Suramericana de Soplados fue cerrada por el patrono

cierre intempestivo por parte del patrono de Suramericana de Soplados, en la zona industrial Paraparal en Los Guayos, estado Carabobo.

Suramericana de Soplados es una trasnacional de capital yanqui y brasileño que fabrica tanques de gasolina como autopartista de las ensambladoras de vehículos. Con la crisis económica que vive el país la empresa atentó primero con los trabajadores suspendiendo sus actividades durante dos meses por decisión de la Inspectoría de Guacara, y desde que reiniciaron sus actividades el patrono se dio a la tarea de obligar a renunciar a sus trabajadores con cajitas felices bien pobres anunciándoles que su intención era cerrar definitivamente. Sin embargo hoy obvió todo el procedimiento legal establecido cerrando intempestivamente la empresa a lo que sus trabajadores en correspondencia no les ha quedado otra que tomarla para garantizar la estabilidad de los puestos de trabajo e impedir su vaciamiento.

El caso de Suramericana de Soplados es muy similar al de CLOROX cuando el lunes pasado sus trabajadores se consiguieron en la misma situación para terminar haciendo la misma acción de toma de sus dos plantas de Santa Lucía y Guacara, lo cual condujo a la intervención de la empresa por parte del Ejecutivo Nacional, el congelamiento de sus cuentas bancarias y el impedimento de enajenar los bienes por parte de sus propietarios capitalistas.

En el caso de Suramericana de Soplados se da adicionalmente el hecho que como empresa de autopartes, las ensambladoras que requerían de sus productos terminados al parecer están instalando líneas de producción donde el tanque plástico lo traerían importado desde Brasil o Argentina, donde se encuentran plantas similares de Suramericana de Soplados de mayor envergadura.

Suramericana de Soplados fabrica los tanques plásticos de gasolina de varios modelos de los vehículos de pasajeros ensamblados en el país. Su proceso incluye desde el "soplado" de las burbujas que tendrán la forma del tanque como la instalación de la bomba y tuberías de conexión final. La materia prima es esencialmente importada o suministrada parcialmente por las ensambladoras como la bomba, mientras el resto es obtenido por producción nacional de otras empresas.

El cierre de Suramericana de Soplados complica aun más la crítica situación del ensamblaje de vehículos en el país como consecuencia de la contracción económica y la escasez de divisas, que, peor aun, echa a la calle a miles de trabajadores de las empresas de autopartes como si la crisis la tuvieran que pagar ellos y no los empresarios capitalistas que la causaron.

Desde nuestras web de Opción Obrera hemos venido difundiendo la crítica situación de los trabajadores de Suramericana de Soplados, todo ello en esencia ante la discusión del nuevo contrato colectivo que debió haber comenzado su discusión en septiembre de este año. Para mayor información les invitamos a leer con más detalle lo que hemos publicado desde el siguiente enlace: http://opcion-obrera.blogspot.com/search/label/Suramericana%20de%20Soplados

Roberto Yépez
Opción Obrera

 
 


WP_001708.jpg




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1757 veces.



Roberto Yépez


Visite el perfil de Roberto Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: