A los trabajadores de SIDOR que sacaron a patadas a los burócratas sindicales en el portón 3

El pasado lunes 15 de mayo se supo sobre un episodio suscitado en el Portón 3 de SIDOR en el que los trabajadores de la empresa nombrada sacaron literalmente a patadas a unos burócratas de la llamada Central Socialista Bolivariana de Trabajadores (CSBT) cuando intentaban realizar un acto de su acostumbrado proselitismo. (Ver video al final del artículo)

Por Twitter, por Whattsap, por Telegram, por Facebook … por todas partes corrían y llegaban los videos e imágenes del relevante hecho, que refleja el genuino hartazgo de los trabajadores de base sidoristas, pero que obviamente empalma con el sentir de la absoluta mayoría de la clase trabajadora.

Entonces es imperiosamente necesario compartir algunas consideraciones, en primera instancia dirigidas a los trabajadores sidoristas, pero también al resto de las trabajadoras y trabajadores a nivel nacional.

¡Basta de burocracias sindicales/políticas! Y más democracia obrera

Más democracia obrera porque lo que hicieron, al correr a los burócratas sindicaleros de la CSBT, fue un ejercicio de demostración de fuerza colectiva y por la base, todos al compás de gritos o el realce de consignas que articulan demandas anidadas en el seno de la clase trabajadora: ¡Fuera! ¡Ladrones! ¡Nos robaron el salario! Puede escucharse perfectamente lo que les proferían los trabajadores a los burócratas.

Y más democracia obrera porque dicha acción debería tener correspondencia con mayor cualidad de parte de los mismos compañeros y no que quede solo como algo meramente reactivo. El protagonismo que puede notarse para encarar y sacar a los burócratas hay que demostrarlo también en pasos siguientes que apunten a organizar ese hartazgo y darle perspectiva de mayor lucha y movilización.

Hay que recuperar las asambleas obreras para discutir un plan de lucha que en lo inmediato aglutine a las trabajadoras y trabajadores de SIDOR y que además sea capaz de colocar ese conflicto en la calle con una dirección escogida y reconocida entre todos para evitar el oportunismo de operadores políticos que actúan en el seno de nuestras luchas pero que se mueven y proponen líneas de acción que llevan a otros intereses patronales. De esto hay ejemplos de sobra.

No solo están los burócratas de la CSBT. Hay muchos más

Hay muchos más porque no hay una sola cúpula y no hay un solo patrón. Es cierto, por ejemplo, que el Memorándum 2792 lo firmaron los sindicaleros de más peso en la CSBT, pero igual de real es el hecho de que el sector privado se agarró de dicho nefasto documento y lo ha aplicado hasta la saciedad contra sus trabajadores. Si no, que se lo preguntan a los de La Polar, La Regional, Plumrose, solo por citar brevemente algunos ejemplos.

Y el sector privado y los empresarios en general tienen sus expresiones políticas en la llamada "oposición clásica" que, obviamente cuentan con sus propias burocracias sindicales, tan nocivas para nuestros intereses como trabajadores al igual que la CSBT. Y el papel de éstos últimos se puede balancear en conflictos recientes como el del sector docente, cuya base se movilizó durante meses empezando el presente año, y se fue difuminando en la medida que esas burocracias solo aprovechaban la movilización para ir posicionando a "sus figuras" a través de los medios de comunicación (a los que les pagan y se los ponen a disposición sus partidos políticos patronales). Lo hacen para futuras pretensiones electorales, pero frente a las maestras y trabajadores del sector educación en general han sido incapaces de hacer asambleas (asambleas de verdad, no parapetos como hacen algunos) o de discutir unitariamente un plan de lucha con consignas claras, ni nada por el estilo.

De tal manera que el rechazo a las burocracias sindicales tiene que ser con un enfoque clasista y con total independencia política tanto de las cúpulas gobierno/oposición patronal, por igual, tanto del patrón público como del privado. El gobierno capitalista de Maduro nos eliminó el salario y a la vez nos puso en bandeja como mano de obra semi-esclava para los empresarios y transnacionales. Si no, vean cómo está de satisfecha y contenta FEDECAMARAS con las medidas gubernamentales.

La necesidad de articular con trabajadoras y trabajadores de todos los sectores

La magnitud de la situación y de crisis que nos han impuesto a los trabajadores y demás sectores empobrecidos no admite lugar a dudas ante la necesidad de lograr la mayor articulación posible en base a consignas y demandas comunes. El grito de los sidoristas: Nos robaron el salario", no es otra cosa más que la evidencia de lo que es sobrevivir en un país a"Salario cero", y rapazmente "bonificados", cada vez más sumergidos en mayores calamidades.

El pasado primero de mayo en Guayana, mientras el gobierno y sus burócratas estuvieron ausentes en la calle, algunos burócratas vinculados a partidos políticos de la oposición patronal hicieron un escuálido evento, pero, por otro lado se pudo ver, concentrados frente a la CVG, a una congregación de trabajadores de empresas como la misma SIDOR, FERROMINERA, Masisa, entre otras, que se habían aglutinado al compás del llamado: "Hacemos un Primero de Mayo Propio de los Trabajadores, Sin Patrón Público Ni Privado".

Por ahí es la ruta, por supuesto con mayor organización, mayor preparación y creando las condiciones para construir unitariamente el programa de lucha al servicio de todos los trabajadores en Guayana, y que sea reflejo para el resto de nuestra clase toda. Hay que arrancarle definitivamente el emblemático Portón 3 a los burócratas y recuperarlo para el ejercicio deliberativo y asambleario de los trabajadores sidoristas y con ello para el encuentro con compañeros de otras empresas.

La lucha por un salario que como mínimo cubra el costo de la Canasta Básica (Art. 91 de La CRBV), la lucha contra la corrupción, la lucha por la libertad de las trabajadoras y trabajadores presos por luchar o por denunciar hechos de corrupción, la lucha por la reincorporación de los trabajadores no requeridos o suspendidos, o la lucha por la realización de elecciones sindicales libres y sin ningún tipo de trabas, son demandas que, incorporadas a ese plan de lucha necesario, tienen la potencialidad de convocar a compañeros trabajadores tanto del sector público como del privado.

Es urgente ponernos en estas tareas y, lo que sucedió en el Portón 3 de SIDOR debe servirnos de catalizador para enrumbar definitivamente la vía clasista y democrática que nos ponga en el terreno en el que no quieren que estemos nunca los patronos. Es la vía hacia la recuperación del tejido social, del contacto directo y democrático entre los trabajadores, para revertir los niveles de disgregación y desorganización a que nos han llevado.

¡Fuera las burocracias sindicales, todas!

¡Que viva el acto de los trabajadores de SIDOR el 15/05/2023!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1456 veces.



Gustavo Martínez Rubio

Militante de Marea Socialista y de La Liga Internacional Socialista (LIS).

 gmartinez2109@gmail.com      @gmartinezru1978

Visite el perfil de Gustavo Martínez Rubio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: