable, para cuidar su cambur, el aparente cambio de condiciones para escribir el acta cuando llegó el presidente del consejo municipal y un concejal, miembros del PSUV también. Quizás sacó la cuenta: mi compromiso con los abogados de la empresa o mi puesto en el gobierno, y decidió recular un poco. Hasta tuvo una pequeña diferencia con quien la empleo para este trabajo.

(*)Opción Obrera
www.opcionobrera.org
info@opcionobrera.org

(1) Nota tomada de la web.
http://carabobo.tsj.gov.ve/jueces.asp?id=007&id2=&juez=846
Juez Tercero Ejecutor de Medidas de los Municipios Valencia, Libertador, Los Guayos, Naguanagua, San Diego y Carlos Arvelo, de la Circunscripción Judicial del Estado Carabobo.
Asociaciones a las que pertenece:
- Federación Venezolana de Tiros. Inicio: 30 de Junio de 1.988.
- Colegio de Abogados del Distrito Federal. Inscrita bajo el Nº: 24.201.Fecha: 23 de Mayo de 1.991.
- Instituto de Previsión del Abogado. Inscrita bajo el Nº: 40.420.Fecha: 23 de Mayo de 1.991.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2304 veces.



Roberto Yépez


Visite el perfil de Roberto Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: